Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Los problemas de logística, la cadena de suministro y la recesión en la economía global son las principales preocupaciones entre los comerciantes de vinos finos, según una encuesta anual a los 625 miembros de Liv-ex. A pesar de los desafíos, no fueron pocos los que se mantuvieron optimistas.

La encuesta, que tuvo lugar en noviembre de 2022, entrevistó a los 625 miembros de Liv-ex en 44 países -este año ya son 245-, desde empresas emergentes hasta comerciantes históricos muy bien establecidos, incluidas bodegas de Argentina, Chile y Uruguay.

El informe encontró que que más del 54 % de los encuestados creen que la economía global seguirá siendo el mayor desafío del mercado en 2023, con poco menos de un 30 % argumentó que le preocupa más una recesión económica global y recesiones regionales afecten el mercado y un 20 % preocupado sobre la volatilidad de la moneda.

Los problemas de logística y la cadena de suministro son el segundo desafío más importante citado, mencionado por el 16% de los encuestados. Algunos mencionaron el papeleo adicional debido a los cambios de aranceles -después de dos años, el Brexit sigue siendo un problema- y el etiquetado planificados en el Reino Unido (uno de los mercados más importantes del vino), mientras que otros mencionaron la actual interrupción de las importaciones chinas.

Sin embargo, según reseña la revista The Drinks Business, el informe encontró entre los encuestados un “cauteloso optimismo”: los comerciantes informaron una demanda creciente de Borgoña, Burdeos, California, Piamonte y Champagne.

Borgoña fue la región más demandada por el 41,8% de los encuestados, a lo que no ayudaron sus bajos rendimientos y la restricción de los despachos, seguida del Champagne (40%), que aportó un “crecimiento sustancial de la inversión”, impulsado por la gran demanda de champagne de guarda y la cada vez menor oferta.

Por delante de Burdeos, que fue calificada como la región más demandada por el 9% de los encuestados, por delante de la Toscana (3,6%), California (3,6%) y el whisky (1,8%).

En cuanto al aumento de la demanda, el 9% afirmó que el champagne había registrado más ventas, junto con el 5% que señaló a los vinos de California. Mientras tanto, los consumidores parecen gastar más por término medio, pero los comerciantes explican que esto se debe a una mayor orientación hacia la calidad y menos a mayores volúmenes.

De cara al futuro, alrededor del 14% de los encuestados espera algún tipo de corrección de precios en los vinos de la región de Borgoña, ya que los precios actuales no son mantenibles a largo plazo. En cuanto a Bordeaux, las perspectivas son dispares: un 7% pronostica un resurgimiento y una mayor demanda de la región, mientras que la misma cantidad de encuestados sostiene que Bordeaux tendrá y no tendrá una campaña En Primeur de éxito en 2022.

Mientras tanto, el 60% de los encuestados espera que el índice Liv-ex Fine Wine 100 -los 100 mejores vinos del mercado- aumente en 2023, con algunos estimando un aumento de alrededor del 45%, aunque una mayoría resultó más pesimista y predijo una caída del 28%.

James Miles, CEO de la entidad, afirmó que la encuesta representa “el mejor barómetro posible del sentimiento del mercado” y se mostró encantado de que sus perspectivas parezcan cautelosamente optimistas, a pesar de los retos a los que se enfrenta todo el mundo.


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 16 =