Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Después de más del doble de ventas de vino durante la pandemia a través de la app, los ejecutivos de la startup de vinos Vivino se animaron a salir a buscar fondos en el mercado y recaudaron 155 millones de dólares que serán utilizados para expandirse a nuevos países, agregar personal, desarrollar su motor de recomendaciones y respaldar su expansión e inversión en inteligencia artificial (IA). La ronda, la primera de la compañía desde 2018, fue liderada por el inversor sueco Kinnevik AB.

Un 2020 de locos, un tiempo de locos pero que también tuvo ganadores. Las ventas de vino en la plataforma de Vivino aumentaron a más del doble en 2020, a 265 millones de dólares, ya que los consumidores dejaron de ir a bares y restaurantes pero compraron botellas en línea para beber en casa. 

La consecuencia inmediata para la compañía con sede en San Francisco -una app que sugiere vino según el precio, maridaje o región y permite a los usuarios comprarlo en su aplicación- fue un logro que esperaban hace unos años, el primer desempeño anual de equilibrio en las cuentas.

Más allá de su éxito financiero, Vivino es una de las app de vino más populares en América.

El dinero permitirá a Vivino, que ya opera en 17 países y tiene 50 millones de usuarios, expandirse a nuevos mercados, incluidos México, Japón, Portugal y Polonia, y aumentar el personal en al menos un 50% hasta llegar a 300 personas, dijo la directora ejecutiva Heini Zachariassen, en una entrevista. El próximo gran paso para Vivino será finalizar el desarrollo de una función de personalización que Zachariassen compara con una calificación de vino similar a la de la exitosa plataforma de cine Netflix.

Además, la salida al mercado permitió que la ronda de financiamiento diera un valor “real” a la compañía “de entre 600 millones y 800 millones de dólares”, dijeron analistas del mercado bursátil que pidieron no ser identificados porque los términos son privados. Sobre el asunto Zachariassen no pudo esquivar el tema y solo se animó a decir que la valoración de la empresa aumentó sustancialmente pero prefería no revelar cifras y así evitar especulaciones.

Aún así, los ejecutivos de Vivino no anticipan ser rentable este año o el próximo, y la compañía aún no está planeando una oferta pública inicial, adelantó Zachariassen que de manera muy conservadora en todo momento trató de evitar falsas expectativas.

No obstante, el director ejecutivo de Kinnevik -la compañía responsable de la ronda de financiamiento-, Georgi Ganev, dijo en un comunicado oficial que luego de la exitosa salida “Vivino ha tomado firmemente la posición como una importante empresa de servicios para los consumidores de vino de todo el mundo, creando una comunidad sólida con efectos de red y una gran cantidad de información de datos.

Esta última ronda eleva los fondos totales de Vivino recaudados hasta la fecha a 221 millones de dólares y llega en un momento en que las ventas de comercio electrónico de alcohol están aumentando en medio de un cambio en el comportamiento de los consumidores de todo el mundo.

Heini Zachariassen, el feliz fundador y accionista de Vivino en acción con su app favorita..

“Nuestras tasas de retención de usuarios son altas y estamos viendo una conversión constante de usuarios de aplicaciones en compradores de vino. Ese es un buen movimiento en la dirección correcta. Al crear más valor para nuestros usuarios, también creamos más valor para la empresa y la industria en general ”, dijo Zachariassen.

Desde su aumento de la Serie C en febrero de 2018, liderado por el actual presidente de la junta de la compañía, Christophe Navarre, ex CEO y presidente de Moët Hennessy , Vivino ha aumentado su base de usuarios de 29 millones a 50 millones.  


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 7 =