Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs

Una de las embotelladoras más grandes del mundo de Coca-Cola, la europea CCEP firmó preacuerdos de adquisición con su par australiano Amatil. Algunos accionistas australianos no dudaron en considerar la oferta como “oportunista” teniendo en cuenta la debilidad del negocio en tiempos de pandemia. El deal podría concretarse recién en marzo de 2021.

La crisis sanitaria provocada por el coronavirus trajo consecuencias que pocos hubieran imaginado hace menos de un año. La industria de los negocios líquidos no es ajena a ello y una de las consecuencias que cualquier analista podía prever era la cantidad de oportunidades que tendrían aquellos que tuviesen una posición financiera firme.

Sin dudas es el caso de Coca-Cola European Partners, una de las embotelladoras más grandes del mundo luego de la fusión que realizaron en 2016 las tres embotelladoras europeas más grandes y así conformar un gigante de la industria con la espalda suficiente para sostenerse frente a otras compañías de la industria relacionadas a las bebidas alcohólicas.

Desde esa posición, esta semana, la Coca-Cola European Partners (CCEP) anunció que ha firmado preacuerdos vinculantes para adquirir Coca-Cola Amatil Limited (CCL), por unos 8.700 millones de dólares australianos (5.200 millones de euros), una de las mayores embotelladoras y distribuidoras de bebidas listas para consumir y de café en la región de Asia y el Pacífico.

En concreto, CCEP busca adquirir tanto el 69,2% de CCL, en manos de accionistas independientes -la mayoría australianos- pero también busca adquirir el 30,8% que posee The Coca-Cola Company, todo bajo la condición de que las autoridades australianas den el visto bueno para el ingreso del capital europeo a Australia.

Según los términos de la propuesta, los accionistas independientes de CCL recibirían 12,75 dólares australianos por acción en efectivo, mientras que The Coca-Cola Company recibiría 9,57 dólares australianos por título por el 10,8% y 10,75 dólares australianos por el otro 20% restante.

En total, la oferta planteada por CCEP estaría valorada inicialmente en aproximadamente 8.700 millones de dólares australianos (5.200 millones de euros), con un valor total de empresa de 10.800 millones de dólares australianos (6.500 millones de euros).

En el Consejo de Administración de CCL han reafirmado que tienen la intención de recomendar unánimemente el plan para accionistas independientes, en ausencia de una propuesta superior, al considerar que el esquema de la propuesta es “justo y razonable”, para el “mejor interés” de los accionistas independientes.

Las condiciones concretas de la oferta están previstas para febrero del próximo años, que puedan ser votadas por lo accionistas independientes de CCL en una reunión a principios o mediados de marzo, y se puedan implementar al final del primer trimestre del 2021.

Damian Gammell, Director Ejecutivo de CCEP

El consejero delegado de CCEP, el irlandés Damian Gammell, ha destacado que la compra Coca-Cola Amatil, uno de los mayores embotelladores y distribuidores de bebidas listas para consumir y de café en la región de Asia y el Pacífico, es una “oportunidad fantástica” para reunir a dos de los mejores embotelladores del mundo y que la fusión permitirá a CCEP un crecimiento más rápido y sostenible.

“Desde la creación del CCEP hace cuatro años, hemos demostrado nuestra capacidad de crear valor a través de la expansión y la integración. Ahora es el momento adecuado para avanzar al asumir estas grandes franquicias y mercados”, señaló Gammell.

Qué dicen en Australia

Más allá que la oferta económica hecha por los europeos sea descomunal, para algunos accionistas esa lluvia de dinero le pareció “oportunista” y dejaron entrever en declaraciones a medios financieros australianos -en The Australian Financial Review expresaron su visión sin tapujos- que consideraban la oferta baja teniendo en cuenta la valoración de la compañía en el mes de febrero, justo antes de la declaración de la crisis del COVID-19 en pandemia.

La directora ejecutiva de CCA, Alison Watkins.

Los medios australianos cuentan que Coca-Cola Amatil se vio fuertemente afectada por el impacto de la larga cuarentena de restaurantes y pubs y la directora ejecutiva, Alison Watkins, dejó entrever en una conferencia con accionistas que la situación del negocio no es la mejor y que la posibilidad que la pandemia provoque un nuevo estado de confinamiento de las personas hace prever que la situación podría no ser mejor.

Share:

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *