Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Roberto Azevedo es el actual director general de la Organización Mundial del Comercio, a partir del 1º de Septiembre será VP y director de asuntos corporativos de PepsiCo.

Apenas es inaudito que los políticos, los reguladores gubernamentales o los jefes de las principales organizaciones dejen sus puestos a favor de un cargo superior o un puesto en el directorio de una gran empresa. Pero ya nada puede sorprendernos en este mundo, menos aún en plena pandemia. Un ejemplo claro fue el resonante anuncio de la farmacéutica Pfizer que nombró Director al exjefe de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU.

PepsiCo no se quiso quedar atrás en esto de patear el tablero de contrataciones polémicas y, muy astutamente, atrajo pacientemente a Azevedo, quien será responsable de una serie de responsabilidades en la empresa. Sus conexiones en todo el mundo y su experiencia supervisando la Organización Mundial del Comercio, monitoreando las reglas del comercio global entre diferentes países, demuestran su habilidad para trabajar a gran escala.

Azevedo “tiene valiosas habilidades políticas y conocimiento técnico de los complejos entornos sociales, políticos y regulatorios que afectan a las corporaciones multinacionales como PepsiCo” , dijo en un comunicado Ramon Laguarta, director ejecutivo de PepsiCo, quien supuestamente conoce a Azevedo desde hace años. Los estrechos vínculos entre los dos ejecutivos podrían resultar invaluables para ayudar a PepsiCo a lograr su lista de objetivos.

En una entrevista con el diario británico Financial Times,  Azevedo dijo que ayudará a PepsiCo a cumplir varios objetivos, desde aumentar la diversidad de la fuerza laboral hasta reducir los desechos plásticos. “La compañía está comprometida con cambios impactantes y estoy realmente convencido de que puedo ayudar a acelerar esos cambios”, dijo al medio londinense.

El nombramiento de Azevedo y Jim Andrew como director de sostenibilidad se produce cuando la empresa de 189.000 millones de dólares se ocupa de las tendencias y preferencias cambiantes de los consumidores. Cada vez más, los compradores comen más, reducen el aporte de azúcar y sodio y comen más sobre la marcha en lugar de sentarse a comer. Al mismo tiempo, las empresas están bajo presión para reducir el desperdicio de alimentos, adoptar envases sostenibles y hacer más para ayudar al medio ambiente.

En septiembre pasado, PepsiCo prometió reducir el 35% del contenido de plástico virgen en su cartera de bebidas para 2025. La compañía de Nueva York dijo en enero que obtendrá toda su electricidad en los EE.UU. de fuentes de energía renovable, como la eólica y la solar, en algunos en 2020. También ha dicho que probará botellas de papel , probará latas de aluminio Aquafina  y saldrá de un grupo de presión de plástico. 

Como han descubierto recientemente PepsiCo y otras compañías productoras de bienes de consumo, administrar una empresa implica más que simplemente fabricar productos o reducir su huella medioambiental. En este siglo las empresas están bajo presión para diversificar sus rangos ejecutivos y juntas. Un buen ejemplo de esto es el objetivo de PepsiCo para 2025: agregar a su plantilla de ejecutivos a 250 gerentes de raza negra.

Con el alcance global de PepsiCo y las diversas tendencias de consumo, las conexiones gubernamentales y los requisitos ambientales que impactan su negocio, el gigante de bienes de consumo tendrá las manos ocupadas más allá de simplemente crear el próximo refresco, un nuevo sabor de snack o una exitosa bebida energética. Necesita un ejecutivo ágil que pueda navegar en un panorama empresarial cambiante y no hay dudas que Azevedo está muy bien preparado para surfear la ola como el mejor de todos.

client banner image

Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + 13 =