Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

A principios de este año, la Fundación Bill y Melinda Gates compró U$S 900 millones de la cervecera europea Heineken. Ahora el mercado se vuelve a sorprender luego de saberse que compró U$S 95 millones de la alicaída cervecera estadounidense Anheuser-Busch.

Luego de un largo boicot de los consumidores de Bud Light, la bebida estrella de Anheuser-Busch, el management de la compañía informó un descenso de los beneficios de alrededor del 10 % en el segundo trimestre además de informar que la marca perdió el liderazgo como cerveza más vendida de los Estados Unidos a manos de la Modelo Especial de Grupo Modelo perteneciente a la multinacional AB-InBev.

A pesar de esa fuerte caída de las ventas y de ese golpe a las finanzas de la compañía, la fuerte compra de Bill Gates le da confianza a los ejecutivos responsables de la fallida campaña publicitaria liderada por un influencer trans que afectó a los consumidores más conservadores de la marca.

Bud Light ha estado perdiendo participación de mercado y los analistas se preguntan si esta caída se va a detener, una preocupación para su empresa matriz, Anheuser-Busch InBev.

Claro, para Gates no es una novedad invertir en el negocio cervecero ni tampoco sufrir pérdidas luego de realizada una fuerte inversión. Es importante tener claro que le pasó algo similar cuando, luego de comprar U$S 900 millones por el 3,76 % de las acciones de Heineken, el rendimiento de las acciones de la compañía sufrió una fuerte baja en su rendimiento por acción de cerca del 10 %.

“Bill Gates está cometiendo definitivamente un error”, dijo esta misma semana el ex ejecutivo de Anheuser-Busch Anson Frericks al canal de noticias Fox Business.

Las ventas de Bud Light han descendido interanualmente en muchas semanas consecutivas. Sin ir muy lejos en el tiempo, hasta el 19 de agosto, el volumen de ventas de Bud Light en los almacenes y supermercados había caído un 20,1 % en lo que va de año, en comparación con el mismo periodo del año anterior, según los datos de ventas de Nielsen IQ a través de Bump Williams Consulting.

Un analista escribió recientemente que no está claro si Anheuser-Busch InBev o sus distribuidores tendrán que hacer “cambios estructurales” en la compañía y el simple despido de un par de ejecutivos de marketing. En ese sentido, la empresa confirmó hace unas semanas que despidió a unos 300 de sus empleados corporativos como parte de la reacción no solo al error promocional sino también como una firme reacción a los resultados financieros negativos.

“La continua debilidad plantea la cuestión de si Anheuser-Busch InBev y sus distribuidores tendrán que hacer cambios estructurales significativos para reducir su base de costos si las tendencias no mejoran en los próximos meses”, escribió con cierta preocupación el analista de Evercore ISI Robert Ottenstein en una nota reciente, según informó recientemente Yahoo Finanzas.

Las ventas también se estancaron la semana anterior. Hasta el 13 de agosto, las ventas de Bud Light cayeron un 28,1 % interanual, así como un 28 % en volumen, según datos de Evercore ISI y Circana.

Un detalle importante, según declaraciones del genio informático y uno de los hombres más ricos del mundo, no solo no es un fanático de la cerveza sino además, confesó que tampoco acostumbra a beber asiduamente.

Fuente: The Drinks Business, Yahoo Finanzas, CNN y CBS


Compartir

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cinco =