Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs

Mientras Diageo y William Grant operan a media máquina, el Grupo Edrington, Inver House Distillers y North British Distillery acordaron reiniciar operaciones de manera ordenada y segura. Todas contribuyen en la producción de alcohol en gel y alcohol.

De acuerdo a declaraciones públicas de la filial sindical GMB Scotland –una de las más importantes del Reino Unido- dadas a la BBC, las embotelladoras propiedad de Edrington, Inver House y North British llegaron a un acuerdo con los trabajadores para reiniciar operaciones fabriles luego de superada la parte más dura de la cuarentena.

No todas las destilerías siguieron el mismo caminos, por ejemplo Diageo y William Grant & Sons, han mantenido sus instalaciones abiertas durante la crisis de sanitaria pero a un ritmo de producción reducido más acorde a la baja de la demanda mundial.

Se reinicia la actividad de las destilerías en Escocia… finalmente.

La semana pasada, la multinacional Diageo –dueña de las marcas Johnnie Walker, J&B, Black&White, etc.- defendió ante los medios su decisión de no cerrar las plantas de producción después de que el sindicato Unite le pidiera que dejara de operar durante la crisis del coronavirus. Diageo, que continúa operando sus plantas en Leven, Cameron Bridge y Sheildhall, informó que mantiene conversaciones con los sindicatos de manera constante, pidiéndoles que señalen cualquier problema para que puedan ser rectificados de inmediato.

La empresa informó que además de mantener una estrecha comunicación con los delegados, mantiene un estricto control de los protocolos de seguridad y que realizó cambios sustanciales en la forma de operar para estar acorde a las últimas regulaciones gubernamentales.

Sin embargo, Keir Greenaway, delegado de GMB Scotland –un gremio de más de 600.000 trabajadores en todo el Reino Unido- para el sector del whisky y las bebidas espirituosas, dijo a la BBC que no eran pocos los trabajadores agredidos por seguir trabajando y no realizar la cuarentena.

Además, el gremialista agregó que los afiliados al sindicato que siguen trabajando no se sienten seguros ni tienen confianza que las empresas ni el Gobierno estén haciendo lo correcto respecto a su salud. A partir de esta situación ya se le ha pedido al gobierno escocés que tome medidas drásticas y suspenda la producción de whisky de manera temporal.

Share:

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *