Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Mientras Martín Hinojosa continúa su campaña para Gobernador de Mendoza, el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) que preside, reconoce el área pegada a la cordillera de El Peral, en Tupungato, como nueva Indicación Geográfica (IG) con el objeto de dar más valor a la histórica zona y a su terroir.

A diferencia de los países europeos, Argentina cuenta con una legislación muy simple a la hora de indicar el origen de sus vinos. Enmarcado en una ley sancionada en 1999, el sistema contempla tres categorías: Indicación de Procedencia (IP), Indicación Geográfica (IG) y Denominación de Origen Controlado (DOC). Según Wines of Argentina, “las IG son un paso necesario para las DOC, corazón del sistema en el Viejo Mundo”.

El pasado miércoles 25 de enero, en el Boletín Oficial de la República Argentina se anunció en la resolución  1/2022 del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) la aprobación del reconocimiento que había solicitado hace tres años una de las compañías vitivinícolas más importantes del país, Chandon Argentina. Ya van más de 100 y seguramente seguiremos contando a lo largo de este año.

Chandon Argentina es el productor más importante de la zona de El Peral. Posee dos fincas donde produce principalmente Chardonnay y Pinot Noir -la base de sus espumantes-, y en menor medida Malbec. 

La iniciativa de la empresa de capitales franceses data del 2019, cuando  Chandon Argentina comenzó a trabajar en este proyecto de valorizar la zona de El Peral a través del reconocimiento como IG para que sea destacada por su tipicidad y originalidad.

El objetivo primario fue que se registrase, reconociera y protegiese un distrito histórico como el área El Peral como Indicación Geográfica (IG), una de las zonas vitivinícolas perteneciente al departamento de Tupungato en el Valle de Uco en la provincia de Mendoza.

En esos días, realizaron una convocatoria a otros productores de la zona como Las Estelas, Oíd Mortal, Michelini i Mufato que ponen foco en la zona, además de otras tantas que adquieren su uva para contarles de la iniciativa y para organizar el trabajo previo que se debe realizar para poder presentar los documentos que avalaran este pedido y así respaldar las aptitudes enológicas, climatológicas y de terroir.

Luego de dos años de iniciada la movilización de voluntades -en el medio hubo una pandemia-, en el 2021, más precisamente en el mes de octubre se realizó la solicitud ante el INV que preside el actual candidato a gobernador de Mendoza, Martín Hinojosa. En esos días se presentó un informe técnico, un estudio sobre el clima del lugar y otros documentos.

En 1995 llegó a El Peral donde posee la finca Caicayén (1.250 msnm). Unos años después adquirió la finca Cepas del Plata (1.550 msnm) y en 2006 plantaron sus primeros viñedos. De reconocida calidad, de allí surgen sus reconocidos espumosos elegantes y complejos que sse consumen en todo el mundo.

Sonzogni, Jefe de Viñedos de Chandon Argentina, comentaba que se hizo un trabajo de campo con la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Cuyo y se llevó a cabo una investigación para recabar información meteorológica de una serie de 10 años para poder tener la caracterización climática del lugar.

“Dentro del proceso, tuvimos algunas dificultades porque el trabajo de campo no se pudo realizar en los primeros meses de 2020 por las restricciones previstas por el Covid-19, pero ya para fines de año se pudo hacer los estudios de suelo” concluyó el Ingeniero Agrónomo Mario Sonzogni.

“Estamos muy contentos por este logro porque ha llevado un gran trabajo de los equipos técnicos de la bodega. Este reconocimiento como IG nos va permitir poner en relevancia esta zona dándole un valor agregado a los productos que provengan de El Peral, y, como pasa en otras zonas como Las Compuertas, Gualtallary, Chacayes; se va a poder diferenciar y reconocer un producto de este lugar por su procedencia”, comentó Diego Ribbert, director de Enología de Chandon Argentina al portal El Descorche Diario.

Cómo es El Peral

Más allá de los detalles, la zona de El Peral es una fina franja de tierra pegada a la cordillera de Los Andes, bien pegada a la ciudad de Tupungato. Son tierras de viñedos históricos donde, por sus características frías, se dieron prioridad a cepas tintas como el Malbec y algunas de Semillón.

Finalmente, es una zona donde no se puede dejar de destacar la altura: en la parte baja arranca a los 1.100 metros y hace un camino ascendente hacia la Cordillera Frontal, justamente en las estribaciones del hermoso Cordón del Plata. Justo allí están las plantaciones nuevas, algunas de ellas en los 1.500 msnm.

A partir de ahora, muchos podrán comenzar a distinguir esa tipicidad de un terroir que desde hace décadas nos permite disfrutar de vinos distintos.


Compartir

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 12 =