Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Las empresas europeas del negocio de las bebidas espirituosas le exige a la política que deje de intervenir de manera injusta sobre los negocios de la industria que nada tienen que ver con disputas de índole absolutamente ajena al negocio y al consumo. Los europeos prefieren enfocar sus recursos en áreas de interés común, como el cambio climático, la agenda digital y la reforma de la OMC.

La Comisión Europea y los EE.UU. han lanzado un Consejo de Comercio y Tecnología para discutir temas controvertidos. En este sentido, Spirits Europe subraya la importancia de “resolver de una vez por todas la disputa sobre el artículo 232 y eliminar los aranceles que impactan injustamente en productos y sectores no vinculados al origen de la disputa”.

La asociación, al reiterar la importancia crítica de la relación transatlántica de los sectores representados, acoge con satisfacción las medidas adoptadas por ambas partes para tratar de mitigar las controversias en los últimos meses y, en particular, la decisión de la UE de no imponer  el segundo tramo de medidas de reequilibrio el 1 de junio. . 

Apoya plenamente el objetivo común de alcanzar una solución fructífera y luego eliminar todos los aranceles punitivos restantes para fines de noviembre. La eliminación de todas las tarifas de reequilibrio restantes y el compromiso de no imponer nuevas tarifas, según Spirit Europe, proporcionaría un impulso bienvenido a los sectores representados, muchos de los cuales se han visto duramente afectados por la pandemia de Covid y otros relacionados.

La realidad es que a los consumidores europeos de spirits de cada país miembro ya paga otros impuestos por consumir otras bebidas alcohólicas.

Ralentización Económica

Muchos de estos sectores dependen de los flujos comerciales abiertos con los EE.UU. como parte de sus procesos de fabricación en la UE. Para otros, los activos estadounidenses afectados son una parte esencial e integral de sus carteras, lo que les permite invertir en fabricación y distribución en la UE y crear puestos de trabajo locales.

Por lo tanto, la asociación pide a la presidente Ursula Gertrud von der Leyen, al vicepresidente Valdis Dombrovskis y a los líderes de la UE que redoblen sus esfuerzos para una resolución completa y rápida de estas disputas que tanto dinero hacen perder a los ciudadanos europeos y estadounidenses.

Asegurar la eliminación permanente de aranceles en sectores no relacionados también permitirá a ambas partes establecer una agenda comercial transatlántica positiva y centrarse en áreas de interés común, como el cambio climático, la agenda digital y la reforma de la OMC.

La polémica entre los dos lados del Atlántico, como se sabe, surgió en abril de 2017, cuando el Departamento de Comercio de Estados Unidos inició una investigación sobre el impacto de la importación de aluminio y acero que derivó en la imposición de un arancel de importación de 25 % sobre acero de todos los productores extranjeros y 10% sobre aluminio a partir del 23 de marzo de 2018.

Los funcionarios de la UE introdujeron medidas de compensación sobre los productos estadounidenses el 20 de junio de 2018. El nuevo derecho de importación

El impuesto sobre los productos estadounidenses en cuestión se aplicó por primera vez el 22 de junio de 2018. Como parte de este reglamento de aplicación, la Comisión introdujo una cláusula por la que se aplicaría un segundo tramo de medidas de reequilibrio a partir del 1 de junio de 2021, a falta de una solución satisfactoria antes de esa fecha. .

El 17 de mayo de 2021, la Comisión Europea anunció que la UE había acordado con EE.UU. suspender el segundo tramo de medidas de reequilibrio en la disputa en curso sobre acero y aluminio. El mismo día, el vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, la representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, y la secretaria de comercio de Estados Unidos, Gina M. Raimondo, anunciaron el inicio de las discusiones para abordar el exceso de capacidad mundial de acero y el aluminio.

El 15 de junio de 2021, los líderes de la UE y los EE.UU. acordaron formalmente entablar discusiones para permitir la resolución de las diferencias existentes sobre las medidas de acero y aluminio antes de fin de año. Desde entonces, ambas partes han expresado su voluntad de encontrar una solución para fines de noviembre de 2021.

En ausencia de una resolución de disputas o una decisión para posponer su entrada en vigor, el segundo tramo de las medidas de reequilibrio de la UE estaría en vigor a partir del 1 de diciembre de 2021. 


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 1 =