Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Después de que el mercado de exportación de vino de U$S 1.300 millones a China fuese destruido a finales de 2020 simplemente de un plumazo, las bodegas australianas tienen todo listo para volver con fuerza al poderoso mercado baja, media y alta gama de Asia.

El Gobierno de Australia confía en que China levantará las restricciones impuestas hace tres años contra el vino de su país en 2024, tras hacer lo propio con otros productos, lo que contribuiría a la normalización en curso de las relaciones entre ambos países.

Así lo aseguran bodegueros y funcionarios de gobierno como el Ministro de Comercio y Turismo de Australia Don Farrell que afirmó estar “muy confiado” en que “a comienzos del año que viene tendremos un resultado favorable de las autoridades chinas para levantar las restricciones al vino australiano”.

Penfolds de la superbodega Treasury Wines, ya tiene todo preparado para inundar el mercado chino de vinos de alta gama. Los consumidores de Singapur, Malasia, Tailandia y Australia esperan que la compañía recuerde quiénes salvaron a la industria de un desastre.

China, el principal socio comercial de Australia, incrementó los aranceles a productos de este país, como el vino, el carbón, la cebada, la madera y la carne, entre otros, en 2020, después de que el Gobierno de Scott Morrison se sumara a Estados Unidos y solicitara formalmente una investigación internacional sobre el origen del Covid-19.

Las relaciones entre ambos países eran tensas desde que años antes Morrison empezara a abordar la injerencia china en la política australiana y prohibiera en 2018 la implementación de las redes de telefonía 5G de empresas chinas por motivos de seguridad.

El triunfo en 2022 del laborista Anthony Albanese dio un impulso a las relaciones bilaterales, y Pekín poco a poco ha ido levantando las restricciones comerciales, las últimas la semana pasada a las importaciones de productos cárnicos procedentes de tres grandes mataderos del país oceánico.

Según datos oficiales, entre enero y agosto Australia exportó a China productos por valor de U$S 6.000 millones que habían sido objeto de bloqueos por parte del país asiático, una cifra que en el mismo periodo del año anterior fue de tan solo 85 millones.

El Ministerio de Comercio chino anunció en octubre que China y Australia habían llegado a un consenso en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para resolver sus disputas comerciales, adelantando la resolución de las trabas al vino australiano.

Farrell también confió hoy en que las tasas a la langosta australiana serán eliminadas en “el futuro próximo”, y afirmó que no es “una predicción insensata” esperar que todos los aranceles remanentes a las exportaciones australianas por parte de China se cancelen en el año entrante.

Respecto al mercado del vino, Tim Ford, el Director Ejecutivo de Treasury Wines Estate, dijo que era prudente que Penfolds mantuviera abiertas sus opciones sobre la posibilidad de reiniciar las exportaciones de China, dados los avances logrados en las relaciones geopolíticas con países como Singapur, Malasia y Tailandia quienes jugaron un papel muy importante cuando en 2020 la industria australiana recibió un golpe que pudo ser devastador para miles de productores.


Compartir

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 − uno =