Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs

Subiendo la apuesta de otras celebrities que entraron al “negocios del champagne rosado”, la estrella de Hollywood lanzó Fleur de Miraval, un champán rosado de u$s 340 elaborado en colaboración con Pierre Péters, sexta generación de productores de Chardonnay y champagnes.

Muchos tienen su champagne rosado pero ninguno supo elegir tan bien un socio. Hay que reconocerlo, supieron esperar y, tal vez lo mejor, supieron guardar el secreto durante el tiempo necesario para salir ¿en el momento justo? Considerada como la única casa de Champagne dedicada exclusivamente al rosado, el primer lanzamiento del proyecto, Fleur De Miraval, saldrá a la venta en todo el mundo el 15 de octubre.

La finca Pierre Péters, situada en el corazón de la “Côte des Blancs” en el pueblo de Le Mesnil sur Oger, ha sido una casa familiar durante seis generaciones y ha producido Grand Cru Blanc de Blancs Champagnes desde 1919.

Solo 20.000 botellas del lanzamiento inaugural se han elaborado a partir de una mezcla de 75% de Chardonnay de Le Mesnil-sur-Oger y 25% de Pinot Noir.

El Chardonnay dentro de este blend de champagne proviene de varias añadas, un lujo. La efervescencia se envejece durante tres años sobre sus lías y se guarda en una botella lacada para evitar la luz. Un trabajo verdaderamente artesanal.

Según el enólogo Rodolphe Péters, el rosado “sutil rosado” presenta “notas picantes de grosella roja y frambuesa roja” junto con una “delicada mineralidad y salinidad” que refleja la “expresión yodada de las uvas Chardonnay”.

“Fleur de Miraval Rosé es la culminación de cinco años de trabajo, investigación y degustación ”, añadió el orgulloso Brad Pitt que en la revista estadounidense People describió la efervescencia rosada como “espectacular”.

“El champán rosado es todavía relativamente desconocido. Respaldado por nuestro éxito con Miraval en Provenza, quería que intentáramos crear la marca definitoria del champagne rosado, centrando todos nuestros esfuerzos en este color ”, dijo Pitt al medio del espectáculo.

“Miraval no es un vino de “celebridades”, aclaró William Bradley Pitt, el oriudo de Oklahoma conocido como Brad Pitt, y agregó “es una propiedad excepcional de la que me enamoré y en la que sigo invirtiendo para convertirla en una de las mejores propiedades de la Provenza. Junto con la familia Perrin, estamos en esto a largo plazo. No es solo una tendencia pasajera ”.

Claro, vale la aclaración, ya que desde hace un par de veranos las estrellas de la música y del cine se han volcado de manera casi masiva a apadrinar y acompañar con millones proyectos de vino rosado, hoy prácticamente una moda y sin duda furiosa a tal punto de ser un hito importante en la historia de la vitivinicultura moderna. ¿Un poco exagerado? Tal vez, el tiempo dirá, hoy por hoy el rosado, espumante o no, es uno de los tipos vínicos de mayor popularidad y sin duda a ayudado fuertemente a darle un gran impulso a una industria cada día más y más competitiva.

Volviendo al lanzamiento de este rosado espirituoso, el muy bien asesorado Pitt y la familia Perrin colaboraron con el productor de Champagne, Pierre Péters, en el proyecto, que tiene su sede en Le Mesnil-sur-Oger en la Côte des Blancs. Fue fundada en 1919 y hoy la finca de 19 hectáreas, que incluye 16 hectáreas de viñedos grand cru alrededor de Le Mesnil-sur-Oger, está dirigida por un miembro de la familia Rodolphe Péters.

“Este proyecto es, ante todo, una aventura artística, porque producir vinos finos es una forma de creación artística”, explicó la familia Perrin. “Conocemos a Rodolphe Péters desde hace muchos años y, como él, nos apasionan los grandes vinos del mundo.”

“Cada vez que nos reunimos para degustar Champagnes rosados ​​finos y añejos, llegamos a la misma conclusión: nos encantan los aromas que estos grandes Champagnes desarrollan con la edad, especialmente cuando se inclinan hacia el Chardonnay, pero a menudo nos encontramos con fuertes notas del vino tinto, que entran en conflicto con la armonía y la nobleza.

“Por eso queríamos crear un tipo diferente de champagne rosado que mezclara uvas Chardonnay maduras con uvas Pinot Noir jóvenes”, agregó la familia Perrin.

El champán rosado está inspirado en la leyenda de la condesa Fleur de Miraval, nacida en Provenza, que solo bebía champagne rosado en honor a sus raíces del sur de Francia.

Share:

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *