Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

El influyente periódico neoyorquino, The Wall Street Journal, difundió hace unos días un muy preocupante informe sobre el aumento de los costos en el sector de las bebidas. Por ahora tomarse un trago, una copa de vino o una cerveza cuesta mas o menos lo mismo pero desde los despachos advierten que en breve el cambio en los costos se trasladará al consumidor.

De repente en los almacenes, bares y restaurants comienzan a sonar las alarmas. Uno de los diarios más importantes de los Estados Unidos advierte que los fabricantes de bebidas ya están avisando a sus distribuidores que el aumento de los costos de producción en poco tiempo más los van a trasladar a los consumidores. Si, confirmado, tomarse una copa de vino, una lata de cerveza, un gin tonic o una medida de bourbon será un poco más caro.

Algunos viñedos, cerveceros y destiladores dicen que están absorbiendo esos costos por ahora y, según datos del gobierno, los precios de las bebidas alcohólicas están aumentando más modestamente que los de otros bienes de consumo. Los analistas advierten que esa situación estaría a punto de cambiar.

Los costos de los envases de cartón, el aluminio para las latas de cerveza, las etiquetas, el transporte y la energía están aumentando. Eso es parte de un estallido más amplio de inflación que golpea a muchas industrias en el mundo desarrollado a medida que las economías se recuperan de las cuarentenas y cierres por el Covid-19.

A principios de este año, Cris Steller comenzó a recibir correos electrónicos de proveedores advirtiendo a su destilería de California que se preparara para los aumentos de precios. Esos costos han llegado, pero por ahora la destilería Amador & Dry Diggings de Mr. Steller se está conteniendo para subir los precios de su ron, ginebra y whisky.

“Es difícil trasladar al cliente, porque una vez que restableces tu precio, estás bloqueado”, dijo. “Tienes que decidir, ¿es esto temporal o permanente … cuánto puedes absorber?”.

El transporte de un pallet de botellas de bebidas espirituosas ha aumentado de 590 dólares el año pasado a 905 dólares este año precisó el productor.

Muchos economistas dicen que la fuerte inflación actual no durará. La Reserva Federal ha dicho que los aumentos de precios “reflejan en gran medida factores transitorios”. Pero las empresas y los consumidores los están sintiendo.

Los fabricantes de bebidas alcohólicas enfrentan muchas de las mismas presiones de costos que la mayoría de las empresas, incluidos precios más altos de la energía y el transporte. El costo de mover un camión lleno de cerveza o sus ingredientes 600 millas se ha duplicado aproximadamente a alrededor de 2.000 dólares para las cervecerías pequeñas y medianas debido a la alta demanda y la falta de conductores, dijo Mitch Steele, cofundador de New Realm Brewing Co., con sede en Atlanta.

También afectan los costos de la cerveza los precios del aluminio, que han aumentado alrededor del 70% desde mayo de 2020. El precio de una lata ha aumentado de alrededor de 10 a 15 centavos, dependiendo de su tamaño, a alrededor de 25 a 30 centavos, dijo Steele, reflejando Promedios de la industria estadounidense. 

Hasta ahora, las presiones sobre los precios no han alcanzado a los consumidores. El índice de precios al consumidor de EE. UU. Ganó un 5% , sin ajustar, en mayo con respecto al mismo mes del año pasado. La gente pagó un 8,6% más por el mobiliario y la ropa de cama del hogar en ese período y un 3,4% más por los coches y camiones nuevos. Los precios de las bebidas alcohólicas aumentaron solo un 1,6%. Los datos del Reino Unido y la eurozona también muestran que los aumentos del precio del alcohol están por detrás de las ganancias más generales.

“En la industria de la cerveza, no se aumentan los precios a menos que alguien más aumente los precios, o será demasiado caro en medio de la competencia”, dijo Steele de New Realm Brewing.

Los gigantes de la industria han estado más protegidos, dicen algunas empresas y analistas, dado que han fijado los precios con algunos proveedores y, a menudo, cubren algunos de los costos de sus productos básicos. Un portavoz de Anheuser-Busch InBev SA, la mayor cervecera del mundo , dijo que el entorno inflacionario actual, incluidos los costos de las materias primas, será una consideración para la fijación de precios, pero la cobertura le da tiempo para reaccionar.

El director financiero de la cervecera danesa Carlsberg A / S, Heine Dalsgaard, dijo que la compañía ha experimentado costos más altos para el aluminio, la cebada y el empaque en particular, pero está bien cubierto este año y lo hará hasta 2022.

El costo de las etiquetas para los vinos producidos por la bodega de Nik Weis en Leiwen, en el sur de Alemania, ha aumentado un 5% desde antes de la pandemia. El tiempo que lleva imprimirlos se ha duplicado a ocho semanas, ya que los impresores luchan por mantenerse al día con una repentina oleada de demanda. El precio de las cajas de cartón en las que Weis empaqueta una docena de vinos ha subido un 8%.

Pero no está cobrando más por su Riesling, un vino blanco. “Hay que tener cuidado con las subidas de precios”, dijo Weis. “No quiero perder cuota de mercado”.

Eso podría cambiar, especialmente para la cerveza, dicen los analistas. Los cerveceros más grandes generalmente cubren el costo del aluminio en sus latas con 12 meses de anticipación.

“No sentirán un dolor significativo hasta la primera mitad del próximo año”, dijo Trevor Stirling, analista de bebidas de Bernstein, quien dice que los aumentos de precios para los consumidores son inevitables. Los analistas de metales están divididos sobre si el precio del aluminio seguirá subiendo, pero pocos creen que caerá lejos de los máximos recientes.

Bank of America espera que los costos de insumos aumenten alrededor del 10% para el gigante cervecero holandés Heineken NV el próximo año y un poco menos para AB InBev y Carlsberg. El banco dice que Heineken necesitaría aumentar los precios entre un 4% y un 5% para neutralizar esta inflación.

Heineken se negó a comentar sobre los precios, pero dijo que se espera que los costos de entrada comiencen a moverse.

Brown-Forman Corp., el fabricante de Jack Daniel’s y otras marcas, dijo que ha visto un aumento bastante significativo en los costos de los productos básicos en la industria. “Necesitamos ver que los precios vuelvan a subir”, dijo el presidente ejecutivo Lawson E. Whiting a los analistas en una conferencia telefónica a principios de este mes. “Y esa es una estrategia que vamos a emplear durante el próximo año”.

El miércoles pasado, en junio, Constellation Brands Inc., que produce entre otras cosas las cervezas Corona y Modelo, dejó entrever en una reunión con analistas que ya se sienten los vientos inflacionarios por el aumento de los costos de mano de obra, transporte, aluminio y vidrio pero, vale aclararlo, también dijo que por ahora espera que los aumentos de precios sean apenas leves.

Justamente, hablando sobre el enorme negocio de la cerveza, Garth Hankinson, director financiero de la compañía dijo que “esperamos que en la segunda mitad del año financiero, a medida que disminuyan las coberturas, aumenten significativamente las presiones inflacionarias”. Sin embargo, el presidente ejecutivo Bill Newlands dijo que no esperaba aumentos de precios de más de 1 a 2%.

El informe fue realizado por el periodista Alistair MacDonald con colaboración de Gwynn Guilford.


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 6 =