Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

En España, una empresa vitícola, lanzó 4 etiquetas de vino de mesa, todas con nombres alusivos a la canción de Shakira en colaboración con Bizarrap que fue furor en Spotify y YouTube en el verano.

La fusión del showbusiness y el sportsbusiness no podía dar otro resultado que un gran negocio. Más que los frutos afectivos -dos hijos- y económicos de la relación que duró más de 13 años, en la actualidad la separación de la popular cantante Shakira y el exitoso futbolista Gerard Piqué está escribiendo los libros del marketing moderno en los capítulos de “cómo convertir una crisis en un gran negocio”.

En otros tiempos cuando la famosa pareja compartía copas.

Todavía no pasó un año de la separación formal de la pareja. Tampoco pasaron dos meses del lanzamiento de la colaboración musical entre la colombiana y el argentino que desde el primer día trepó hasta lo más alto de los ránkings musicales no solo latinos sino de todo el mundo de la canción.

Los dardos que la graduada de la Universidad de Pennsilvania -en filosofía antigua- lanzó a Gerard Piqué se hicieron tendencia global en todas las redes: la canción acumula más de 360 millones de reproducciones en Spotify y el videoclip de YouTube más de 370 millones de visitas

Como nunca antes, una separación que factura millones

Ni siquiera los escándalos de la realeza británica facturó tanto como el meganegocio de la separación de la ex pareja “Piqué / Shakira”. Y vale aclararlo, no es por la disputa de bienes sino por los negocios que surgieron cuando el 11 de enero la cantante y el rapero argentino Bizarrap difundieron en simultáneo desde sus cuentas de Instagram, una foto juntos con el clásico empapelado que adorna el estudio del argentino y un breve texto que confirmaba la llegada de la “Bzrp. Music Session #53” junto a emojis con banderas de Argentina y Colombia.

Nada hacía presumir que los reproches musicales de la colombiana se convertirían en un megahit musical. El video y la canción no solo fue furor en el mercado latino sino que arrasó en todo el mundo de la música a nivel global.

Casio o Twingo -mencionadas en las canciones- fueron las primeras marcas reconocidas que se vieron beneficiadas con la pelea mediática de la pareja. En pocos días los managers de las marcas vintage se vieron favorecidos por la pareja logrando una exposición y dividendos inimaginados hasta esos días de enero. No fueron los únicos, Chupa Chups, Nesquik  y la cervecera Estrella Galicia también aprovecharon para subirse al baile de los millones.

Cuatro etiquetas y ningún espumante

Que esta historia de amor se haya convertido en millones ya no sorprende a nadie, eso si, desde el punto de vista del mercado, del marketing y las tendencias que marcan los consumidores, sorprende que entre las 4 etiquetas no haya un espumante para brindar, para festejar.

Los responsables del proyecto “Una loba como yo” son los expertos en exportación de vinos de la empresa vitícola Vino de Ángeles que dirige personlamente Ángel Garrote Ruiz de Temiño, CEO de la compañía con sede en Valladolid, a 190 kilómetros al norte de Madrid.

Más allá de la llamativa ausencia de un espumoso, los vinos llevan como nombre “partes” de la famosa canción que, según Garrote Ruíz, le sacan “una sonrisa a nuestros clientes”. 

El precio de cada una de las nuevas etiquetas del proyecto “Una loba como yo es bastante bajo si se los compara con los famosos vinos españoles que se venden en las vinotecas de Buenos Aires, Santiago o Montevideo. De todos modos, según contó el ejecutivo a Negocios Líquidos, por ahora no tienen distribuidor en la región y solo se pueden conseguir a través de comercio electrónico pagando entre € 6,00 y 8,00, sin contar los gastos de envío que en el caso de Latinoamérica los vuelve un tanto más costosos que en Europa.

Un blend rosado de DO Cigales

Siguiendo la estela de la tendencia global, “Una loba como yo no está para novatos” es un rosado DO Cigales que “combina uva tinta y blanca, es de color rojo frambuesa con destellos violetas y en nariz presenta aromas de fresa y mermelada”.  Bien a la moda, este blend es “fresco, con sensaciones dulces, muy apetecible y de boca golosa, con reminiscencias de los chicles de fresa de antes”. 

Como para meter un poco más de polémica, el nacido en Valladolid dice que “esta botella va dirigida a mujeres que han pasado un mal trago en su vida”.

Un tempranillo de  DO Ribera del Duero

 “Para tipos como tú”, elaborado con uvas de tempranillo de viñas viejas de la DO Ribera del Duero con cuatro meses en barrica de roble americano y francés. Según lo describe el mismo Garrote Ruíz, “puede parecer un vino rudo, pero es elegante y moderno” y profundiza explicando que “con bordes nazarenos y de capa central color rojo picota, sus taninos son dulces y abunda la fruta roja tipo frambuesa o mora. La boca es untuosa y el final sabroso”, añade este ingeniero agrícola y enólogo, que aconseja maridarlo con carne, foie, embutidos y tapas clásicas.

Verdejo dorado de DO Rueda

Siguiendo el recorrido de las viñas españolas, “Clara-mente” es un DO Rueda 100% verdejo “limpio, brillante y claro de color amarillo paja con irisaciones aceradas y de oro. Es meloso y amplio en boca. Y, en nariz, muy aromático, con fruta verde tipo manzana o pera y destellos cítricos leves”, dice el enólogo y especialista en creaciones vínicas de exportación.

Verdejo amarillo verdoso de DO Toro

También con uvas de verdejo, pero de la DO de Toro, también dirigido al público femenino, “Las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan”, un blanco amarillo pajizo con destellos amarillo-verdosos que en nariz se presenta con aromas de fruta exótica y fruta verde. 

Garrote Ruíz vuelve a meterse en la mente de los consumidores y explica que este es un vino “muy sabroso y goloso, fácil de beber” y no se muerde la lengua diciendo que va “dirigido a las mujeres empoderadas”, y agrega, la que “defiende su importante papel en la sociedad”. 


Compartir

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × tres =