Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

La multinacional de bebidas espirituosas ha contratado al grupo de servicios financieros Rothschild para encontrarle dueño a un trío de marcas, incluida la icónica marca británica Pimm’s que entró en su cartera en 1997 cuando también se hizo de la cervecera Guinness.

Según el medio inglés Sky News la compañía contrató a la banca Rothschild para explorar la posibilidad de vender Pimm’s -y otras dos etiquetas menos conocidas-, una de las marcas que adquirió en 1997 como parte de la asociación entre Grand Metropolitan y Guinness que finalmente terminó conformando a la actual Diageo.

Luego de conocerse la noticia -la compañía no hizo comentario al respecto-, se pudo saber que el proceso se encuentra en una etapa muy temprana y es posible que no conduzca a que la compañía británica se deshaga del negocio de Pimm’s, dijo una fuente.

Conocido desde hace mucho tiempo por su eslogan publicitario Anyone for Pimm’s? -muy popular en las islas-, impulsado por la asociación de la marca con los campeonatos de tenis de Wimbledon, el producto se produce principalmente para el consumo interno y no tanto a nivel internacional donde nunca fue muy reconocida.

Pimm’s fue creado en Londres en 1840 por James Pimm quien, según Diageo, “mezcló su famosa Copa No.1 – una receta secreta de gin, hierbas y licor- como ayuda para la digestión de ostras en su bar London Oyster” dice la leyenda.

Como es habitual en Diageo, la compañía no desglosa los datos de ventas por marcas individuales, pero fuentes de la industria dijeron que es probable que los números de Pimm’s atraiga el interés de otras compañías de bebidas, así como de inversores financieros.

Tal cual deslizaron distintas fuentes, además de Pimm’s, Diageo está explorando la venta de Safari, un licor de frutas, y el ron premium Pampero. Según las mismas fuentes, no queda claro si la empresa aceptaría vender las marcas por separado o si sólo estaba interesada en ofertas para las tres.

El proceso de deshacerse de más marcas secundarias de su cartera de 200 productos llega en un momento desafiante para Diageo y su relativamente nueva -a cargo de la compañía hace ya más de un año- directora ejecutiva, Debra Crew.

Mientras lidia con una fuerte desaceleración de las ventas de spirits en mercados clave para la compañía, hace unas semanas se anunció oficialmente el inicio de la búsqueda de un nuevo presidente para reemplazar al catalán Javier Ferrán, que también preside la empresa matriz de British Airways, International Consolidated Airlines Group, y además, responsable de las operaciones de Guinness y Johnnie Walker desde 2017.

Diageo, que tiene una capitalización de mercado de £ 66.000 millones (unos U$S 83.000 millones), ha experimentado unos meses tórridos a raíz de una advertencia de ganancias en noviembre que se atribuyeron a las débiles ventas de whisky escocés en América Latina y el Caribe.

Esos mercados en conjunto representan aproximadamente una cuarta parte de las ventas mundiales de whisky de Diageo, y esa categoría a su vez representa alrededor del 25% de los ingresos totales del grupo.

El mes pasado, la compañía dijo que una “tormenta perfecta” de exceso de existencias y desaceleración de la demanda se había combinado para deprimir las ganancias.

Crew, que asumió el cargo en junio oficialmente tras la prematura muerte de su predecesor, Sir Ivan Menezes, se comprometió a hacer que el negocio volviera a funcionar y se declaró “inquieta” por mejorar su suerte. Las acciones de Diageo han caído más del 17% en los últimos 12 meses.


Compartir

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 7 =