Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs

El Gobierno nacional -a través del Ministerio de Agricultura- será finalmente quien determine el precio de la materia prima de la próxima cosecha, ante la falta de acuerdo entre productores y la industria. El sistema de votación en el INYM, muy cuestionado, nunca pudo ser cambiado pese a las varias propuestas que se analizaron.

El Gobierno nacional -a través del Ministerio de Agricultura- será finalmente quien determine el precio de la materia prima de yerba mate de la próxima cosecha, ante la falta de acuerdo entre productores y la industria, informó hoy el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM).

“Lamentablemente teníamos esperanza de lograr un acuerdo aquí en el instituto, pero el sector industrial de Corrientes presentó una nota pidiendo el laudo. Justificaron el pedido porque no estaban dadas las condiciones para oficializar un aumento por la materia prima. Eso cerró todo tipo de negociaciones que pudimos haber tenido”, explicó ayer Jonás Petterson, director representante de la producción en el INYM.

La nueva campaña de recolección comenzará el 1 de octubre y se extenderá hasta el 31 de marzo del año próximo.

Sobre la definición por parte de Nación, Petterson explicó que el hecho “no cambia demasiado la situación a corto o mediano plazo. La escasez de hoja verde se seguirá viendo el año próximo y es natural que el precio siga subiendo. La idea nuestra como sector era que el precio suba escalonadamente hasta acercarse a lo que se está pagando, que es el valor real”, definió.

De esta manera, los nuevos valores del kilo de la hoja verde y canchada de yerba deberán ser determinados por la Secretaría de Agricultura, dependiente del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

En la última reunión llevada a cabo para determinar los nuevos valores, los productores pretendían llegar a un acuerdo que oficialice los valores que actualmente se están pagando en el mercado por la hoja verde y la yerba canchada, unos 30 a 35 pesos argentinos, que es alrededor de un 50% por encima de los precios oficiales establecidos ($20).

Hubo una posición de los productores molineros de Corrientes que pidieron el laudo y fue una de las no coincidencias dentro del sector industrial. Ellos consideran que así como el Estado define sus precios, debe fijar también el valor de la materia prima”, comentó y diferenció: “La Cámara de Molineros, por su parte, pidió seguir la grilla de costos del Inym (de unos 25 pesos por kilo de hoja verde). Mi voto también fue para seguir los valores del Inym” dijo el representante de Corrientes, Esteban Fridlmeier.

En tanto que la molinería exige que Nación los autorice a incrementar los precios a salida de molino, es decir aumentar los precios del producto elaborado, acarreando un aumento en las góndolas, situación planteada en una reunión virtual con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, pero que hasta ahora no obtuvo una respuesta concreta.

La Ley 25.564 establece que los precios para el kilogramos de hoja verde y el kilogramo de yerba canchada deben ser acordados dos veces al año, antes del inicio de cada campaña y por acuerdo unánime del Directorio del INYM, y en caso de no lograrse, deben ser definidos por la Secretaría de Agricultura de la Nación.

Como en esta oportunidad no se pudo llegar a un acuerdo, el directorio del INYM resolvió remitir a Nación la tarea de establecer los precios oficiales, para la próxima zafriña de verano, mientras tanto seguirá vigente el precio actual de 20 pesos por kilo de hoja verde y 76 pesos por kilo de yerba mate canchada, en ambos casos puestos en secadero.

Share:

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *