Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs

En el mercado de la yerba mate reapareció un fenómeno que no se experimentaba desde hacía más de 50 años: la importación de grandes cantidades del producto de Brasil y Paraguay. El año pasado fueron el equivalente al 10 por ciento de lo que se consumió en el mercado interno y lo que se exportó.

Más de 30 millones de kilos, el ex periodista del diario argentino La Nación, Martín Böerr, asegura que la enorme cantidad de yerba traída del exterior aplacó la constante suba de precios de la materia prima, que a su vez generó una multiplicación de yerbales que entrarán en producción en las próximas zafras. ¿Se está gestando una nueva crisis yerbatera en el horizonte?

En 2020 la industria yerbatera se encontró con una falta de stock de materia prima muy acentuada y tuvo que importar 31 millones de kilos de yerba mate canchada, más de la mitad de Brasil y el resto de Paraguay.

“En total se importaron 31 millones de kilos el año pasado, equivale al 10% de lo que se vendió al mercado interno y externo”, confirmó Juan José Szychowski, titular del Instituto Nacional de la Yerba Mate, en una entrevista el sábado con el programa “Frontera Jesuita” por Radio República. Los datos también están publicados en la página del INDEC.

Se trata de un récord en toda la historia del mercado de la yerba mate. El número representa un incremento del 900 por ciento respecto al 2019, que ya era el año de mayores importaciones de canchada desde 2002.

Las fuertes importaciones empezaron por la escasez de materia prima por las malas cosechas de los últimos dos años (heladas, exceso de lluvias, paro yerbatero de 2018), pero luego con la disparada del precio de la hoja verde y la canchada, empezó a ser más rentable traer materia prima de afuera. Las compras a Paraguay y Brasil (tiene mejor calidad) terminaron por aplacar la constante suba del valor de la materia prima en Misiones.

En el INYM explicaron que no se pueden oponer a las importaciones de materia prima, pero sí, se aseguraron de que la calidad no se resintiera en lo más mínimo, para cuidar al consumidor y a toda la cadena.

“La yerba mate es un negocio como cualquier otro, tenemos que velar para que la calidad que entre sea la que exige el Código Alimentario y que le exigimos a los secaderos de Misiones y Corrientes. Sacamos una resolución en ese sentido y los resultados fueron muy buenos, la yerba cuando empezaron a hacer los primeros análisis tenía un 40 % de palos en diciembre y ahora tienen un promedio de 30 % de palo”, señaló Szychowski, sobre la canchada que se importa.

El chimarrão, como se toma en Brasil, atope. La yerba mate es sin palo y con más cantidad de polvo (se extrae el palo y el tallo para evitar la acidez, según la cultura portuguesa).

Cifra que no tiene antecedentes en la historia y que podría superarse en 2021

Para ilustrar mejor la magnitud de este fenómeno hay que tener en cuenta que entre 2002 y 2018 las importaciones de yerba mate canchada fueron insignificantes y jamás llegaron a los 50.000 kilos, según los datos del INDEC. El organismo estadístico no tiene cifras anteriores al 2002.

El fenómeno de las importaciones lejos de detenerse va camino a marcar un nuevo récord. Según el INDEC, en enero y febrero se importaron ya 3,48 millones de kilos en enero y febrero. Eso ya es el doble de lo que se trajo en el primer bimestre del año pasado. Según datos del mercado (el INDEC aún no publicó las cifras de marzo), ya se importaron 6 millones de kilos este año.

Aplacaron la suba del valor de la materia prima

¿Esto es malo para la cadena yerbatera? Economis consultó a varios expertos e industriales yerbateros, que prefirieron el off the récord. Las importaciones de materia prima no estuvieron solamente motivadas por la escasez sino también porque se pudieron traer a un precio más bajo.

Hay que tener en cuenta que en algún momento la hoja verde se llegó a pagar a 1,50 dólares (tomando el valor oficial), mientras que el precio de importación ronda 1 dólar (se paga valor oficial sin impuestos).

Según datos del mercado, las empresas que más importaron fueron Las Marías, La Cachuera y Molinos Río de la Plata, tres de las cinco más grandes del mercado (las otras dos son Playadito y Rosamonte).

Otra consecuencia de las grandes importaciones es que frenaron el avance de los precios que se estaban pagando en Misiones por la materia prima. “Hace tiempo que el precio quedó estancado, sigue muy por encima del valor oficial del INYM (esta semana Agricultura de la Nación debe decidir el nuevo precio para la zafra abril-septiembre), pero dejó de subir”, comentó un industrial a Economis.

“La última vez que la Argentina tuvo que importar tanto desde Brasil y Paraguay fue hasta mediados del siglo pasado. Recién en los años 60 se empezó a producir yerba mate argentina en grandes cantidades. Brasil tenía mucha influencia hasta entonces y por eso molinos yerbateros importantes como Yerba Mate Laranjeiras o Martinez de Hoz eran mitad argentinos y mitad brasileños”, explicó Jerónimo Laggier, ex director del INYM e historiador de la yerba mate a Economis.

Materia prima: ¿El comienzo de una nueva crisis?

La yerba mate canchada es la materia prima básica para elaborar el producto final, que se logra tras el proceso de molienda y envasado. La canchada se estaciona 12 meses, en promedio, para elaborar un producto de calidad.

El año pasado la industria yerbatera, que se maneja con un stock de canchada que equivale a entre 12 y 14 meses de abastecimiento al mercado interno, se encontró con una caída en los stocks inédita: un stock de apenas 7 meses de abastecimiento.

“Hubo una merma de las cosechas en 2018 y 2019 por exceso de lluvias, también sequías”, explicó a Economis, Renzo Klimiuk, empresario tealero y yerbatero de Campo Grande.

En el 2018 se produjo una gran protesta de los pequeños productores yerbateros ante el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) por los bajísimos precios. Ese año la zafra (cosecha) empezó más tarde y allí también empezó a vislumbrarse el futuro problema de escasez de materia prima.

El resultado favoreció a los productores, porque fue una disparada del precio de la hoja verde, la materia prima con la que se elabora la canchada. La hoja verde se corta de la planta de yerba mate y se lleva al secadero para su elaboración. Hacen falta 3 kilos de hoja verde para elaborar uno de canchada.

El año pasado, el precio oficial del INYM para la hoja verde era de 24 pesos, pero se pagaba 35 y hasta 38 pesos. Con los valores en góndola congelados por la pandemia, las grandes industrias yerbateras empezaron a perder dinero.

La gran pregunta es si no se está gestando la futura crisis en el sector yerbatero. Porque en los últimos dos años, de la mano de la disparada del precio de la materia prima, todos se pusieron a plantar yerba en Misiones y Corrientes. “Cuando esos yerbales entren en producción, va a haber una sobreoferta de materia prima”, aventuró un industrial.

Datos

El año pasado se consumieron 284 millones de kilos en el mercado interno. Sumadas las exportaciones, alcazaron los 310 millones de kilos

Se importaron 31 millones de kilos de yerba canchada, mayormente de Brasil y Paraguay. Brasil tiene mejor calidad.

Entre 2002 y 2018 prácticamente no se importó yerba canchada. En el 2019 se importaron casi 4 millones de kilos, un récord. En 2020 las importaciones aumentaron 900 por ciento y batieron otro récord. Este año van camino a una nueva marca histórica si se mantiene el ritmo de importaciones de enero, febrero y marzo.

Share:

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *