Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Luego de un 2022 de números sorprendentes, la premiumización se sostiene en el sector de las bebidas alcohólicas pero hay señales de que ese crecimiento está comenzando a desacelerarse dice un informe del IWSR. Mientras el Covid vuelve a rondar, algunos sectores están en alerta y puede afectar las ventas.

En la primera mitad de 2022, el crecimiento del valor de las bebidas alcohólicas alcanzó máximos históricos, impulsado por una combinación de demanda reprimida posterior a la pandemia y aumentos de precios”, dice el informe del IWSR, aunque una encuesta de consumidores también realizada por IWSR encontró que la confianza del consumidor está comenzando a disminuir en varios mercados.

Los volúmenes totales de bebidas alcohólicas aún no han alcanzado los niveles previos a la pandemia en los 20 mercados principales, aunque en los mismos mercados la banda premium y superior creció un 7 % en el primer semestre de 2022, en comparación con 2019.

Esto es más bajo que el crecimiento del 18% observado el año pasado, que se atribuyó al “rebote pospandémico” que se pudo ver cuando los bloqueos se relajaron a principios de 2021.

Los consumidores siguen muy cómodos con el hábito de tomar un buen trago en casa y en ese sentido hay que rescatar que ahora en casa se beb un poco menos pero ahora se eligen productos premium de mejor calidad.

Para sorpresa de algunos que aún no se acostumbran al consumo de tequila, es bueno tener en cuenta que es la espirituosa de moda y la que impulsa el crecimiento de las bebidas espirituosas premium y superiores en el primer semestre de 2022, mientras que el vino espumoso premium+ ha superado al mercado más amplio de vinos premium+, y el champán y el prosecco también disfrutan de una mejora generalizada.

El director de estrategia de IWSR, Brandy Rand, señaló: “Lo que vemos en las bebidas espirituosas es que el crecimiento es relativamente amplio en categorías como ginebra, ron, whisky escocés de malta, whisky estadounidense e irlandés, aunque un impulsor absolutamente clave es la categoría de agave”.

Más allá de las maravillosas noticias para la industria en general, es bueno tener en cuenta -y en algunos segmentos, alertas- que la confianza del consumidor se ha visto sacudida por la creciente crisis del costo de vida, particularmente en Europa y en el Reino Unido, donde los consumidores están especialmente preocupados por la guerra, el invierno, los costos de la energía y en algunos países por los desaciertos de los líderes políticos.

En el Reino Unido particularmente, mientras que la industria esperaba que el nuevo Primer Ministro diera buenas noticias con medidas de alivio para el sector -nada de eso pasó por ahora-, el IWSR dice que hay signos de una disminución en el gasto neto en “la mayoría de las categorías dentro de las bandas de precios superiores e inferiores”.

La directora de operaciones de IWSR, Emily Neill, agregó que “lo que estamos comenzando a ver ahora son signos de cierta desaceleración -en la primarización-, particularmente en nuestros datos de consumo, que tiende a ser un indicador temprano de las tendencias por venir”.

Claro, en mientras en Europa se nota cierto pesimismo, en la región APAC se nota cierto optimismo, como en el caso de los consumidores en India y China que se muestran mucho más positivos sobre la vida y las finanzas. 

El panorama en los EE.UU. es más irregular y, aunque los consumidores estadounidenses siguen siendo relativamente positivos en general, se están volviendo cada vez más cautelosos. Esto es especialmente evidente en los grupos de ingresos medios a bajos.

Los datos de consumo de IWSR muestran signos de reducción y cambio de categoría, con consumidores que se alejan principalmente de las bebidas de gran volumen y menor valor, como el vino y la cerveza, y pasan a categorías de menor volumen y mayor valor, como el whisky, el tequila, la ginebra y el coñac.

Un dato para tener en cuenta, en especial a los ue diseñan productos y experiencias, el aumento del costo de vida hará que los consumidores regresen cada vez más al consumo en el hogar; el on-trade deberá centrarse en ofrecer experiencias para poder competir. 

Las ventas de alcohol en línea seguirán creciendo, aunque a un ritmo más moderado tras el impulso de los confinamientos por la pandemia (+34 % de crecimiento del valor en comercio electrónico, 2021-26, en mercados clave). Esto sigue al crecimiento del valor del comercio electrónico de alcohol de +12% en 2019 y casi +43% en 2020 durante el apogeo de la pandemia.


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + 12 =