Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

La Junta Directiva de Danone votó este lunes para separar los roles de presidente y director ejecutivo que actualmente ocupa Emmanuel Faber no sin deslizar una fuerte crítica al desempeño financiero de los activos de la multinacional alimenticia. Ya están en la búsqueda de un nuevo director ejecutivo.

Danone es un gigante multimillonario de la industria alimenticia mundial, es fácil percibirlo con solo recorrer cualquier supermercado del mundo, sin exagerar, es difícil recorrer los pasillos de las góndolas sin encontrar algún producto de la compañía. Leche, yogures, derivados lácteos, aguas, el abanico de productos es enorme, incluso en la oferta basadas en plantas, que duplicó con su compra de la estadounidense White Wave por 12.500 millones de dólares en 2017. 

Más allá del éxito comercial de la compañía a nivel global, este lunes 1º de marzo, luego de una reunión de su Junta Directiva y en medio de un complejo año en el que el mundo atravesó nada menos que una pandemia, la empresa comunicó públicamente una fuerte crítica impulsada por los inversores activistas, y los representantes de Artisan Partners Asset Management, Causeway Capital Management y Bluebell Capital Partners. Además, para dejar bien clara la posición de sus miembros, se decidió separar los roles de presidente y director ejecutivo que actualmente ocupa Emmanuel Faber mientras inicia la búsqueda de un nuevo director ejecutivo para supervisar las decisiones de sus ejecutivos.

En realidad, lo que pasó ayer, ya se venía venir antes del inicio del frío invierno europeo. “El bajo rendimiento del precio de las acciones de Danone ha sido impulsado, en nuestra opinión, por una combinación de un historial operativo deficiente y opciones de asignación de capital cuestionables”, escribió Bluebell en una carta de noviembre al director independiente principal de Danone, Michel Landel.

El llamado de atención fue muy claro. Bluebell continuó señalando cómo desde que Faber asumió el control en 2014, Danone ha generado un rendimiento total para los accionistas del 21%, en comparación con el 56% de Stoxx Europe 600 Food & Beverage, el 97% de Nestlé y el 101% de Unilever. Bluebell dijo que esto “no refleja la calidad de los activos de Danone”.

Las marcas de Danone incluyen yogur Oikos y Activia y café listo para beber Stok, y tiene una gran presencia en agua embotellada a través de Evian. Pero estas categorías son cada vez más competitivas. 

Danone se enfrenta a la presión de Yoplait de General Mills, el fabricante de yogur griego Chobani, así como de innumerables nuevas empresas. En la categoría de agua embotellada la competencia es intensa, está inundada con decenas de marcas de renombre y de marca privada. Después de luchar en el segmento durante años, Nestlé anunció el mes pasado que estaba vendiendo su negocio de agua embotellada en Norteamérica para enfocarse en sus marcas premium internacionales, aguas minerales naturales locales, productos de hidratación saludable y agua funcional.

Antes de que se hiciera pública la carta de Bluebell, Faber ya había anunciado una serie de pasos que Danone estaba tomando para posicionarlo mejor para un mundo posterior a COVID-19. En noviembre, Danone dijo que estaba recortando hasta 2.000 puestos de trabajo , o aproximadamente el 2% de su fuerza laboral global. 

Danone también está llevando a cabo una revisión estratégica de su cartera de marcas, SKU y activos en Latinoamérica (Argentina es un caso de estudio). La compañía francesa anunció el domingo que planeaba vender su participación en China Mengniu Dairy, que tiene un valor de mercado de más de 2.000 millones de dólares, a finales de este año. En febrero, Danone dijo que adquiriría el pionero vegetal Follow Your Heart para aumentar su presencia en el sector de rápido crecimiento.

Cuestionado, Emmanuel Faber (CEO Danone), no se va pero dará un paso al costado.
Credito:Jacques Witt/SIPA/1906270854

Por si fuera poco, es incierto cuánto impacto tendrá un nuevo CEO en Danone sin una venta importante de marcas, una adquisición transformadora o un aumento significativo en el gasto para innovar sus ofertas existentes. 

Los accionistas activistas argumentarían que separar el rol de director ejecutivo y presidente traería más supervisión al desempeño del director ejecutivo y aumentaría la responsabilidad del individuo. Reuters informó el lunes que un reemplazo de Faber podría moverse rápidamente, con hasta ocho nombres de posibles candidatos circulando entre los miembros de la junta.

Los críticos han dicho que Danone se ha centrado demasiado en sus esfuerzos medioambientales y de sostenibilidad a expensas de su desempeño financiero, claro, sin tener en cuenta la demanda social y de los gobiernos en ese sentido. 

Haciendo caso a esa demanda, la compañía redobló ese compromiso el año pasado, prometiendo poner un mayor enfoque en sus objetivos ambientales, sociales y de gobernanza y crear un comité independiente para monitorear e informar sobre su progreso. Y hace tres años, sus operaciones en Norteamérica obtuvieron la certificación B Corp dos años antes de lo programado. 

Para los accionistas que han visto la lucha de las acciones de Danone, una nueva perspectiva podría ser justo lo que ellos y la empresa necesitan.

De todos modos, los analistas no pueden dejar de pensar si es conveniente cambiar de piloto en el medio de la tormenta que vive el mundo bajo la amenaza de una extensión de la pandemia. El tiempo dirá.


Compartir

administrator

1 Comment

  • stornobrzinol, junio 10, 2021 @ 9:53 pm Reply

    You actually make it seem so easy along with your presentation however I to find this matter to be really something that I think I’d never understand. It seems too complex and very wide for me. I am looking ahead for your next put up, I will try to get the dangle of it!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + 9 =