Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

El domingo 27 por la noche la única estrella que estará en todas las mesas de la industria del cine será el famoso champagne rosado producido en la finca francesa Château Miraval que controla el actor Brad Pitt -y sus asociados Perrin y Peters- y su sorpresivo socio, el magnate ruso, Yuri Shefler.

“Pitt, Perrin y Peters. 3Ps, tres almas, tres sensibilidades y tres deseos ardientes de crear lo inolvidable. La artesanía, la pasión y la creatividad se entrelazan en la búsqueda de la belleza y lo inesperado” así se presentan los hacedores del “Fleur de Miraval ER2”.

Una exclusiva joya de la vitivinicultura francesa, la que podrán beber y apreciar todos los participantes de la 94ª edición de los Premios Oscars en el Dolby Theatre de Los Ángeles (California), así como durante el Governors Ball, la fiesta posterior de la Academia, y en otros eventos relacionados con los Oscar en Los Ángeles, Nueva York y Londres.

Un lanzamiento de lujo que solo se pueden permitir las casas de Champagne que se asocian con grandes estrellas del cine, la música y el deporte.

No es un champagne cualquiera y su exclusividad nada tiene que ver con que uno de los dueños de la histórica finca de la Región de Champagne sea el actor Brad Pitt y otro el multimillonario ruso Yuri Shefler, el mismo al que Angelina Jolie le vendió sus acciones luego de iniciar los trámites de divorcio de Pitt.

Vale seguir dejando claro otros tantos. El Fleur de Miraval ER2 es reconocido como uno de los mejores champagnes del mundo por el que se paga 390 dólares (355 euros) la botella, una auténtica bebida de lujo hecha a base de uvas Chardonnay y Pinot Noir de la cada día más y más apreciada Región de Champagne.

Château de Miraval es la única casa de Champagne dedicada en exclusiva a la elaboración champagne rosado, fue fundada en 1919, ocupa 20 hectáreas que incluye 16 hectáreas de viñedos Grand Cru alrededor de Le Mesnil-sur-Oger -la región del mejor chardonnay del mundo- y está dirigida por un miembro de la familia Rodolphe Péters, los mismos de la casa Pierre Péters.

Más allá de la historia y los pergaminos de los que lo hacen, más allá de la historia de la famosa finca ¿qué tiene este champagne rosado que lo hace tan especial?

“Fleur de Miraval es la culminación de cinco años de trabajo, investigación y degustación, realizados en el más absoluto secreto”, dice Rodolphe Péters que además dirige la finca de 50 hectáreas de su familia.

Un champagne rosado exclusivo

Sobre la finca, el terroir y sus viticultores ya se dijo algo. En el turno del producto vale empezar por lo más simple: las siglas ER que pueden verse en la botella, la “E” de Exclusively y “R” de Rosé.

Este es un champagne que, tras el éxito cosechado en su primera edición (ER1), estrena su segundo lanzamiento (ER2) generando una expectativa aún mayor ya que se trata de una versión más refinada, caracterizada por la intensidad de los Grand Crus de la Côte des Blancs y la complejidad de su solera, que ha sorprendido a Pitt y a los enólogos.

Por su parte, el actor -se volvió un apasionado y le dedica mucho tiempo a la finca- asegura que “el año pasado quedé impresionado por el éxito de Fleur de Miraval ER1. Con ER2, hemos traspasado los límites y hemos llevado la calidad a un nivel superior”.

La idea de Fleur de Miraval surgió de la asociación de dos familias, Pitt y Perrin, que ya unieron el mundo del vino y el de las artes con su Côtes de Provence Rosé en 2012; y un tercer apellido, Péters, cuyas raíces en la Región de Champagne se remontan a seis generaciones. Único y exclusivo, este champagne presume de fusionar la imaginación sin límites y sin restricciones de los tres socios, de su afán revolucionario y sorprendente.

El Fleur de Miraval ER2 pretende traspasar de nuevo los límites del arte del rosado en Champagne. Es, más que nunca, una celebración de su nombre, con un extraordinario bouquet de flores secas, donde rosas y peonías se entremezclan con delicadeza, y notas a flores blancas como el espino, la madreselva, la acacia y la flor de tilo, terminan de completar una composición floral única, que ya se ha convertido en la firma de la casa.

La verdadera estrella de la noche de la 94ª edición de los Premios Oscars en el Dolby Theatre de Los Ángeles.

Esta segunda edición está elaborada con un 75% de uvas chardonnay de diferentes añadas y se beneficia de la riqueza de la cosecha de 2012 y el equilibrio de la cosecha de 2014, que ocupan un lugar privilegiado en el corazón de una solera intensificada. El 25% restante de uvas pinot noir jóvenes procedentes de las terrazas del terroir de Vertus -una suave elevación de la viña que está a 350 msnm.- que potencia la delicada expresión mineral, salina y yodada de la chardonnay e intensifica el carácter aromático del vino.

El color de Fleur de Miraval ER2 y ese brillo especialmente elegante que lo caracteriza, se debe a la maestría de la familia Perrin con los rosados provenzales, y es el resultado de una sutil extracción mediante infusión. Una crianza sobre lías en la oscuridad de las bodegas de esta maison durante tres años, acaba de perfilar la densidad, el equilibrio y la persistencia de este champán Extra Brut procedente de parcelas nobles y vinificado por la mano experta de la familia Peters.

“Al ser la única casa de Champagne dedicada exclusivamente al rosado, cada edición de Fleur de Miraval es una búsqueda constante de belleza y un deseo de crear un espacio para todas las posibilidades” dice el orgullos Pitt que en la noche de los Oscars será uno de los tipos más felices aunque no esté nominado a ningún premio más que el del orgulloso viticultor que puso el vino en la mesa.


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × uno =