Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

La compañía estadounidense líder mundial en envases de aluminio, Ball Corporation, realizó un estudio en Alemania, Chile, Estados Unidos, Francia y el Reino Unido para comprender el comportamiento del consumidor hacia el vino en lata, los resultados revelaron que la preferencia ha aumentado, especialmente después de la pandemia.

Alrededor del 52% de las personas de entre 18 y 44 años beben vino en latas o planean hacerlo en los próximos 12 meses. Esto se compara con el 38% de las personas de 45 a 54 años, mientras que poco menos de uno de cada cuatro (22%) personas de 65 años elegirían su vino en lata.

Según NielsenIQ, el mercado del vino en latas creció un 106% en el año hasta septiembre de 2020. A nivel mundial, el mercado naciente se valoró en 208,6 millones de dólares en 2020.

En Chile -único país de Sudamérica que participó del estudio- casi 3 de cada 4 adultos (74%) están adoptando vinos enlatados y alrededor del 92% de los encuestados están de acuerdo en que la lata de aluminio es el empaque más sustentable y práctico para grandes eventos al aire libre, situación que se ha hecho muy popular después de las restricciones impuestas por la pandemia Covid-19.

En un estudio reciente similar en Brasil, la aceptación fue mayor entre las consumidoras más jóvenes, con un 57% de las mujeres de entre 25 y 34 años dispuestas a beber vino enlatado.

Estos resultados son parte de un estudio global, realizado por Ball, lider mundial en envases de aluminio sustentables, para comprender el comportamiento de los consumidores hacia el vino enlatado en todo el mundo. La investigación fue realizada por Norstat entre 6.000 adultos, de los cuales se dividieron 1.000 por cada país: Alemania, Chile, Estados Unidos, Francia y el Reino Unido. Los participantes completaron un cuestionario en línea en junio 2021. 

Un 33% del total de encuestados en Chile, está de acuerdo con que las latas representan un envase liviano y fácil de transportar, lo que se justifica en las ocasiones de consumo post pandemia. Según los resultados de este estudio, el vino tinto se posiciona como el favorito entre los chilenos, con un 48% de preferencia, seguido por el espumante blanco y rosé con un 38% en sus formatos lata.

Mientras tanto, en la Argentina, el consumo de vino en general cayó un 12,1% en el primer semestre, en lata creció un 25,3%, según datos del INV (Instituto Nacional de Vitivinicultura). En junio pasado, los despachos de vino en lata se duplicaron frente a igual mes de 2020, al aumentar un 103,2%, frente a una baja de 11,3% en general. Si bien su base es aún chica, apenas 0,3% del total, su potencial, enorme.

“El segmento de venta en lata había estado por años en el radar. Es una categoría que viene creciendo a dos dígitos en los últimos años y la tendencia viene claramente inclinada hacia un consumo mas individualizado. Durante 2021, tomamos la decisión como empresa de innovar y lanzar nuestra sangría Idolatría en lata, una de las únicas del mercado y que ha tenido una gran recepción por parte de nuestros clientes”, afirma Rodrigo Pérez, gerente de Mercado Nacional de Viña Casa Donoso. 

Economía circular

En relación a la conciencia medioambiental, para el 97% de los chilenos, el reciclaje y la sustentabilidad son hoy temas más importantes que hace 12 meses, lo que explica la preferencia de las latas de aluminio, ya que son el envase más reciclado del mundo con una tasa de reciclaje global de 69%.

Mirando al extranjero, por ejemplo, en España, el 92% de los consumidores, comparten la misma opinión sobre la sustentabilidad de la lata. Mientras que en Brasil más de la mitad de los encuestados (56%) señaló que la curiosidad por probar algo diferente fue la principal razón para consumir vino enlatado. 

Práctico y versátil 

En En el Reino Unido, el alza de vida social al aire libre ha posicionado al vino en lata como un infaltable en la canasta de picnic: 52% de las personas entre 18 y 44 años es consumidor del vino en lata o planea serlo dentro de los próximos 12 meses. Según cifras de Nielsen, la categoría está viendo un crecimiento explosivo sobre un 125% en el Reino Unido. 

Para Hugo Magalhaes, director de Marketing para Ball Sudamérica, la practicidad y las nuevas ocasiones de consumo son las principales razones que han impulsado este cambio en el consumidor a nivel global.

“La lata es más práctica, versátil  y conveniente. Es ideal para socializar al aire libre y ofrece la libertad de consumir dosis más pequeñas. Es una oportunidad para que la industria de bebidas amplíe su cartera a otros consumidores. Además, sabemos que es el envase más sostenible de la cadena,100% e infinitamente reciclable, súper conectado con nuestro tiempo”, dice.

En Estados Unidos, las cifras muestran que un 68% de encuestados entre 18 y 24 años (Gen Z) es actualmente consumidor de vino en lata o planea serlo dentro de los próximos meses. Para el 87% de los estadounidenses (4 de cada 5), la lata de aluminio es el envase más práctivo para eventos al aire libre.

El desarrollo de vinos enlatados a nivel  mundial inició este movimiento en Estados Unidos y Europa, para llegar a Sudamérica en Chile, Argentina y Brasil. Actualmente existe una gama completa de vinos en latas de aluminio para bebidas, desde merlot y malbec hasta sauvignon blanc y rosé.


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 13 =