Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Frente al desafío que plantea la baja del consumo, la baja de envíos al exterior y la fuerte competencia global, el directorio decidió realizar una reestructuración. Se crean tres nuevas cabezas gerenciales para Asia, Europa y los principales mercados de Latinoamérica.

Los grandes productores y exportadores de de vino del mundo hacen sus movimientos para enfrentar lo que podría ser una crisis aún más fuerte que la que vive hoy el sector a nivel local y en sus envíos al exterior.

En Chile, España, Argentina, Australia y claro, en los dos grandes dominadores de los últimos años también, Francia e Italia, hacen movimientos en sus estructuras para afrontar las diversas crisis que afectan al ecosistema de la vitivinicultura.

El año pasado, Eduardo Guilisasti dio un reporte a los accionistas sin guardarse ningún dato dejando claro que para superar este momento habría que realizar cambios profundos. Seguramente habrá más.

Los números son claros, el escenario es complejo y afecta a todo el negocio vitivinícola -reflejado en bajas en las exportaciones de vino embotellado de 21,5% en volumen y 21,1% en valor a noviembre de 2023- de Viña Concha y Toro que casi sin titubear está concretando un proceso de reestructuración interna, con el objetivo de dar mayor agilidad a la compañía.

Un comunicado interno que se filtró en algunos medios chilenos indica que el gerente corporativo de distribución, Thomas Domeyko Cassel, deja el cargo el 31 de enero próximo pero, lo aclaran, seguirá vinculado a la empresa en la que trabaja desde 1997 cuando le tocó conducir la bodega argentina Trivento, propiedad del grupo chileno.

Según expresa el mismo comunicado que dio a conocer Diario Financiero de Chile, el directorio de Viña Concha y Toro está introduciendo “importantes” cambios en la firma, los que traerán nuevos liderazgos y, de acuerdo a lo que ya se sabe, una nueva estructura internas.

En este marco, Thomas Domeyko, actual gerente corporativo de oficinas de distribución con responsabilidad de los mercados de Reino Unido, Los Países Nórdicos, Canadá, México y Brasil, dejará la responsabilidad que ejerció en los últimos 7 años pero seguirá vinculado a la compañía con otras responsabilidades.

“Quiero reiterar mi más profundo agradecimiento a Thomas Domeyko por su generosidad, lealtad y dedicación a todas las tareas que se le han asignado”, señaló Eduardo Guilisasti, gerente general de la firma, en el mensaje interno difundido ayer.

De acuerdo a la información, la intención del directorio es repartir responsabilidades por regiones -ya no en una sola gerencia como sucedía con Domeyko- y en algunos casos, entre los países que representan un importante valor en los negocios de la compañía.

“De esta forma, la unidad corporativa que hasta ahora centralizaba las respectivas oficinas de distribución internacionales, da paso a un esquema con tres gerencias equivalentes, a cargo de igual número de áreas geográficas del mundo, y que reportan directamente al gerente general de la compañía” dice el medio chileno.

Con este objetivo, uno de Los primeros cambios consiste en un reconocimiento a la labor de Simon Doyle -desde 2001 en la compañía y actual gerente general de Concha y Toro en el Reino Unido– que a partir de ahora estará a cargo de la gerencia corporativa del conjunto de Europa a partir del 31 de enero.

En esta nueva responsabilidad, Doyle deberá liderar el mayor mercado de Concha y Toro, el cual registró ingresos por unos U$S 221 millones al tercer trimestre de 2023, equivalentes a un 40% de las ventas totales de la compañía.

Tal cual insinúa el comunicado, los cambios también llegan a mercados donde la competencia se ha complejizado como en China.

Allí la baja del consumo de vino se volvió una preocupación ya no solo para Concha y Toro sino también para su principal competidor, el tercer productor productor mundial de vino, la bodega centenaria Yantai Changyu que en 2017 hizo pie en Chile luego de adquirir el grupo de bodegas Viña Indómita.

En la región asiática, uno de los mejores ejecutivos que supo resistir los cambios fue José David González, actual líder del equipo de distribución en China, que en febrero asumirá la responsabilidad de la operación en el continente, teniendo bajo su mando ya no solo las oficinas de China sino también las de Singapur.

Se trata de una misión desafiante, ya que los mercados asiáticos son uno de los frentes más golpeados por la desaceleración de industria vitivinícola, ya que entre enero y septiembre de 2023, los envíos de la firma a ese destino experimentaron bajas de 13% en volumen y 14,7% en valor, con ingresos por casi U$S 53 millones.

Según el mismo medio, a nivel del continente americano, Niclas Blomström -hace 17 años en la compañía y actual gerente general de VCT Chile– pasará a liderar tanto la operación comercial en el país, como también en los cada vez más importantes mercados de Brasil y México donde el consumo de vino crece en precio y un poco menos en volumen.

Con esto, el egresado de Harvard y la London Business School deberá seguir gestionado el mercado doméstico -también en baja pero el segundo más importante para la empresa- que generó ingresos por U$S 116 millones a septiembre de 2023 como también seguir fortaleciendo la presencia en la región, con el foco puesto en esos dos principales países de la región donde Concha y Toro posee una fuerte posición.

Donde hasta el momento no parece haber cambios es en el continente americano. En Argentina nada cambiará en la exitosa Trivento pero si habrá un cambio para su Gerente General Marcos Jofré que ahora asumirá la gerencia general del Cono Sur.

Finalmente Giancarlo Bianchetti, continuará en su cargo en Bonterra Organic Estates (BOE) de California, Estados Unidos.

“Con ese espíritu, esta nueva estructura de liderazgos en oficinas de distribución busca un diseño que permita dar mayor agilidad a la compañía y estar más cerca de los clientes y consumidores, de manera tal de sintonizar con sus demandas en cada mercado, y así acelerar el crecimiento de largo plazo”, señalaron desde la compañía, agregando que esta estrategia privilegió sus “extraordinarios talentos internos”.

Finalmente, cabe destacar que Viña Concha y Toro viene realizando cambios internos muy importantes que muy posiblemente la hayan convertido a la compañía en la mejor preparada para afrontar los desafíos del cambio climático y de las exigencias de los nuevos consumidores de vino en todo el mundo.

Estos cambios suceden luego de superar la crisis de la pandemia, la de los nuevos costos de la logística, la fuerte competencia con las cervezas, la crisis del vidrio y el nuevo impulso de las espirituosas y por supuesto, la fuerte crisis provocada por la inflación en los países centrales donde el aumento del costo de la energía y los problemas con los recursos humanos son cada vez más importantes.

Además, Viña Concha y Toro es una de las primeras grandes compañías del vino que hace una fuerte reestructuración en su mandos medios a fin de poder encarar los desafíos del nuevo ecosistema del vino y las bebidas. El holding cuenta con una exitosa trayectoria de más de 140 años gracias a su capacidad de crear marcas potentes y a su habilidad para adaptarse a diferentes escenarios.


Compartir

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 9 =