Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Mientras algunos consumidores se quejan del sabor y la calidad de algunas marcas, mientras otros se preguntan que hace Bill Gates comprando acciones de Heineken, en California desarrollan tecnología que promete cerveza de gran calidad producida a partir de agua purificada de la ducha, la ropa o el lavaplatos.

Hace apenas unos meses, Negocios Líquidos contaba la llamativa compra de acciones de la cervecera Heineken que realizó Bill Gates, creador de Microsoft y uno de los hombres más ricos del mundo. Como era de esperarse, el genio de la tecnología, no da puntada sin hilo y los últimos anuncios de sus pasos en el mundo de las bebidas comienzan a explicar la razón de esa inversión de U$S 1.000 millones.

Ese movimiento de fondos generado por Gates hace presagiar una auténtica revolución en la industria de la cerveza y muy posiblemente en el de las bebidas con y sin alcohol también.

Para comprender mejor el pensamiento y los negocios de Gates, vale remontarse a 2012, cuando la Fundación Bill y Melissa Gates destinó fondos para subvencionar el trabajo que realizaba Epic Cleantec, como parte del desafío para “Reinventar el inodoro”. La idea era impulsar el desarrollo hacia la reutilización y conservación del agua, un bien cada año más y más escaso..

Once años después, según CNBC, Epic produjo una cerveza de prueba, Epic OneWater Brew, que está hecha de aguas consideradas residuales provenientes de la ducha, el lavaplatos o el lavado de la ropa.

El proceso utilizado está destinado a revolucionar no solo el uso del agua sino además toda la industria de las bebidas al mismo tiempo que combate la creciente escasez de agua en todo el mundo, sobre todo en los EE.UU., donde desde hace décadas pronostican y anuncian una grave escasez a partir del próximo año debido al cambio climático y la densidad de población.

Las Naciones Unidas calculan que solo el 2,5 % del agua del mundo es agua dulce y se ejerce una presión adicional sobre ese recurso a medida que la población avanza rápidamente hacia los ocho mil millonesde habitantes en la Tierra.

Un estudio de la Universidad Estatal de Colorado publicado en 2019 mostró que es posible que la mitad de las 204 cuencas de agua dulce en los EE.UU. no puedan satisfacer la demanda mensual de agua para 2070. Claro, la fecha parece allá lejos en el tiempo pero eso no quita que la presión sobre los suministros siga en aumento.

Del desagüe de la ducha a la lata de cerveza

Epic Cleantec, con sede en San Francisco, se ocupa principalmente del desarrollo de sistemas de reutilización y desperdicio de agua.

El cofundador Aaron Tartakovsky contó a la CNBC que “el agua es omnipresente en todas nuestras vidas. Cultiva los alimentos que comemos, lo usamos para bañarnos, cocinar y limpiar… y, sin embargo, sabemos muy poco sobre cómo funciona el agua, cómo llega a nuestros grifos y adónde van las aguas residuales”.

“Estamos tratando de amplificar la historia del agua para contarla de una manera diferente, y estamos utilizando el medio de la cerveza para contar esa historia”.

En un experimento, Epic alimentó aguas residuales de un gran bloque de apartamentos de San Francisco a través de “membranas de ultrafiltración” 100 veces más delgadas que el aire humano. Filtran las impurezas y luego el agua limpia se desinfecta con luz ultravioleta.

Tartakovsky le dijo a CNBC que este proceso es comparable con la biología que tiene lugar en el estómago humano.

Y, aunque en Negocios Líquidos aún no la hemos probado, aparentemente el sistema funciona y muy bien. El ejecutivo afirmó que las pruebas independientes del agua limpia de Epic muestran que cumple con los estándares federales de EE.UU. para el agua potable y, muchas veces, los controladores reconocen que la calidad del agua es superior.

El paso siguiente fue cuando el agua limpia fluyó hacia la destilería Devil’s Canyon Brewing Co. en San Carlos California, que produjo Epic OneWater Brew.

En su forma actual, las estrictas leyes federales y estatales individuales de EE. UU. significan que Epic y Devil’s Canyon tienen prohibido vender su cerveza Epic OneWater.

Sin dudas un día histórico no solo para la compañía californiana sino para toda la industria de las bebidas. Reutilizar el agua es un paso fundamental para el futuro de la humanidad y del recurso, cada día más y más escaso.

Por el momento, la compañía afirma que para dar a conocer el producto han estado regalando muestras para probar la reacción del público a la tecnología y hasta el momento los resultados son absolutamente positivos.

Los cambios en la ley para permitir que la cerveza se haga para la venta pueden estar lejos pero el agua reciclada ya está permitida en las canillas de Texas y Arizona.

California, Colorado y Florida están formulando regulaciones para convertir el agua residual reciclada en algo adecuado para el consumo público.

Y como Tartakovsky le dijo a su entrevistador de la CNBC, “usar agua reciclada para beber o para uso potable es bastante común, pero generalmente se hace a nivel municipal. Por lo tanto, tiene la esperanza de que el sistema de Epic se permita comercialmente.

La economía de esto y su escalabilidad están en secreto, pero si son factibles, Gates y sus protegidos podrían estar en un sistema tan revolucionario para la producción de bebidas como lo fue Windows de Microsoft para la computación personal.

La pregunta que se hacen los analistas y especialistas del mercado es que tan rápido los consumidores adoptarán productos para beber que utilicen esta tecnología que no solo recicla el agua sino además, cuida de un recurso crítico para la vida en la Tierra.


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × tres =