Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

El Château Sainte Marguerite se ha consolidado como una referencia dentro de la denominación Côtes-de-Provence Cru Classé desde 1955 con sus rosados y cuvées Super Premium y Ultra Premium. El proceso de adquisición de la bodega finalizará recién en los próximos meses.

Pernod Ricard y la familia Fayard han anunciado la firma de un acuerdo para que Pernod Ricard adquiera una participación mayoritaria en Château Sainte Marguerite, un Classified Growth de Côtes-de-Provence desde 1955.

Propiedad de la familia Fayard desde 1977, Château Sainte Marguerite está fuertemente establecido como un referente dentro del competitivo mercado del rosé con su denominación Côtes-de-Provence y sus prestigiosos cuvées Super Premium y Ultra Premium, explica en un comunicado oficial del grupo de vinos y espirituosos. 

Este avance en el segmento de vinos espumantes complementará la cartera de productos de lujo de Pernod Ricard junto con los champagnes Mumm y Perrier-Jouët.

Château Sainte Marguerite continuará sus actividades con sus equipos actuales, bajo la dirección de Olivier Fayard. Cyril Claquin, Director General Adjunto, garantizará la integración y la estrategia de la marca dentro de la red internacional de Pernod Ricard.

Château Sainte Marguerite es uno de los 18 crecimientos clasificados de Côtes-de-Provence y estamos muy contentos de dar un nuevo paso en nuestro desarrollo, tanto en Francia como a nivel internacional, gracias a la experiencia y a la formidable red de distribución de Pernod Ricard”, afirma Jean-Pierre Fayard, fundador del viñedo familiar.

La finalización de la operación debería producirse en los próximos meses.

Entre las tendencias enológicas que han dominado la escena en los últimos años, se encuentra sin duda el crecimiento de los vinos rosados, dominados por la producción francesa de Provenza. Una estela en la que, según los rumores anticipados por la revista francesa “Vitisphere”, el gigante de las bebidas Pernod Ricard (que cerró 2021 con una facturación total de 8.800 millones de euros) habría entrado de forma importante. 

El grupo, que ya posee empresas vitivinícolas como las marcas de champagne Mumm y Perrier Jouet, Campo Viejo en España, Rioja, Jacob’s Creek, Australia, Kenwood, California, o Brancott Estate, Nueva Zelanda, entre otras (además de muchas de las mejores bebidas espirituosas marcas como Martell, Havana Club, Ballantine’s y Chivas), habría adquirido (por una cantidad reservada) la mayoría de Château Sainte Marguerite, grand cru classé desde 1955 en Côtes de Provence. Empresa de casi 75 hectáreas de viñedos, 100% orgánicos y 100% veganos certificados, dirigidos (al menos hasta hoy) , por la familia Fayard, quien aún debe permanecer en su lugar en la empresa.


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 1 =