Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Como si nada pasara en el mundo, la performance de los bodegueros chilenos es excepcional y logran un beneficio de 46,9% en el primer trimestre 2020.

La estrategia “orientada al valor, con un enfoque especial en aquellos mercados y marcas que tienen una alta relevancia y potencial de rentabilidad” dicen desde las oficinas del centro financiero de Santiago (Chile) para explicar una performance que envidiaría la más encumbrada compañía del mundo. Claro, el anuncio no fue para menos, la principal productora y exportadora de vinos de América Latina, y una de las más importantes del mundo, Viña Concha y Toro, anunció un beneficio neto atribuido de 7.862 millones de pesos chilenos (casi 10 millones de dólares) durante el primer trimestre del año, lo que supone un incremento año a año de 47,6% con respecto al mismo período del año anterior.

Difícil de explicar o comprender en el contexto mundial donde las pocas ganadoras se cuentan con los dedos de una mano. El resultado bruto de explotación de Concha y Toro ascendió un 46,9%, hasta los 22.327 millones de pesos (27,5 millones de dólares), mientras que los ingresos de la empresa se incrementaron en un 15,6%, hasta 151.113 millones de pesos (186,5 millones de dólares).

El resultado del beneficio operativo de la sociedad se impulsó un 75% durante los tres primeros meses del año, con un total de 16.455 millones de pesos (20,2 millones de dólares). El volumen de ventas en los mercados de exportación no fue espectacular pero también fue positivo ya que aumentó un 1,8%, con un “sólido desempeño” en Reino Unido, Brasil, México y países nórdicos en los que la compañía pudo ejecutar la mencionada estrategia comercial.

En los Estados Unidos también les fue bien, allí las ventas aumentaron un 2,4% en volumen y ayudó a compensar la disminución de los volúmenes en los mercados asiáticos que desde enero de 2020 soportaron el brote de Covid-19 que meses más tardes se propagó por el mundo.

Donde si hubo una baja relativamente importante fue en casa, el volumen de ventas en Chile disminuyó un 9,2%, principalmente por la caída en el vino estándar, compensada en parte por un aumento en la venta de etiquetas consideradas premium. La compañía explicó que en marzo se registró una disminución de las ventas como consecuencia las iniciativas llevadas a cabo por las autoridades chilenas para frenar la pandemia pero se olvidaron mencionar los problemas sociales que sacuden de manera violenta las calles de Santiago desde hace más de un año.

Eso si, el statement final del informe dejó claro que mantienen una mirada positiva no solo sobre el futuro del negocio sino también sobre el desempeño de la compañía hacia la nueva normalidad y dicen que “mirando hacia adelante, en estos tiempos de gran incertidumbre en cuanto al futuro de las economías y mercados mundiales, seguimos trabajando en condiciones relativamente normales a nivel productivo y logístico, con altos estándares de seguridad para proteger a nuestra gente y sus familias, y fomentando el trabajo a distancia en la mayor medida posible”.

My hero when I was a kid was my mom. Same for everyone I knew. Moms are untouchable. They’re elegant, smart, beautiful, kind…everything we want to be. At 29 years old, my favorite compliment is being told that I look like my mom. Seeing myself in her image, like this daughter up top, makes me so proud of how far I’ve come, and so thankful for where I come from.

Moms are like…buttons? Moms are like glue. Moms are like pizza crusts. Moms are the ones who make sure things happen—from birth to school lunch.

They’re the ones we rely on for playdates and emotional support, homework help and babysitting. Moms are the ultimate dependable support. Like, hopefully, the button on your jeans.

My hero when I was a kid was my mom. Same for everyone I knew. Moms are untouchable. They’re elegant, smart, beautiful, kind…everything we want to be. At 29 years old, my favorite compliment is being told that I look like my mom. Seeing myself in her image, like this daughter up top, makes me so proud of how far I’ve come, and so thankful for where I come from.

Mother’s Day is this Sunday, folks!

These eight shots crystallize the hard work moms put into keeping their kids alive, happy, and healthy. They might give you the inspiration you need for filling out that card—or stand alone for your mom’s interpretation.

For those of us who want to say thank you to our moms, it’s not always easy to put those big feelings in words. Which is where Dribble comes in.

Moms on the move

Drawn for an insurance company, this animation of a mom with a first-aid kit and a flashing red light exemplifies the mother’s job.

Moms are the ones who bandage our boo-boos when we’re little and continue to take care of us as we get older—often sacrificing their own needs so they can help with ours. Cruising on a bike to help heal our injuries is the most mom thing one can do.

Moms are the ones who bandage our boo-boos when we’re little and continue to take care of us as we get older—often sacrificing their own needs so they can help with ours. Cruising on a bike to help heal our injuries is the most mom thing one can do.

Moms are like…buttons? Moms are like glue. Moms are like pizza crusts. Moms are the ones who make sure things happen—from birth to school lunch.


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis − 3 =