Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs

Una de las cadenas de tiendas más importantes del Reino Unido, trabajó junto a las granjas lecheras para poner fin al uso de compuestos alimenticios a base de soja como alimento para el ganado lechero. Los críticos de la medida -que pretende cuidar el planeta evitando la deforestación en países como Brasil y Argentina- afirman que solo cambiará de lugar el problema.

Una de las cadenas de retail más importantes del Reino Unido tomó la polémica decisión de eliminar de sus góndolas alimentos lácteos que no cumplan con su compromiso de acabar con la deforestación en su cadena de suministro. De buenas a primeras, la medida parece muy buena y de una conciencia social ejemplar pero apenas se conoció la medida comenzaron a sumar críticas ya que la medida solo estaría mudando el problema de la desforestación del planeta.

Marks & Spencer dice que ha trabajado con los 44 agricultores británicos que producen leche asegurada M&S RSPCA para reemplazar el alimento de soja con alternativas como aceite de colza y remolacha azucarera, evitando así el uso de casi 4.000 toneladas de soja cada año. La famosa cadena de retail vende anualmente unos 272 millones de litros de leche en sus tiendas del Reino Unido -852 puntos de venta- y a través del sistema de ventas de alimentos online Ocado.

Las lecheras comiendo alimento a base de soja serán historia.

La medida, que se anunció oficialmente el 1º de octubre, es un hito en el progreso hacia el objetivo del minorista de deforestación cero en la producción de todos sus productos, incluidos los alimentos y bebidas, a medida que continúa encontrando formas de proporcionar alimentos para animales más sostenibles en toda su región.

El año pasado, M&S se encontraba entre varios supermercados del Reino Unido, incluida la cadena Tesco, que admitieron, después de una investigación del diario británico The Guardian (el año pasado recorrieron Brasil, Argentina y otros países productores de soja), que no podían garantizar que la soja de áreas deforestadas no estuviera presente en sus cadenas de suministro, a pesar de haberse comprometido firmemente a eliminar su uso.

La soja es uno de los productos básicos mundiales más estrechamente asociados con la deforestación, junto con el aceite de palma, la carne vacuna, la madera y el papel, y, además, es el segundo factor más importante de deforestación, según la organización benéfica WWF (World Wild Fund for Nature).

El frijol de soja se utiliza mucho en la producción de alimentos, principalmente como pienso para animales. Brasil es uno de los principales productores del mundo y la creciente demanda de soja ha provocado la deforestación en regiones como el Amazonas y la sabana tropical del Cerrado en el Estado de Goias al Sur de Brasil.

El Cerrado, en el Estado de Goiás, sur de Brasil.

La medida de M&S es parte del programa de innovación de la compañía, que incluye un fuerte enfoque en la diversificación de los alimentos a partir de la soja, explorando proteínas alternativas y diferentes formulaciones de alimentos. La empresa prevé ampliar su trabajo en esta área durante los próximos meses.

Paul Willgoss, director de tecnología alimentaria de M&S, dijo: “La soja se usa ampliamente en la alimentación animal en toda la industria porque crece rápidamente y es rica en proteínas, pero todos somos conscientes del impacto devastador que está teniendo su uso en los bosques brasileños.”

“Nuestra prioridad absoluta es eliminar la deforestación en la producción de nuestros productos y, para lograrlo, buscamos reducir nuestra dependencia de la soja y encontrar formas más responsables de obtenerla. Estamos orgullosos del arduo trabajo del equipo para trasladar el 100% de la alimentación animal en nuestra cadena de suministro de leche a alternativas de soja de alto rendimiento”.

Los defensores del medio ambiente afirman que la sustitución de la soja por otros cultivos en la mezcla de piensos puede simplemente trasladar el problema a otra parte y que el problema principal es el uso de la tierra en lugar de la soja en sí. Las emisiones directas de gases de las vacas, como el metano, se suman al impacto climático de la producción de leche de vaca.

Anna Jones, directora de bosques de Greenpeace Reino Unido, dijo: “M&S se comprometió a eliminar la deforestación provocada por los productos básicos de sus cadenas de suministro para 2020 y eliminar la soja de su cadena de suministro de lácteos es un gran paso, ya que el cultivo es uno de los principales impulsores de la deforestación. Sin embargo, lo que es vital entender es que el problema subyacente de la deforestación es la cantidad de tierra que se usa para cultivar cultivos como la soja para usar como alimento animal para carne y lácteos.

“Cambiar la soja por otros cultivos en la mezcla de alimentos para animales y vender carne y productos lácteos en el mismo volumen o incluso en mayores volúmenes simplemente trasladará el problema del uso de la tierra a otra parte. Nuestra salud, la estabilidad del clima y el futuro de los bosques del mundo dependen de que comamos menos carne y lácteos, lo que significa que lo que los supermercados deben hacer urgentemente es comenzar a reemplazarlos con opciones basadas en plantas”.

Fuente: The Guardian

Share:

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *