Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

La Aduana argentina realizó una denuncia en la Justicia donde acusa a la filial local del Grupo Campari por haber subfacturado exportaciones por casi U$S 8 millones entre el 2021 y el 2022. De acuerdo a la denuncia, se detectaron diferencias superiores al 230% entre los valores documentados en origen y destino.

Según un importante portal de noticias de economia y negocios de la Argentina –conocido como iProfesional-, el Grupo italiano Campari, uno de los mayores productores de bebidas espirituosas del mundo que desembarcó en la Argentina en marzo de 2009, podría tener que abonar una millonaria multa por maniobras de subfacturación que habrían detectado las autoridades de la Aduana argentina.

Con sede en Milán, Italia, el Grupo Campari produce y vende licores, vinos y refrescos. Trabajando en casi 200 países, emplean a más de 4.000 personas y se consideran la sexta empresa más grande de la industria.

El holding, que tiene sede en Milán y que también es dueño del aperitivo Cinzano, fue acusada por el organismo que dirige Guillermo Michel de haber utilizado una maniobra ilegal para quedarse con divisas en su poder en el exterior y evadir los controles del Estado por casi U$S 9 millones.

De acuerdo a datos proporcionados por el organismo, las mercaderías fueron transportadas directamente desde la Argentina hacia sus respectivos destinos finales, por lo que “no se aprecia la existencia de un aporte tangible de valor agregado que justifique los márgenes de refacturación mencionados”, dijo la DGA.

A partir de estos datos, la Aduana denunció las exportaciones en términos de las infracciones detalladas en el artículo 954 del Código Aduanero, que refiere a Declaraciones inexactas y otras diferencias injustificadas.

Según las autoridades nacionales, se detectaron diferencias superiores al 230% entre los valores documentados en la Argentina y los registrados en los países de destino en 163 operaciones llevadas a cabo por la filial local del conglomerado europeo.

La denunciada contra los italianos

Según especifica el portal iProfesional, de acuerdo a la información de Aduana, las exportaciones trianguladas tenían como intermediaria la firma Campari Perú, perteneciente al mismo grupo económico que la filial argentina que podría recibir una multa superior a los u$s40 millones en el marco del artículo 954 del Código Aduanero que establece que “el ingreso o el egreso desde o hacia el exterior de un importe pagado o por pagar distinto del que efectivamente correspondiere, será sancionado con una multa de uno a cinco veces el importe de la diferencia.

En este sentido, los agentes especializados de la Dirección General de Aduanas-AFIP habrían descubierto que Campari Argentina subfacturó exportaciones en u$s8.794.381,93.

Según el organismo, el trabajo de inteligencia llevado a cabo para descubrir esta maniobra ilegal se apoyó en el Sistema de Intercambio de Información de los Registros Aduaneros (INDIRA) y en diversas consultas realizadas mediante convenios de intercambio de información aduanera.

Fue así que se detectó que en las 163 exportaciones trianguladas registradas entre 2019 y 2021 (inclusive) se constató como intermediaria a la filial peruana de Campari que, según informes de precios de transferencia, pertenece al mismo grupo económico que la filial argentina.

“Se encontraron diferencias superiores al 230% (en promedio) entre los valores FOB documentados ante la Aduana argentina y los valores FOB documentados en las destinaciones de importación en los diversos países de destino: Chile, Uruguay, Paraguay, Colombia y Ecuador”, señala el documento de Aduana que también estima que el precio FOB declarado localmente fue de tan solo u$s3.788.491,15.

El paper también destaca que las mercaderías fueron transportadas directamente desde la Argentina hacia sus respectivos destinos finales, “por lo cual no se aprecia la existencia de un aporte tangible de valor agregado que justifique los márgenes de refacturación mencionados”.

Grupo Campari en la Argentina

Detrás de Italia, Estados Unidos, Alemania, Brasil y Suiza, la Argentina es uno de los mercados más importantes para el grupo de bebidas italiano. Actualmente Argentina es el principal consumidor de Cinzano, incluso por arriba del consumo en Italia.

Según el portal iProfesional, la empresa está centrada en la comercialización de bebidas espirituosas, un mercado que suma unos 100 millones de litros al año en la Argentina y de acuerdo a datos de la industria, continua en crecimiento.

Además de Campari como producto, el grupo produce los aperitivos Cinzano y Aperol, el whisky Old Smuggler y otros licores como la espirituosa holandesa Bols, el vodka internacional Skyy, el tradicional amargo Cynar y el whiskey de Kentucky Jack Daniels, entre otras reconocidas bebidas.

Los italianos son el tercer jugador más importante en participación del mercado luego del Grupo Cepas (Gancia) y Branca.

En el 2017, la compañía invirtió u$s 45 millones para expandir la capacidad productiva de la planta que tiene en la localidad bonaerense de Capilla del Señor y aumentar de ese modo un 30% su fraccionamiento.

En el 2021, llevó a cabo un nuevo desembolso, esta vez por $ 250 millones de pesos para incrementar sus ventas en los próximos años como lo que ocurrió en el 2021, cuando alguna de sus marcas llegaron a duplicar su facturación.


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − dos =