Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Pocos podrían discutir con Mark Kent, director ejecutivo de la Scotch Whisky Association, cuando afirma que tiene “el mejor trabajo del mundo”.  El 21 de mayo es el Día Mundial del Whisky y Kent aprovecha para contar como fueron sus primeros meses al frente de la asociación comercial y da su visión del futuro del whisky.

Personaje entrañable si los hay, Mark Kent es uno de esas personas a las que muchos quieren parecerse, no solo por su profesionalidad sino principalmente por su dotes como persona, esa que lo ayudaron a dejar un tendal de amigos tras su paso por la embajada del Reino Unido en Buenos Aires.

Terminada su tarea al servicio de su Majestad la Reina, Kent eligió continuar tentando a su suerte y se unió a la Scotch Whisky Association (SWA) como director ejecutivo.

La decisión fue fácil, el trabajo que le tocaba no. Su función sería fundamental luego de varios años turbulentos para las bebidas europeas y luego del Brexit, para las del Reino Unido también.

En los últimos años, el sector ha soportado una pandemia mundial, la salida del Reino Unido de la Unión Europea y aranceles punitivos de EE.UU. pero a pesar de las pruebas y tribulaciones, Kent se muestra optimista frente al sector.

“Con la llegada de la primavera llega el Día Mundial del Whisky, este 21 de mayo, que se celebra anualmente el tercer sábado de mayo”, dice Kent, “me da la oportunidad de reflexionar sobre mis primeros meses en el cargo y mirar hacia el futuro para la industria del whisky escocés.”

“Habiendo hablado con destiladores, mezcladores, embotelladores y exportadores de Speyside a Islay, y todos los demás, está claro que la industria mira hacia el futuro después de un par de años de turbulencia. En última instancia, las personas que trabajan en toda la industria quieren centrarse en crear un espíritu de clase mundial, atraer a nuevos consumidores para que descubran el whisky escocés y oportunidades para invertir, hacer crecer y apoyar puestos de trabajo y comunidades en Escocia y en todo el mundo”.

Sin embargo, el CEO del whisky sigue siendo realista sobre los desafíos que continúan afectando al sector del whisky escocés. Después de todo, los efectos de la pandemia de Covid-19 y problemas más recientes, como la guerra rusa contra Ucrania, continúan afectando a la industria.

“Como todos saben en este momento, hay una reducción del costo de vida, lo que afecta tanto a la industria como a los presupuestos domésticos”, agrega Kent. “En las últimas semanas, el costo del vidrio, los cereales, los envases y la energía han aumentado significativamente. 

El precio del trigo, por ejemplo, un ingrediente clave en la producción de whisky de grano utilizado en cada whisky escocés mezclado, ha aumentado un 60 % desde el cambio de año.

“Estas presiones de la cadena de suministro de la industria siguen siendo un freno para las ambiciones de la industria de recuperar el crecimiento perdido en los últimos años”.

Aliviar la presión sobre el whisky escocés

El trabajo de Kent, en el futuro, implicará presionar al gobierno del Reino Unido para implementar cambios que aliviarán parte de la presión que siente el comercio de whisky escocés. 

Eso incluirá “mirar al canciller, Rishi Sunak” para obtener apoyo en el presupuesto de otoño, como volver a evaluar la “carga fiscal del 70% sobre el whisky escocés en el Reino Unido”.

“Una y otra vez, la industria ha demostrado que se pueden generar más ingresos al congelar o reducir las tasas de impuestos; este debería ser un argumento convincente para el Tesoro de HM, ya que busca aumentar los ingresos del gobierno y apoyar el sector de destilación de clase mundial del Reino Unido”. Kent subraya.

Otra área clave de enfoque para Kent, con el fin de mejorar la presencia global de la industria del whisky escocés, es asegurar tarifas reducidas en la India. Durante décadas, el mercado potencialmente lucrativo ha sido complicado para los productores de whisky escocés debido a los aranceles de tres dígitos.

“ India es una gran oportunidad para la industria del whisky escocés: reducir los aranceles del 150 % ha sido un objetivo durante mucho tiempo, pero parece que la posibilidad de llegar a un acuerdo está más cerca que nunca”, se entusiasma Kent.

“El modelo que hemos realizado muestra que será beneficioso para todos: impulsará las exportaciones de whisky escocés en 1.000 millones de libras esterlinas -1.250 millones de dólares- durante cinco años y creará 1.300 nuevos puestos de trabajo en todo el Reino Unido, al tiempo que impulsará la inversión en India y generará 3.400 millones de libras esterlinas -unos 4.240 millones de dólares- en ingresos fiscales adicionales. Ahora corresponde a los negociadores encontrar el camino hacia un acuerdo, y espero visitar la India más adelante este año para hacer lo que pueda para apoyar sus esfuerzos”.

Sostenibilidad clave para el éxito futuro

Sin embargo, las empresas solo podrán crecer de la mano de la sostenibilidad. Kent dice que la palabra ‘sostenibilidad’ ha sido “mencionada más que ninguna otra en mis viajes por la industria”.

El año pasado, con la conferencia COP26 en Glasgow, el sector escocés delineó su objetivo de alcanzar el cero neto en sus operaciones para 2040. El objetivo se alcanzará utilizando tecnologías nuevas y existentes, como digestión anaeróbica, biomasa, hidrógeno y alta bombas de calor de temperatura, para reducir la dependencia de la industria de las fuentes de energía de gas natural.

“Esto no será fácil; no existe una bala de plata, y parte de la tecnología necesaria para alcanzar la meta aún no existe o no es escalable para una industria del tamaño del whisky escocés”, dice Kent. “Entonces, si el año pasado fue sobre la aspiración, este año se trata de la entrega.

“Y he visto una industria decidida a tomar las medidas necesarias para asegurar un futuro más sostenible. Es emocionante ser parte de esto y pensar que, en pequeña medida, nuestros esfuerzos salvaguardarán la industria y su contribución a la sociedad en general para las generaciones venideras”.

Después de todo lo dicho y hecho, Kent se mantiene firme en su elección de carrera y su perspectiva optimista y le pregunta a The Spirit Business si el suyo es “¿El mejor trabajo del mundo?” y se contesta a si mismo en voz baja, “puede que sea así”.


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + 13 =