Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Como parte del Australian Food and Wine Collaboration Group, la asociación del vino australiano ha lanzado una campaña en Corea del Sur como parte de un objetivo a largo plazo para aprovechar los mercados de exportación asiáticos de alto potencial. Volver a China puede esperar.

Mientras la industria vitivinícola se recupera del fuerte cimbronazo que significó la imposición por parte del gobierno de China de un arancel del 218 %, los dirigentes del sector no se quedaron quietos esperando a ver sus devastadoras consecuencias y salió al mundo a hacer negocios no solo para sobrevivir sino para superarse.

Con este espíritu es que la asociación de productores Wine Australia se asoció con Meat & Livestock Australia, Hort Innovation, Seafood Industry Australia y Dairy Australia para formular el Australian Food and Wine Collaboration Group en 2022 y de esa manera promover alimentos y bebidas australianos de calidad en mercados internacionales clave como Corea con quien Australia tiene un tratado de libre comercio (conocido como KAFTA) desde diciembre de 2014.

“Seleccionar y beber vino indica una cultura de clase alta; mostrar el conocimiento de uno sobre vinos indica el estatus social de uno”, dijo Kim Na-kyung, analista. en el Instituto de Investigaciones Económicas de LG.

El gobierno australiano reaccionó de manera positiva y casi inmediatamente en forma de una subvención de 500.000 dólares australianos para apoyar la unión de intereses de todos los que conforman la Cooperación para el Acceso al Mercado y el Comercio Agrícola (ATMAC) .

De este modo, con esta unión de voluntades, el Australian Food and Wine Collaboration Group se dirige a cuatro mercados asiáticos clave (Tailandia, Corea del Sur, Vietnam e Indonesia) utilizando el tema de la campaña “Pruebe las maravillas de Australia” o en su versión original en inglés, “Taste the Wonders of Australia”.

Corea del Sur es un mercado importante para el sector del vino australiano, clasificándose hoy como el décimo mercado de exportación más valioso para el vino australiano en 2022.

Solo en 2023, el consumo de vino en Korea del Sur aumentó un 13,8 % y la importación de vino más de un 30 %.

Según ABARES (Australian Bureau of Agricultural and Resource Economics and Sciences), Corea del Sur también es el quinto mercado de exportación más grande de Australia, después de China, Japón, EE.UU. y Vietnam, y ofrece un enorme potencial para los productores de alimentos y vino de Australia, dijo Wine Australia e medios especializados.

“Esta iniciativa brinda una gran oportunidad para continuar educando al mercado local y reforzar las percepciones existentes sobre la alta calidad y diversidad del vino australiano”, dijo la organización.

El grupo está adoptando un enfoque diferente para cada mercado y trabajando en estrecha colaboración con Austrade para obtener información y tendencias actuales del mercado, lo que permite que las actividades realizadas proporcionen el mejor resultado para los productores agrícolas australianos. Se eligieron agencias locales para presentar ideas al grupo utilizando el tema ‘Prueba las maravillas de Australia’.

De manera poco original pero si muy efectiva, el acercamiento comenzó en Corea del Sur con un concurso de cocina en línea dirigido a los jóvenes, para mostrar las muchas formas en que los productos australianos de calidad pueden mejorar las comidas caseras.

Los gustos del vino de Corea del Sur están cambiando -los tintos de Argentina, Chile, Estados Unidos y Francia son parte de ese cambio- y Wine Australia está dispuesta a participar con los gustos cambiantes de los consumidores. 

“Corea solía ser un mercado predominantemente rojo, pero las tendencias recientes se están desplazando hacia estilos blancos, espumosos y más ligeros. La cocina coreana se adapta especialmente a este tipo de vinos; por ejemplo, los coreanos comen muchos tipos de mariscos en varios platos durante todo el año, por lo que estos vinos más ligeros se complementan bien y, por lo tanto, tienen un futuro positivo en el mercado” piensan los bodegueros australianos.

Variedades blancas alternativas como Albariño, Chenin Blanc y Viognier se están popularizando entre los sommeliers y la gente del sector, con un interés creciente en los blancos en con más contacto con la piel de la uva.

“A partir de la actividad educativa reciente y los comentarios de los eventos, el Chardonnay australiano en particular parece tener un futuro brillante en este mercado dado su sabor menos a roble y más sofisticado y mineral”, dijo Wine Australia.

El objetivo original es un salto amplio sobre Asia y Vietnam es el próximo destino del grupo, que se asocia con Austrade en un Roadshow y organizará eventos en Hanoi y la ciudad de Ho Chi Minh.

“El grupo aprovechará todos sus aprendizajes cuando llegue el momento de centrarse en la enorme oportunidad de mercado en Indonesia a principios de 2024”, dijo Wine Australia.

“El creciente consumo de vino importado muestra que los consumidores se están volviendo más sofisticados al seleccionar sus bebidas alcohólicas. Seleccionar y beber vino indica una cultura de clase alta; mostrar el conocimiento de uno sobre vinos indica el estatus social de uno”, dijo Kim Na-kyung, analista. en el Instituto de Investigaciones Económicas de LG.

Según la Asociación de Comercio Internacional de Corea (KITA), las importaciones de vinos extranjeros totalizaron 11.152 toneladas entre enero y abril, un 30,2 por ciento más que las 8.567 toneladas del año anterior.

Emart dijo que sus ventas de vino crecieron un 13,8 por ciento durante el período de enero a abril, en comparación con el 8,5 por ciento del soju y el 6,2 por ciento de la cerveza. 

De esta manera, sin quedarse esperando a las novedades que puede traer la política, el gigantesco y apetitoso mercado de China, puede seguir esperando.

Fuentes: Wine Australia, The Drinks Business y The Korea Times


Compartir

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − tres =