Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Aunque por momentos todo parecía que terminaría en un acuerdo, la sesión especial de precios del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) finalizó igual que en las últimas oportunidades, sin definición de precios de la yerba canchada y la hoja verde y ahora, de acuerdo a la Ley 25.564, el precio quedó en manos del ministerio de Agricultura de Nación.

Tal cuál sucedió el año pasado, productores correntinos y misioneros no consiguen ponerse de acuerdo y finalmente, una vez más, los precios de la producción queda en manos de los burócratas del ministerio de Agricultura de Nación de los que se sospecha tuvieron algo que ver con el cambio de posición de la mesa de productores correntinos.

La negociación llegó a un callejón sin salida cuando los representantes de la industria correntina plantearon que no estaban dispuestos a otorgar un aumento superior al 7% -sería el número que acordaron con el Gobierno nacional-, muy por debajo de lo que indicaron las grillas de costos, los estudios de precios en góndola y lo que efectivamente está pagando el mercado.

Los demás sectores estaban dispuestos a avanzar en una negociación pero la intransigencia de algunos productores precipitó el final de la mesa de concertación cuando los correntinos sorprendieron con una propuesta de precios muy inferior a las que se habían puesto sobre la mesa hasta entonces y se mostró inflexible a negociar ese valor dijeron fuentes que estuvieron presentes en la reunión del directorio del INYM.

Los productores de Corrientes proveen apenas el 35% de la yerba mate que se comercializa en Argentina.

Como el funcionamiento del INYM impone la unanimidad como condición necesaria para llegar a un acuerdo, basta que uno no quiera un acuerdo para que todos los demás no puedan arribar a él. Esta vez la industria correntina no quiso y todos los demás no pudieron.

Después de un mes de evaluar las grillas de costos presentadas por las asociaciones de productores y las elaboradas por los técnicos del INYM, todos los sectores ya habían presentado sus propuestas para abrir la negociación.

Los productores pedían 38 pesos por kilo de hoja verde, valor que se ajusta a lo que está pagando el mercado, los trabajadores rurales nucleados en la Uatre respaldaron esa postura. El INYM presentó una grilla de costos que arrojó 31,97 pesos por kilo de hoja verde, valor que respaldaron representantes de cooperativas y secaderos y finalmente la industria misionera había propuesta pagar 29,30 pesos.

La diferencia de menos de 9 pesos entre el precio más alto y el más bajo de los que se habían presentado en la mesa y la voluntad de diálogo que venían mostrando todas las partes y el hecho de que ninguno de los valores planteados está por encima de lo que efectivamente se está pagando actualmente, hacían presumir un acuerdo en un valor similar a los casi 32 pesos que indicó la grilla del INYM.

La posibilidad del acuerdo pareció más cercana todavía cuando llegaron los resultados del análisis de precios en góndola encargado por el INYM a la analista internacional de mercados Nielsen que indicó que durante el último semestre el valor de la yerba puesta en góndola había aumentado en promedio un 25% en todas las marcas.

Pero todo quedó en nada esta mañana cuando la industria correntina presentó una nota en la que propuso un incremento de 7%, que llevaría el precio de la hoja verde a 26,09 pesos y dejó sentado por escrito que no estaba dispuesta a moverse un centavo de ese valor.

“La industria de Corrientes pidió nuestra grilla, la del INYM, el informe de Nielsen, informes de la reunión que tuvimos en Buenos Aires, al final no tomó ninguno de esos datos en cuenta y decidió ofrecer un incremento del 7%”, indicó Jonás Peterson, representante de la producción en el directorio del INYM en diálogo con el portal Misiones Online.

El productor de la zona de Andresito destacó que la industria de Misiones fue muy accesible y estaba dispuesta a negociar. “Pero la postura de la industria de Corrientes fue inflexible, eso hizo imposible seguir con la negociación”, indicó.

Por su parte, el presidente del INYM, Juan José Szychowski, lamentó que “hace un mes que estamos evaluando los valores y hoy la industria de Corrientes presentó una nota en la que decía que solo podía ofrecer un aumento de 7%. Ofrecían 26, cuando el mercado está pagando 38”, dijo.

Destacó que los directores que representan a los demás sectores pusieron empeño en llegar a un valor de consenso, pero la industria correntina fue inflexible. “Presentaron una nota diciendo que no podían más que eso”, explicó el presidente del INYM.

Los correntinos argumentaron que la Secretaría de Comercio Interior les había permitido una suba de solo 7% en góndola y por eso no estaban dispuestos a exceder ese porcentaje en la negociación de los precios de la materia prima.

“Pero nosotros tenemos un estudio que encargamos a consultora Nielsen que nos marca una suba promedio de góndola de septiembre a hoy de 25%, es una realidad bastante distinta a la que plantea la industria correntina. Si proyectamos ese 25% del último semestre, nos da un 50% anual que es el mismo nivel de la inflación, ellos pretenden pagar solo 7% más y con eso estarías desfasando toda la cadena”, consideró Szychowski en diálogo con Radio FM 99.9 República de la ciudad Posadas, Misiones.

Precio de la yerba en alza

Peterson anticipó que más allá de lo que determine el laudo de Nación, los precios de mercado de la hoja verde continuarán aumentando. “Hoy se está pagando 38 pesos y para la semana que viene ya se están pactando operaciones a 40 pesos”, dijo.

El motivo es la escasez de hoja verde. “Con la seca del año pasado y la poca producción que vamos a tener este año, el faltante va a ser  mayor”, anticipó el productor.

Para paliar la falta de materia prima, el año pasado la industria importó grandes cantidades de canchada de Paraguay y Brasil, pero según Peterson este año no se podría importar en los mismos volúmenes de 2020. “Paraguay ya vendió toda la yerba que tenía en stock y Brasil está teniendo algunas dificultades para atender sus propios compromisos”, argumentó.


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 1 =