Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Demostrando la resiliencia de la industria del turismo, la APP más famosa de servicios de alojamiento para turistas se renueva con la fortaleza del enoturismo. Airbnb presentó esta semana su nueva categoría “Vineyard” con más de 120.000 posibilidades para alojarse en viñedos de todo el mundo.

Justo a tiempo para esas escapadas de verano, Airbnb ha presentado una nueva herramienta para hacer que la pasión por los destinos vitivinícolas de los viajeros sea mucho más fácil de satisfacer.

Aprovechando los eventos internacionales de la Wine Fair y la English Wine Week en la ciudad de Londres -justo en la semana del 20 de junio-, la superapp Airbnb de servicios de alojamiento para turistas creada en 2008 por dos emprendedores de la ciudad de San Francisco vuelven a dar el golpe esta vez subiéndose al crecimiento del enoturismo como alternativa para alojamiento de viajeros y aventureros del mundo.

La simbiosis del turismo y el vino se volvió un favorito para los buscadores de aventuras y placeres del mundo. Muchos que antes buscaban playas y montañas, hoy no dudan que una propuesta superior es la de ir a disfrutar de los mejores vinos, entre grandes chef y viñedos.

Obviamente que la apuesta no es antojadiza. Según diferentes estudios y analistas de mercado el turismo relacionado a la industria del vino creció en el último año -luego de superados los cierres impuestos por la pandemia- en más de un 120% superando largamente a todas las demás categorías que eligieron aquellos que volvieron a aventurarse por el mundo.

Desde los headquarters de la aplicación de vacaciones, destacaron que el “anfitrión” promedio de una propiedad de viñedo facturó más de 11.300 dólares el año pasado gracias a que los fanáticos del vino eligieron no solo visitar una bodega sino, además, alojarse en la misma.

El constante crecimiento de la opción que ofrece el enoturismo era una oportunidad y la compañía más famosa y exitosa de hospedaje y servicios de turismo no dejó pasar la oportunidad para presentar su nueva categoría de listado “Vineyard”, con más de 120.000 posibilidades de estadías centradas en la exploración del mundo del vino. 

La propuesta enoturística es tan amplia que puede ofrecer desde una humilde villa en la Provence francesa, la Toscana italiania o en un Castillo medieval en Alemania, Austria o en un país de Europa del Este.

Un claro ejemplo de las posibilidades de esta nueva propuesta se pudo observar en 2021 en el Reino Unido donde la categoría “Vineyard” facturó poco más de 43 millones de dólares, lo que demuestra que el deseo de los consumidores por las estancias de vino sigue siendo muy alto.

“Trabajar con Airbnb no podría llegar en un mejor momento para el enoturismo en el Reino Unido, ya que los amantes del vino están comprando vino inglés y galés y quieren encontrar más”, dijo Simon Thorpe MW, CEO de Wine GB, la asociación de viñateros de Inglaterra y Gales. 

“Los productores de todo el país dan la bienvenida a los visitantes y ofrecen una variedad de experiencias emocionantes desde la puerta de la bodega hasta un hermoso alojamiento” expresó el representante de las cada vez más reconocidas bodegas de la isla.

La estancia enoturística ofrece lo mejor de lo mejor, incluso alojamientos exóticos como algunas propuestas en los Estados Unidos, el Reino Unido o Argentina. No solo de vino y quesos viven los sibaritas, el diseño y el lujo también son bienvenidos.

“Airbnb ofrece tantas opciones diferentes para hospedarse en viñedos o cerca de ellos, muchos de los cuales se encuentran en algunas de las partes más hermosas del país. No podríamos estar más encantados de que ahora haya una categoría de viñedos que abrirá muchas más oportunidades para descubrir algunas de las gemas del vino de Gran Bretaña”.

El análisis realizado por Airbnb mostró que las estadías en viñedos, junto con otros listados “únicos” como casas entre los árboles y casas históricas, crecieron más de un 120 % en 2021 en comparación con 2019, todo mientras el mundo comenzaba a salir lentamente de la pandemia de covid-19.

Nick Brewer, coanfitrión de Avalon Lodge en Oastbrook Vineyard con su esposa America Brewer, dijo: “Alojarnos a través de Airbnb nos permite tener un mayor número de huéspedes que el que lograríamos a través del marketing directo”. 

Con solo un click. La oferta, bien amplia, no solo en propuestas sino también en precio. Hay para todos los bolsillos, en cualquier lugar del mundo.

Explicó además que esto se debe en gran parte a que los huéspedes pueden “reservar su estadía en el viñedo y su experiencia con el vino en la misma aplicación con una plataforma con la que ya se sienten cómodos”.

“Había oído hablar de una revolución silenciosa que estaba ocurriendo en Inglaterra con algunos vinos espumosos que comenzaban a desafiar las marcas establecidas de Champagne”, dijo la brasileña y anfitriona America Brewer, que administra una villa para turistas en su bodega. 

“Al comenzar a visitar los viñedos locales, conocí a personas que, en consecuencia, se convertirían en mis amigos y colegas. Fueron ellos quienes me animaron a estudiar producción de vino en Plumpton College”.

La cabaña de madera de estilo escandinavo de la pareja con vista al viñedo de Oastbrook viene con una bañera de hidromasaje, dormitorio principal con baño y cocina, y es una de las muchas estadías en viñedos en el Reino Unido.

Desde una cabaña ecológica en un viñedo de Suffolk y una cabaña pintoresca escondida en un viñedo en Monmouthshire, Gales, hasta una imponente propiedad de piedra con vista a los viñedos en Cornualles, los enófilos pueden desplazarse a sus anchas.

Entre viñedos y barricas, Algodon Wine Estates, en San Rafael, Mendoza, ofrece también instalaciones de lujo que incluyen pileta, canchas de tenis de polvo de ladrillo y cancha de golf.

Las estancias en viñedos en Croacia, Portugal, Francia, Italia, España, Grecia, Armenia, Brasil y la Argentina también están disponibles a través de Airbnb.

Las bodegas de la Argentina y las del Uruguay son de las mejor preparadas para este gran negocio. Uno de los establecimientos que son un ejemplo de la oferta en la Argentina es el de la Estancia en Algodon Wine Estates, en San Rafael, provincia de Mendoza, donde la experiencia es de las preferidas para aquellos que quieren vivir de cerca el fenómeno mundial del Malbec.


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + 13 =