Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs

En Argentina, existen 39.800 hectáreas de té, de las cuales casi 38.000 se encuentran en la provincia de Misiones y cerca de 1.800 en la provincia de Corrientes. El kilogramo de hoja puesto en secadero pasó a costar $6,75, mientras que el de té en rama se determinó en 43,7 pesos.

Desde ayer rigen nuevos precios para la hoja de té. Desde el Ministerio del Agro y la Producción confirmaron a El Territorio de la la provincia de Misiones que los nuevos valores y de esta manera, el precio de brote puesto en secadero será de 6,75 pesos por kilo (0,077 dólares aprox.), mientras que para el té en rama será de $43,7 por kilo (0,51 dólares).

De acuerdo a lo que indicaron, se trata de un incremento del 11% y el 9,2 por ciento respectivamente.

Misiones concentra el 95% del cultivo de Camellia sinensis y con esta planta elabora diferentes variedades de té (negro, verde y rojo) que son comercializados a granel, en saquitos y en hebras. En Argentina, existen 39.800 hectáreas de té, de las cuales casi 38.000 se encuentran en la provincia de Misiones y cerca de 1.800 en la provincia de Corrientes. Misiones logró ser pionera con una característica singular: la mecanización de todo el proceso, con lo cual se potencia otra industria, la de la metal mecánica.

La participación de la Argentina en el mundo es especialmente significativa en el segmento del té negro a granel con el 2,7%. Anualmente, en el país se producen aproximadamente 80.000 toneladas de té, lo que representa el 90% de la producción total del continente americano. El té argentino atravesó muchas etapas en su historia que comenzó en 1923 cuando el sacerdote Tijón Hnatiuk llegó de Ucrania a Colonia Tres Capones, en Misiones, y trajo como regalo a su familia un paquete de semillas de Camellia sinensis. La historia está cargada de momentos de auge en la producción, de cambios en la industrialización y de búsquedas de nuevos mercados para su comercialización.

“A mediados del año pasado salió el precio por Ministerio, ya que no hubo acuerdo con Coproté (Comisión Provincial del Té). En ese documento se señalaba que habría un ajuste en diciembre”, indicaron desde la cartera agraria. Los anteriores valores eran de $6,05 y $40 respectivamente y había sido fijados en agosto pasado.

En ese sentido, agregaron que “ante el aumento del dólar y la quita de retenciones , se decidió aumentar el precio”.

Es que la producción misionera vivió momentos complejos durante el año pasado, no solo por la pandemia que restringió las actividades y el mercado –principalmente externo – sino también por la sequía que sigue golpeando fuertemente a la cosecha.

Esto, sumado a las variaciones económicas y la situación de emergencia agropecuaria motivaron un incremento en el valor del producto. Por su parte, el productor Cristian Klingbeil indicó que muchos productores del sector  se encuentran disconformes ya que “es imposible seguir la actividad con esos valores tan bajos, se va abandonando la actividad tealera”.

No es menor resaltar que a nivel país, la Provincia concentra el 95% del cultivo de Camellia sinensis y con esta planta, se elaboran diferentes variedades de té (negro, verde y rojo) que son comercializados a granel, en saquitos y en hebras. 

En Misiones, existen más de 5.000 productores de té, 45 Cooperativas y 60 Pymes tealeras que cuentan con plantas elaboradoras. Este desarrollo tiene su epicentro en las localidades de Oberá y Campo Viera que es la Capital Nacional del Té. Pero su producción se extiende por casi todos los municipios de la zona centro de la provincia. 

Exportación y mercados

Actualmente, el 90% de la producción de té argentino está destinado al mercado externo y su volumen representa casi el 2% del consumo mundial. El principal destino es Estados Unidos, que compra el 70% de la producción y lo utiliza en su tradicional bebida: Ice Tea (té helado).

Otros destinos importantes son Chile, Polonia, Rusia, Alemania; seguidos por Reino Unido, India, Malasia y otros 30 países. Este escenario representa un gran desafío para los productores e industriales misioneros. No se trata solamente de sostener estos mercados en un mundo cada vez más competitivo, sino también de encontrar nueva demanda. En ese camino, el Consorcio de Exportación de Té realizó una misión comercial a principio de este año al país que más importa este producto: Pakistán.

En tanto, durante el año 2019, este consorcio incrementó un 100 % el volumen exportado con respecto al 2018. Además, se diversificaron los destinos: Malasia, Rusia, Polonia, Perú, España y República Checa.

Misiones también cuenta con grandes empresas exportadoras, Don Basilio, El Vasco, Casa Fuentes (de capital internacional) y Las Treinta. La producción misionera debe competir con grandes productores como China y otros emergentes con mucha tradición como Vietnam.

Conseguir nuevos mercados y sostener los conquistados, son algunos de los principales desafíos para el sector. En este sentido, se viene trabajando con certificaciones de sustentabilidad: el 45 % de las plantaciones de Misiones, es decir unas 17.111 Ha, están certificadas bajo normas de producción sustentable, con responsabilidad social, ambiental y económica.

En los últimos años cobró impulso el té gourmet que permitió el despliegue de vínculos con el mercado nacional. En este camino, también se destaca “La Ruta del Té”. Esta iniciativa conjuga la delicadeza de la infusión, los avances tecnológicos en la industria y la cultura que enlaza tradición con la histórica empresa Don Basilio (fundada en 1931). Desde este espacio se impulsa al té no sólo como un producto, sino como una experiencia como destino turístico y gastronómico.

Share:

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *