Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Sin indicación de edad, nunca más que antes, lo que importa es el contenido. Con un alcohol equilibrado del 50,5 %, este scotch es un testimonio de los prometedores whisky’s experimentales que a menudo se pasan por alto en favor de las expresiones añejas.

En el mundo del whisky escocés se acostumbra poner mayor énfasis en la edad que en el contenido o en el alcohol pero Sandend Highland Single Malt de Glenglassaugh expone de mala manera esa idea desafiando un concepto que poco a poco comienza a quedar viejo. 

De acuerdo a… uno, dos, tres y más experimentados conocedores de los scotch’s, Sanded Highland Single Malt es una auténtiva oda a las arenas en media luna de las playas de Sandend Bay, un lugar en el mundo para los locos del surf en las alejadas costas del Norte de Escocia. 

Un líquido que desprende a la vista un tono dorado brillante, Uno que gotea con notas de salinidad costera y frutas tropicales maduras. Todo ello gracias a los períodos de maduración en barricas de bourbonjerez y manzanilla, que le dan el carácter afrutado del whisky mezclado con los más clásicos pasos del roble, la vainilla y el caramelo que recién emergen al final de cada sorbo. 

Como dicen en Escocia, es un placer poder ver un whisky escocés tan brillante y expresivo de esta calidad, especialmente por apenas U$S 70 por cada botella. 

No sólo es una botella excepcional desde una perspectiva artesanal, sino que marca el exitoso impulso de Glenglassaugh en el siglo XXI hacia el mundo de los finos whiskys escoceses. 

La destilería en sí existe desde hace más de 100 años pero gran parte de su historia está marcada por largos períodos de inactividad que obstaculizaron su impulso, a pesar de la calidad excepcional de sus productos. 

La destilería fue fundada en 1875 por el tendero James Moir y sus dos sobrinos, Alexander y William Morrison, en el pueblo de Portsoy, en las afueras de la región escocesa de Speyside. 

Por qué Glenglassaugh Sandend Highland Single Malt es el mejor whisky escocés del año según VinePair (2023)
Crédito: Gabrielle Johnson

En esos tiempos, a fines del Siglo XIX, la zona era más conocida como un lugar donde otras pequeñas destilerías producían algunos de los mejores whiskys de la región del Mar del Norte ahora más conocida como la zSpeyside.

La destilería Glenglassaugh está un poco más alejada del mar, en un terreno elevado, pero siempre con vista al mar pero más cercana a los campos de cebada cercanos de Glassaugh Springs.

La historia cuenta que luego del fallecimiento de Moir y William Morrison, en 1892 Alexander vendió la destilería a Highland Distillers.

En 1907 cerró y permaneció inactiva durante 53 años, reabriendo en unas instalaciones mejoradas para producciones esporádicas de 1960 a 1986. Y volvió a cerrar. Algunos creyeron que para siempre.

No fue así. Pasó mucho tiempo, sí pero en 2008 unos inversores remodelaron las instalaciones, vendieron algunas botellas que quedaban de los viejos tiempos y enseguida se pusieron a hacer bebidas espirituosas experimentales centrándose en expresiones sin indicación de edad, en particular “The Spirit Drink That Dare Not Speak Its Name” and “The Spirit Drink that Blushes To Speak Its Name.”

Aunque es cierto que son spirits raros que salen de una destilería escocesa, estas dos prolijas etiquetas presagiaban la experimentación que veríamos en el Glenglassaugh del futuro, este que comenzamos a conocer hoy. 

No obstante, la destilería cambió de manos cuando Benriach Distillery Company la compró en 2013, y luego Brown-Forman, propietario de Jack Daniel’s , compró Benriach y todas sus subsidiarias en 2016.

Es cierto que Glenglassaugh es la menos conocida de las tres marcas escocesas de Brown-Forman, debido al menos en parte a los largos períodos de inactividad de la destilería y a los repetidos retoques con las expresiones y la presentación que se ve desde 2016.

Pero tal vez esa falta de reconocimiento generalizado podría ser lo que ha permitido que la destilería se haya convertido tan experimental como en los últimos años. 

Si Sandend Highland Single Malt es una prueba contundente de la destreza de la master blender de Glenglassaugh, Rachel Barrie, estamos ansiosos por experimentar con los otros whisky’s de pura malta Highland sin edad que pueda producir en el futuro.

Con más de 26 años de experiencia, Rachel Barrie se unió a la familia Brown-Forman en marzo de 2017 como Master Blender para las destilerías GlenDronach, BenRiach y Glenglassaugh.

Independientemente de la influencia y las circunstancias, las expresiones de Glenglassaugh en 2023 ascendieron a un nuevo nivel. Si bien ciertamente disfrutamos del botella insignia de 12 años, el Sandend Highland Single Malt fue la botella que realmente cautivó a cientos de fanáticos y conocedores del whisky. 

Desde su nariz frutal y su intenso ABV hasta su final cálido y su toque de salinidad, una bebida espirituosa que marca una nueva y emocionante dirección en el whisky escocés, donde las declaraciones de edad juegan un papel secundario frente a la experimentación y el descubrimiento. 


Compartir

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + 18 =