Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Finalmente el Gobierno español se puso serio. Antes de tomar el toro por las astas, el gobierno pretendió controlar los problemas con inversiones nimias. Con el descenso de las precipitaciones del 28% en 2023, la ministra de Ambiente anunció fondos multimillonarios para combatir la sequía con obras hídricas.

El martes, la Ministra de Medio Ambiente de España anunció medidas urgentes por las que el Gobierno destinará 12.000 millones de euros a paliar la prolongada sequía que azota con dureza al sector agrario nacional.

Según la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), la sequía ha destruido cultivos en 3,5 millones de hectáreas.

Además de los 12.000 millones de euros, el Gobierno destinará otros 3.000 millones a “impulsar la digitalización para gestionar mejor los recursos hídricos” mediante el uso de nuevas tecnologías.

La respuesta llega después de que 1.400 millones de euros de fondos, liberados en abril de 2023, no consiguieran atajar el problema.
“Necesitamos respuestas estructurales e inversiones constantes”, dijo Teresa Ribera, Ministra de Medio Ambiente, durante una rueda de prensa esta semana.

Gran parte de la última ronda de fondos se destinará a mejorar las infraestructuras hídricas y a construir desaladoras. Sin embargo, el desarrollo tecnológico desempeñará un papel clave en la lucha contra la sequía.

A principios de año, Ribera dijo que el Gobierno necesitaba “aprovechar toda la capacidad técnica que España ha acumulado y desarrollado durante muchos años” para hacer frente a estos episodios climáticos.

España registró el comienzo de año más seco en los cuatro primeros meses de 2023 desde que se empezaron a llevar registros en la década de 1960, siendo Cataluña, en el norte, y Andalucía, en el sur, las más afectadas.

Desde que comenzó la sequía en enero de 2022, se ha declarado el estado de emergencia por sequía en 24 municipios de Cataluña, donde el agua se ha vuelto tan escasa que las autoridades locales se han visto obligadas a reducir su uso en un 80% en la agricultura y en un 25% para usos industriales.

El Gobierno español le pide públicamente a la población a que se comprometa a reducir su consumo medio diario de agua de 250 litros a 200 litros.

Fuente: Agencia EFE y The Drinks Business


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 19 =