Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

La Unión Europea ha realizado una interesante encuesta que desvela las preferencias y conocimiento de los europeos consumidores de vino. Se centra en el consumo de vino, etiquetados y conocimiento del sistema de DOP/IGP entre los compradores. De acuerdo a este estudio, en Bruselas ya piensan en proponer el etiquetado obligatorio de calorías en cualquier vino que se venda en la UE.

La Unión Europea ha puesto en marcha una encuesta para tener una perspectiva más clara de las preferencias de los consumidores europeos de vino e incluso su grado de conocimiento de algunos aspectos relacionados con la cultura del vino.

El Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv)recoge esta útil encuesta que ha realizado la UE entre consumidores de vino en Francia, Alemania, Reino Unido y España, que forma parte del documento de la UE sobre evaluación de las medidas de la PAC aplicables al sector vitivinícola y fue publicado este pasado 20 de octubre.

La encuesta ha sido realizada a los consumidores de cuatro Estados miembro (a esa fecha):

  • Dos productores netos: Francia y España.
  • Dos grandes consumidoresAlemania y Reino Unido.

Entre algunas interesantes conclusiones del estudio, destacan la inclinación de los consumidores británicos hacia los vinos varietales, muy por encima de las preferencias en países productoresmás dirigidas hacia los vinos con indicación geográfica, así como su aparente desconocimiento sobre el sistema de indicaciones y su mayor inclinación hacia vinos de fuera de la UE.

Otro de los aspectos resaltables es el desinterés de los franceses y británicos sobre vinos de baja graduación y la alta preocupación de los alemanes sobre las referencias a la salud en los etiquetados.

Y sobre gran parte de los consumidores de los cuatro países pone de manifiesto el general desconocimiento que muestran sobre lo que implica el sistema de indicaciones de calidad europeo.

El perfil del consumidor y sus hábitos de consumo de vino

1) Nivel de consumo

  • Para el conjunto de los 4 países analizados, un 58% consume vino al menos una vez a la semana.
  • Más del doble de frecuencia diaria en Francia y España (16% y 19% respectivamente) que en los países consumidores netos (5% de Alemania y 7% en Reino Unido).
  • 18%/19% beben menos de una vez al mes en Alemania y Reino Unido, respectivamente.

2) Tipo de vino

  • El consumo de vino en España es sobre todo de tinto (62%), mientras que en Reino Unido beben casi tanto tinto como blanco (38%/37%).
  • En Francia se bebe mucho vino tinto (48%) pero también rosado (26%).
  • En Reino Unido, y además de la importancia del vino blanco que también se da en Alemania, es alto el consumo de vinos rosados (13%) y de espumosos (10%)

3) Etiquetado

  • Franceses y españoles prefieren con claridad los vinos con DOP o IGP (38% y 43%, respectivamente)
  • En Reino Unido la preferencia es mayoritariamente (42%) por los vinos varietales, frente a apenas un 10% de consumidores que optan por vinos con DOP o IGP y un alto 28% de quienes “no saben” lo que consumen.
  • En Alemania las preferencias están más equilibradas entre quienes prefieren vinos con DOP/IGP (33%) y quienes prefieren varietales (31%), con el mayor porcentaje de los 4 países en preferencia de vinos sin indicación geográfica (11%).
  • En cuanto al origen UE/no-UE del vinoespañoles, franceses y alemanes muestran una clara preferencia por los vinos de la UE (92% en caso de España), mientras los consumidores de Reino Unido se dividen entre vinos de dentro y fuera de la UE (38% y 37% respectivamente) y una cuarta parte de ellos no saben cual es el origen del vino que han consumido.

4) Criterios de compra

  • En el conjunto de los cuatro mercados el precio es el principal factor de compra (20% aunque no muy distanciado de otros como la variedad (17%), el origen del vino (15%), signos de calidad presentes en el etiquetado (12%) o recomendación de familiares o profesionales (11%).
  • Con ciertas diferencias según los países. En Reino Unido el criterio principal es el precio, mientras en Alemania dicen preferir la marca, en Francia los signos de calidad en las etiquetas y en España el origen del producto.
  • La variedad de uva es más importante como criterio de compra en Reino Unido (22%) que en Francia (17%), Alemania (16%) o España (13%).
  • En la dicotomía varietal / indicación geográfica (DOP/IGP) para la compra de vinos de calidad, los consumidores de países netamente productores (Francia y España) optan mayoritariamente por las indicaciones (54% y 68% respectivamente), mientras que Alemania se divide con una cierta preferencia hacia el varietal (55% frente al 45% de DOP/IGP) y los consumidores británicos se muestran mucho mas inclinados a elegir el varietal (82%).
  • En relación con los vinos de baja graduación alcohólica, se preguntó a los consumidores sobre qué categoría preferirían que tuviera una mayor oferta, mostrándose españoles y alemanes mayoritariamente favorables hacia vinos de graduación un poco más baja (entre 8º y 10º) o sensiblemente más baja (vinos o productos más dulces y entre 1,2º y 8º), mientras los franceses y británicos se muestran mucho menos interesados en ninguna de estas categorías (40% y 35% respectivamente).

Grado de satisfacción del consumidor con las normas de etiquetado y sobre las prácticas enológicas

Sobre la información que se da en las etiquetas de los vinos, consumidores de los cuatro países se mostraron mayoritariamente conformes (muy o razonablemente conformes), respondiendo que es suficiente; con grado de satisfacción ligeramente mayor entre los ingleses (90%) y españoles (88%), que entre franceses (80%) y alemanes (81%).

En cuanto a aspectos concretos en el etiquetado, los alemanes son los más insatisfechos con las advertencias de salud (69%), mientras que la información nutricional y sobre contenido en calorías tiene a los consumidores de los cuatro países también relativamente insatisfechos, les preocupa relativamente poco la falta de información sobre ingredientes y prácticamente nada (salvo un poco a los británicos) la información sobre grado alcohólico.

Y en lo que a la información del etiquetado sobre la calidad de los vinos se refiere, los consumidores de los cuatro países se mostraron satisfechos destacando un 79% de satisfacción entre los españoles.

El sistema de DOP e IGP y la calidad de los vinos

Finalmente, entre las cuestiones relativas al grado de conocimiento y satisfacción con el sistema europeo de indicaciones de origen (DOP/IGP), se les preguntó en primer lugar sobre su identificación en el etiquetado, a lo que consumidores de España respondieron que se identifican con total o bastante claridad (86%), frente a un 37% de consumidores británicos que dicen “no saber lo que DOP/OIGP significa” y apenas un 43% que dicen estar satisfechos con estas indicaciones en el etiquetado.

También se les preguntó sobre el grado de seguridad sanitaria que suponen los vinos de la UE frente a los de países terceros. Dos tercios de los encuestados consideran que los riesgos sanitarios de los vinos son altos o muy altos, pero de forma relativamente similar para los vinos de dentro y fuera de la UE; destacando la opinión especialmente pesimista de los consumidores alemanes, que piensan en un 96% que el riesgo sanitario de los vinos de la UE (en términos de higiene y seguridad del producto) es alto o muy alto, frente a apenas un 49% de los franceses o un 63% de los españoles.

Con respecto a los factores que pueden tener un mayor impacto en la calidad sanitaria de los vinosun 62% de los encuestados en los cuatro países piensan que son las prácticas culturalesseguido de las prácticas enológicas que son relevantes para un 54% de los consultados, mientras se da menos importancia a elementos medioambientales del vino y los relacionados con los varietales de uva.

En relación con la calidad del vino, muchos consumidores de Francia y España (32% y 26% respectivamente) se mostraron descontentos con la calidad de los vinos no europeos y un 8% de los franceses también con la calidad de los vinos europeos.

Sobre los factores con posible mayor repercusión en la calidad de los vinos, un 41% de los encuestados en los cuatro mercados contestaron que la variedad de uva, seguidos de un 26% que piensa que los factores medioambientales son los de mayor impacto.

En la pregunta sobre si conocen las diferencias entre los vinos con DOP y con IGP respecto de otros vinos, un 37% de los españoles y un 36% de los franceses respondieron afirmativamente, frente a apenas un 25% de alemanes y un 17% de ingleses.

Y en cuanto a las características de estas indicaciones de calidad, la mayoría de los encuestados en los cuatro países contestaron que identifican un vino con una localización geográfica (cerca del 60% de españoles y franceses aunque apenas un 40% de británicos), mientras que menos de la mitad de encuestados los relacionan con limitaciones a la producción o gestión de las áreas geográficas y una pequeña minoría identifica estas figuras de calidad con reglas de presentación y etiquetado, control de contenido alcohólico, rendimientos por hectárea o características organolépticas de los vinos.

En relación con las campañas de información realizadas en Francia y Alemania con respecto a ciertas regiones vitivinícolas de cada uno de esos países muchos encuestados de ambos países y del Reino Unido dijeron conocer algunas de las regiones por las que se les preguntaba, pero muy pocos en Francia y Alemania dijeron haberlas visto (15% sobre la campaña de Bergerac & Duras, 17% del Languedoc y 22% la campaña de vinos de calidad alemanes).

Conclusiones

En definitiva, el OeMv ve grandes diferencias entre los consumidores de los países netamente productores y los británicos, con los alemanes especialmente preocupados por cuestiones de etiquetado y seguridad alimentaria y los británicos especialmente alejados del conocimiento o relevancia que otorgan a las indicaciones de origen típicamente europeas.

El OeMv además apunta una conclusión final, derivada de éste y muchos otros estudios sobre criterios de consumo, compra y conocimiento por parte de los consumidores de diferentes mercados: «lo que en los países productores como España es práctica habitual de consumo, no debe confundirse con las preferencias que tienen los consumidores en otros lugares y a los que, sin embargo, también queremos y debemos venderles».

Y subrayan que «para vender volúmenes relevantes de vino en esos mercados (más allá de nichos de expertos), no queda más remedio que conocer sus gustos, sus criterios de elección y su grado de conocimiento, y adaptarse a ellos«.

Los datos básicos de la encuesta

El tamaño de la muestra: 2.105 entrevistas divididas en:

EspañaFranciaReino UnidoAlemania
560506512527

Las encuestas han sido realizadas en junio del 2018 y el estudio se confeccionado por el Instituto Francés de Opinión Pública (IFOP), por encargo de la responsable del estudio de evaluación de la PAC, Agrosynergie.

El estudio se ha dividido en tres secciones:

  • Perfil del consumidor y hábitos del consumo
  • Satisfacción del consumidor con las normas de etiquetado y sobre prácticas enológicas
  • Conocimiento por parte del consumidor sobre el sistema de DOP e IGP

Junto con otros anexos de este estudio de evaluación, los resultados de la encuesta se encuentran disponibles en este enlace

Fuente: Tecnovino


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 10 =