Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs

Desde el sector productivo sostienen que cada día hay menos trabajadores disponibles para la actividad rural. En la actualidad hay tres cosechas en simultáneo, la vid, el olivo y el tomate y enfrentan el mismo problema, no hay trabajadores para hacerla. 

El sector agropecuario se encuentra en estos tiempos en su mayor pico de demanda de trabajadores, es que se realizan actividades de cosecha que tienen una alta demanda de obreros. La vendimia, la cosecha de aceitunas y del tomate enfrentan el mismo problema y es que no consiguen trabajadores. 

Consultados empresarios del sector afirmaron que este año el inconveniente se profundizó entendiendo que estas cuadrillas de trabajadores golondrinas del norte argentino eligieron no viajar debido a las dificultades que enfrentan en sus lugares de origen por efecto de la pandemia y tampoco lo hicieron los bolivianos ya que la situación cambiaría hace que no les convenga llegar hasta latitudes. 

A su vez, los empresarios locales sostienen que hay gente que no quiere trabajar a raíz de la gran cantidad de asistencia social del Estado, que en algunos casos les da comodidad económica. Agregan que si consiguen gente que realicen la cosecha se enfrentan a problemas como que no quieren trabajar en la tarde- por el calor-, que no salen a trabajar los lunes y en algunos casos los viernes. 

También los empresarios sostienen que se enfrentan al problema que muchos se presentan a trabajar, pero no quieren estar en blanco, porque de alguna manera el hacerlo les afecta en los ingresos de sus beneficios sociales. La oferta de cada uno de los sectores.

Olivicultura

En la provincia hay aproximadamente 14 mil hectáreas de olivos, los cuales en su gran mayoría se hacen por cosecha manual. En el sector afirman que en la medida que se profundiza el problema de la mano de obra rural muchos de los cuales en su gran mayoría se hacen por cosecha manual. 

En el sector afirman que en la medida que se profundiza el problema de la mano de obra rural muchos de los cuales en su gran mayoría se hacen por cosecha manual. En el sector afirman que en la medida que se profundiza el problema de la mano de obra rural muchos de ellos están optando por la mecanización de la cosecha con las variedades que se pueden. 

Los empresarios rurales están pagando 200 pesos por la cosecha de un cajón de 25 kilos de uva y en promedio un obrero puede hacer alrededor de 12 cajones. Con estos montos ofrecidos por cosechar explican que no hay obreros razón por la cual pierden de cosechar la aceituna de conservación, que es donde más rentabilidad tienen, y la tienen que derivar a la producción de aceite. 

Vendimia

Consultados los productores, en la actualidad, aunque aún no se definió la paritaria, la gamela de uva se está pagando alrededor de 20 pesos, por uvas comunes. En tanto que las varietales, que son más difíciles de cosechar y que se a tijera el pago es desde los 40 pesos, llegando en algunos casos a 60 pesos. Vale marcar que una persona en promedio puede cosechar alrededor de 80 a 100 gamelas en uvas comunes y la mitad en las uvas varietales. 

Tomate

San Juan es un importante productor de tomate para industria. El sector en muchos casos ha mecanizado la cosecha, sin embargo hay pequeños productores que la tienen que hacer de manera manual. En San Juan se cultivas alrededor de 2000 hectáreas con esta variedad de tomates y representan alrededor del 50 por ciento de la producción nacional. 

Quienes hacen la cosecha manual de tomate están pagando entre 20 y 23 pesos el cajón. Los productores afirman que en algunos casos un obrero puede recoger entre 80 y 100 cajones. En tanto que en la cosecha de tomate para mercado redondo-, el pago del cajón es superior a los 30 pesos. 

Más mujeres

En un acto en el marco del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, el cual fue llevado adelante en el Ministerio de Desarrollo Productivo, el titular de la mencionada cartera, Matías Kulfas, resaltó que “tenemos una tarea por delante muy importante porque las brechas de género son muy significativas”.

Y en esta línea, el funcionario nacional detalló que “en el sector industrial solamente el 2% de las personas que trabajan son mujeres, solo el 10% de las pymes industriales son conducidas por mujeres, y solamente el 4% de las grandes empresas industriales tienen mujeres en la conducción”.

“Más mujeres en el mercado laboral ha sido en la historia una fuente adicional de crecimiento económico. Más mujeres conduciendo significa un talento puesto al servicio de más y mejores prácticas productivas. Además de una reivindicación histórica es también mejorar las fuentes de crecimiento económico de la producción y en definitiva del desarrollo”, agregó Kulfas.

Share:

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *