Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Las expectativas eran altas la semana pasada de que los cinco principales productores de bebidas con alcohol -y de alcohol 0,0%- que anunciaban resultados (Diageo, LVMH, Campari, Becle y AB InBev) complacerían a los inversores. Lo hicieron debidamente, superando todos los pronósticos del mercado.

Diageo, LVMH y Davide Campari Milano terminaron julio con sus acciones en máximos históricos. Becle, la empresa matriz de la gama de tequilas José Cuervo, vio cómo sus acciones subieron casi un 4% en la semana, pero se mantienen marginalmente por debajo de su pico de junio. AB InBev aumentó el volumen de ventas en un 20,8% en el segundo trimestre.

Imposible estar más feliz que Iván Menezes, Diageo tuvo una gran performance en pandemia.

Si bien el asombroso crecimiento del 53% de LVMH en los ingresos orgánicos en los primeros seis meses de este año fue impulsado en gran parte por la división dominante de moda y artículos de cuero, la división de vinos y licores de Moët Hennessy logró ventas un 56% más en el 2020 paralizado por el coronavirus.

Mucho más significativamente, estaban un 14% por delante de los mismos seis meses en 2019, antes de que golpeara la pandemia. Las ventas netas orgánicas de Diageo aumentaron un 16% para el año que finalizó el 30 de junio, superando el aumento del 13,7% que esperaban los analistas.

Estuvieron un 6% por encima del nivel alcanzado por Diageo en su año fiscal hasta junio de 2019, lo que sugiere que el mayor productor de licores de alta gama está firmemente encaminado para aumentar su crecimiento anual a una tasa de un solo dígito.

Campari también tuvo un excelente primer semestre en 2021 con un crecimiento de ventas del 37,1%. Fueron un 22,3% por encima del nivel alcanzado en el mismo período hace dos años.

Diageo aumentó su dividendo, como lo ha hecho sin falta desde que se formó la compañía mediante la fusión de Grand Metropolitan y Guinness en 1997, mientras que Campari recordó a los inversores que ha aumentado sus rendimientos totales 15 veces en los últimos 20 años. Los accionistas de LVMH pueden esperar un buen dividendo cuando se anuncie.

El desempeño de Becle en los tres meses desde Pascua atrajo menos titulares, pero con un 9,7% por encima del nivel del año pasado, sus ventas fueron impresionantes. Fue entre abril y junio del año pasado que gran parte del cierre tuvo lugar en el mercado clave de América del Norte y las ventas de José Cuervo se dispararon a medida que la demanda de tequila se vio impulsada por el cambio al consumo doméstico.

A pesar de que las juntas emitieron las advertencias obligatorias de que Covid podría volver a atacar, estas cifras apuntan a una conclusión; que los principales actores del sector de bebidas, destilerías en particular, están atravesando la crisis más fuertes y saludables que hace 18 meses.

El crecimiento del flujo de caja libre y el fortalecimiento de los balances apuntan a adquisiciones futuras. Ivan Menezes de Diageo dijo que “estamos inquietos y hambrientos” con “muchas oportunidades para hacerlo mejor”.

A pesar de ser el mayor productor de bebidas premium del mundo, Diageo representa solo el 1,6% del volumen de ventas global en el sector de bebidas alcohólicas totales y el 4,1% en valor.

Menezes dijo que no tenía un nicho en particular que llenar en su portafolio, ya que le interesaba más la calidad de cualquier marca y el alcance adicional que creaba para el grupo.

El jefe de finanzas de LVMH dijo que el grupo francés se encontraba en un período de consolidación luego de la adquisición de Tiffany por más de US $ 100 mil millones en el período de Año Nuevo. Pero eso no ha impedido que se adjudique a Moët Hennessy una participación del 50% en Armand de Brignac Champagne, además de llenar una plétora de nichos en otras divisiones.

El director ejecutivo de Campari, Bob Kunze-Concewitz, dijo que la compañía italiana estaba “disparando a todo pulmón” e insinuó que podrían surgir oportunidades a medida que los productores más pequeños luchan por recuperarse de los efectos financieros de la pandemia.

Campari Group, con Bob Kunze-Concevitz a la cabeza, tuvo en Aperol un gran aliado en las ventas.

Durante los últimos 18 meses, las empresas se han visto obligadas a centrarse con mayor detalle en los costes. Los presupuestos de marketing y publicidad se han controlado de manera rígida y se han orientado con mucha mayor precisión que antes, con la ayuda de una extracción de datos más profunda de la actividad del consumidor.

El on-trade en América del Norte y gran parte de Europa se ha reabierto y está experimentando lo que Kunze-Concewitz llama un auge de la “hospitalidad de venganza” a medida que los consumidores salen a divertirse en una juerga de gastos.

¿Hasta dónde se compensará el equilibrio pre-Covid con el auge fuera del sector? Todos esperan ver. Pero todos están seguros de que el comercio electrónico, ya sea de empresa a empresa o de empresa a consumidor, seguirá creciendo rápidamente.

Menezes dice: “Al aumentar la visibilidad y la facilidad de compra de nuestras marcas en línea, hemos impulsado un sólido desempeño con algunos de nuestros clientes de comercio electrónico más importantes”.

Diageo encabeza las ventas minoristas de bebidas espirituosas en Amazon en Europa y en Drizly en EE.UU. encabeza la pequeña pero creciente proporción de ventas de whisky en línea en China a través de Tmall. Sin embargo, la ruta del comercio electrónico representa solo el 5% del negocio de la empresa.

“Además de aprovechar nuestras asociaciones con minoristas electrónicos y canales comerciales tradicionales, estamos desarrollando nuestros propios canales de comercio electrónico”, dice Menezes. Diageo lanzó nueve nuevos sitios en los últimos 12 meses, con lo que su total asciende a 28, y habrá más por venir.

Juan Domingo Beckmann Legorreta, director general de la firma de bebidas alcohólicas BECLE, fue diagnosticado con Covid-19 en marzo del 2020.

Uno de los mayores movimientos en este campo es el vínculo de Campari con LVMH luego de su adquisición el año pasado del minorista italiano de bebidas especializado en línea Tannico.

“Nos hemos reunido con nuestros amigos de Moët Hennessy y hemos agrupado nuestra participación en Tannico en una empresa conjunta con ellos, que es 50-50”, dice Kunze-Concewitz.

“Esto hace que dos jugadores fuertes y complementarios, obviamente estén ahí para apoyar el crecimiento de Tannico, que ya comenzó con una importante adquisición en Francia, pero esta no será la última.

“Nuestro acuerdo es tener una empresa conjunta que se centre en Europa. Hay mucho que hacer en un mercado muy, muy fragmentado, es emocionante. Hay un gran equipo de gestión en Tannico que, con el apoyo de MH y de nosotros mismos, creo que tenemos grandes oportunidades por delante”.

La performance de la cervecera más grande del mundo no fue muy distinta. AB InBev aumentó el volumen de ventas en un 20,8% en el segundo trimestre, ya que los bares de todo el mundo comenzaron a reabrir sus puertas a consumidores sedientos de los efectos que solo se perciben con la presencialidad.

Los ingresos totales aumentaron un 27,6% a 13.540 millones de dólares, superando las estimaciones de los analistas de consenso de 13.220 millones de dólares. Sin embargo, el precio vertiginoso de las materias primas y el impacto del tipo de cambio hizo que Stella Artois, Budweiser y Corona reportaran un aumento de ganancias menor al esperado.

AB InBev parecía tener una pesadilla. Igualmente cambiaron de CEO tal cual lo tenían planeado. Michel Doukeris es el Nº1 desde Julio de 2021.

El EBITDA ajustado aumentó un 31% en los tres meses hasta el 30 de junio, mientras que los analistas esperaban un 41,6%.

Sin embargo, había muchas razones para estar alegre por la cervecera más grande del mundo. Las empresas miden cada vez más su desempeño en comparación con 2019 (condiciones comerciales previas a la pandemia) y AB InBev registró un crecimiento de primera línea del 3,2% en comparación con el segundo trimestre de 2019. Eso es alentador si se considera que la industria aún se ve significativamente afectada por la pandemia de Covid-19.

La cervecera espera que el EBITDA aumente entre un 8% y un 12% para el año fiscal 21.

La pregunta que se hacen ahora en la industria tiene que ver con la expectativa que genera el final para la pandemia desatada a fines del 2019, un período donde las grandes compañías de bebidas demostraron una enorme capacidad de adaptación a las necesidades de los consumidores que decidieron no solo respetar a rajatabla el confinamiento y los protocolos sanitarios sino que además decidió cambiar hábitos y costumbres relacionados a la convivencia hogareña que generó no solo nuevas necesidades sino además oportunidades de ocasión a las que la industria no solo supo adaptarse sino además, aprovecharlas. Los resultados hoy están a la vista.


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + 15 =