Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Poco a poco toman más espacio en las góndolas. Para el consumidor argentino sigue siendo un producto caro pero ya se consumen 3,5 millones de litros por año. Los primeros fueron los chilenos de “Not Milk”, ahora, Mastellone ya ofrece una interesante variedad. Vienen de almendras y de arroz, y ahora la primera de ellas también incorpora su presentación sin azúcar.

El consumo interno de productos lácteos en la Argentina se incrementó 5 por ciento durante 2020, revirtiendo la caída que arrojó el indicador durante los últimos cuatro años. En el 2020  se consumieron 190,9 litros per cápita, marcando así un crecimiento con respecto a los 182,2 litros per cápita del 2019.

De acuerdo al relevamiento realizado por el ministerio de Desarrollo Social argentino para el periodo junio – diciembre 2020, el gasto de las familias destinados a alimentos recomendados, entre los que se encuentran productos lácteos (leche, yogurt, queso), carnes, frutas y verduras; subió del 46,7 por ciento de julio al 55,6 por ciento de diciembre. Particularmente el consumo de lácteos se recuperó a partir de septiembre (llegó en octubre al 24.7 por ciento), luego de una caída en agosto (22,7 por ciento). 

La oferta de leches vegetales sigue creciendo. La soja fue la pionera, hoy ya hay varias de almendras y de arroz. Y siguen llegando. La preferida del segmento joven.

El sector lácteo no puede salir de una crisis que ya parece ser crónica, entre inflación y controles de precio en los últimos 10 años el número de tamberos se redujo a la mitad favoreciendo de una manera evidente a la concentración. Mientras tanto, la leche que no es leche sigue creciendo y poco a poco va alcanzando precios más accesibles para los consumidores de clase media.

El crecimiento del consumo de bebidas vegetales es un fenómeno global, a tal punto que desde 2017 tienen su propio día mundial, que se celebra cada 22 de agosto. Y junto con el consumo, por supuesto, también aumenta el volumen de facturación. Tanto que se pronostica que para el año 2027 el mercado de estos productos tendrá un valor de 74.200 millones de dólares a nivel planetario.

El segmento mueve más de 250 millones de pesos en el país, apenas 2 millones de dólares por ahora. Los argentinos consumen 3,5 millones de litros por año. Se trata de un producto en franco crecimiento en un contexto de retracción del consumo. Es un fenómeno que promete aún más crecimiento, impulsado por el interés por la salud, y la preferencia por productos de origen vegetal. En 2020, pese a la pandemia, registró un crecimiento del 16,6% en el consumo de bebidas vegetales en la Argentina.

En ese contexto, y por primera vez en sus más de 90 años de trayectoria, Mastellone Hermanos S.A, la principal empresa láctea de la Argentina, comenzó en 2020 a producir bebidas vegetales, un mercado inédito para la compañía. Y el resultado fue tan bueno que luego de una etapa de prueba piloto en el AMBA, ahora llegará con estos nuevos productos a todo el país.

“Como parte del perfil innovador de la empresa, Mastellone comenzó a fabricar en su planta de General Rodríguez estas bebidas vegetales para dar respuesta a las necesidades y deseos de los consumidores”, explica Fernando Siciliano, Gerente de Marketing de la empresa. “Entendemos que irrumpieron nuevas tendencias de alimentación en el mercado y damos respuesta con una oferta de máxima calidad”.

Vienen de almendras y de arroz, y ahora la primera de ellas también incorpora su presentación sin azúcar. Todas las variedades están fortificadas con calcio y vitaminas A, D, E, B2 y B12, y son fuente de Zinc. Además son aptas para celíacos, son alimentos naturales ya que no contienen conservantes, colorantes o agregados artificiales, y como todo producto de origen vegetal, no contienen lactosa.

Esta compañía alimenticia, cuya principal marca es La Serenísima, siempre fue innovadora en el mercado argentino, no sólo con sus productos sino también en la incorporación de tecnologías y en la utilización de envases. Por ejemplo, fue la primera compañía en pasteurizar la leche, y la primera en envasarla en sachet. También fue pionera en presentar lácteos funcionales (reducidos en lactosa y fortificados con hierro).


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 1 =