Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs

En la Argentina las cervezas artesanales fueron un boom hace ya casi 6 años. Después vino el boom gastronómico, un auge impensado entre 2018 y 2019 y hoy luchan por sobrevivir a través de la co-competencia. PulsoCervecero.com entrevistó al fundador de Santina.

El portal especializado del sector cervecero entrevistó Federico Zanetti, fundador y headbrewer de Santina, quien entiende que para salir de la crisis provocada por la Pandemia del Covid-19 podríamos apelar a un concepto de co-ompetencia (colaboración – competencia) donde “habrá que recurrir a la colaboración entre marcas mas que nunca. Compartir gastos, compartir fabricas, trabajar en unísono todas las marcas por el movimiento craft”.

MERCADO

¿Cómo ve el presente de la cerveza artesanal hoy en el mundo?

En el mundo, a rasgos generales lo veo en crecimiento. Creo que es una tendencia que va a seguir en auge lo de “consumir local” y “consumir natural”. La cual apoyo 100%. Y eso traslada el consumo de productos industrializados, a productos frescos mas artesanales o “craft”.

Federico Zanetti de Santina y su socio.

¿Cómo ve la actualidad del sector en Argentina?

Hoy los cerveceros estamos muy golpeados. Las rentabilidades están por el suelo, en comparación a hace 3 años y ni hablar 6 años atrás. Creo que los que están hace mucho tiempo, pudieron crecer en todos esos años, hoy es mas difícil o ya ni se proyecta tener una mega fábrica o proyecto como el de Antares, por ejemplo. Se puede contar con los dedos de una mano a las cervecerías que van a crecer a esos tamaños. El resto creo que estamos en otro juego distinto.

Puntualmente en el contexto Pandemia, pasan dos cosas. El que se adaptó rápido y salió con sus productos envasados para llegar a la casa del consumidor, la esta peleando, y seguro subsista. Por otro lado tenés a muchos de los “paracaidistas” que están bancando su cerveceria con otros proyectos / otros ingresos, y muchos cerraron o están en camino.

Lo que tenemos que lograr es mantener este mercado de latas abierto, una vez que re abran los bares volvamos a vender cerveza en barril. Si logramos eso, y la gente acompaña con el consumo, creo que podríamos llegar a ver la luz al final del túnel. Mientras tanto hay que aguantar.

Lo cierto es que la economía esta muy golpeada, y la gente no puede gastar lo mismo que antes en cerveza artesanal. Creo que si el gobierno logra estabilizar la economía después de todo esto, y reactivar el consumo (como prometieron), veo esperanzas. Caso contrario, se va a complicar cada día mas. Y habrá que recurrir a la colaboración entre marcas mas que nunca. Compartir gastos, compartir fabricas, trabajar en unísono todas las marcas por el movimiento craft. Va a ser la única salida a todo eso. La co-ompetencia (colaboración – competencia).

En la historia de la humanidad, la cerveza fue motivo de grandes avances. Creo que la historia se repite, y una vez mas, la cerveza es pionera en esto de co-ompetencia. Es un cambio en la forma de pensar las cosas.

¿Qué cree que le falta a la cerveza artesanal argentina para dar el próximo paso en su crecimiento?

Mejorar los márgenes para que podamos reinvertir en tecnología. En lo que es desarrollo humano creo que estamos en camino (la calidad se ve reflejada en las competencias internacionales). Pero falta mucha inversión y tecnología. Estamos haciendo edificios con troncos de madera. “Somos monos” diría un amigo.

¿Cómo ve al país posicionado en el mundo cervecero?

Bastante bien para lo que somos, como dije antes, estamos haciendo mucho ruido, con muy poco. Creo que hay capacidad humana para explotar. Pero faltan recursos. Cualquier parecido con los científicos es pura coincidencia.

¿Cómo es acceder a materias primas y equipamiento desde Argentina?

Hoy en día es un poco mas fácil, ya que hay mas mercado, y con mas mercado se abrieron oportunidades para hacer negocios y bueno los importadores surgieron. Pero siempre está la limitación del dólar. Compramos todo en dólares, para vender en pesos. Ya ahí, empezás mal. Lo que compraste para producir con un dólar a 70, lo estas vendiendo con un dólar a 73, y lógicamente nosotros no podemos estar todo el tiempo moviendo los precios, ni mucho menos vender nuestros productos en dólares. Entonces siempre corrés en desventaja. Además que no podes hacer proyecciones, porque de una semana a la otra, cambia todo.

Hoy en día se consigue materia prima, y si sos organizado, podes conseguir un montón de cosas. Lo malo: después no le podes vender la cerveza a nadie porque la tendrías que cobrar 8 o 9 dólares como la cobran en cualquier parte del mundo, y nadie te paga eso en Argentina. Producto de la economía, no de que la gente no la elija.

Yo estoy recurriendo al ingenio (como siempre lo hice) y en lugar de comprar equipamiento de afuera, lo diseño y lo armo con productores nacionales.

Para salir de la crisis Zanetti propone apelar a un concepto de co-ompetencia (colaboración – competencia) donde “habrá que recurrir a la colaboración entre marcas mas que nunca. Compartir gastos, compartir fabricas, trabajar en unísono todas las marcas por el movimiento craft”.

¿Qué piensa acerca de algunas regulaciones y normativas que comienzan a verse en el país?

Mientras sea bien pensada, toda normativa suma. Bien pensada y posible de ejecutar. Lo que sucede muchas veces es que los que piensan las normativas, no conocen los procesos, no saben de qué se trata la cerveza artesanal, y te piden cosas que son innecesarias. Pero eso pasa por no involucrar al cervecero a la hora de normar. En lugar de fomentar la industria nacional, ponen trabas o aumentan impuestos. Lo que no piensan es que si uno crece como fábrica, paga mas impuestos y tiene mayor posibilidades de dar empleo, de influir en la comunidad. En definitiva, la plata queda en el Estado. No somos una mega multinacional que se lleva los dólares afuera, me entendés? El día que el que nos gobierne actúe en función de esto, todos vamos a crecer.

¿Cómo ve al consumidor argentino?

Cada día mas involucrado, cada día aprende mas, es mas consciente de lo que toma. Y eso nos ayuda a nosotros a poder crear cosas nuevas, buscar sorprenderlos. Y a las marcas que hacemos las cosas bien, nos ayuda, porque esas personas ya no toman la cerveza que no les gusta, sino que toman las cervezas buenas, bien hechas.

La nota completa en: https://pulsocervecero.com/

Share:

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *