Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Las multinacionales lácteas analizan su posición en la Argentina mientras la Dirección Nacional de Lechería informó que en marzo el valor promedio cobrado por litro por cada productor fue de 40,69 pesos. Un 7,2% por encima de febrero y una suba de 17,7% en el trimestre más. El alza interanual de 54,9%, no alcanza.

La situación no puede ser peor, no lo dicen en las grandes multinacionales de la lechería sino los productores y pequeños tamberos que pelean día a día por sostener el negocio en la Argentina.

Claro, el informe de la Dirección Nacional de Lechería de la Argentina no podía ocultar la realidad cuando informó que en marzo el valor promedio cobrado por litro por cada productor fue de $ 40,69, que representó 7,2% por encima de febrero y una suba de 17,7% en el trimestre más un alza interanual de 54,9%.

Preocupados, es la cara que se les ve a los productores lecheros que a pesar de todo siguen creyendo que algún día terminará la época de las vacas flacas.

En tanto que el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina -conocida por sus siglas como la OCLA- publicó su reporte de rentabilidad de los tambos argentinos que dio cuenta de que en marzo los tambos apenas lograron superar por centavos el costo de producción: 40,69 pesos cobrados contra 40,65 pesos gastados, apenas 0,35 dólares.

De esta manera, la rentabilidad sobre el capital se ubicó en apenas 0,4%, la más baja en 12 meses y posiblemente una de las más bajas del mundo desarrollado.

Así para llegar a una rentabilidad de 5%, que es lo ideal para darle sustentabilidad al negocio, el precio debería haberse ubicado en $ 46,41, un valor que ni siquiera se alcanzará en abril, y sin tener en cuenta las subas de costos ocurridas el mes pasado.

Además 54,9% de suba interanual del precio cobrado en tranquera está por debajo de la inflación oficial medida por el Indec: 55,1%.

Mientras que el alza de la leche, del 17,7% en lo que va del año, es inferior al 19,4% que se dispararon los costos.

“Estas variaciones indican claramente que los costos de producción tuvieron una aceleración en el primer trimestre del año y sobre todo el último mes por la suba de precios de los concentrados, fertilizantes, agroquímicos y combustibles, entre otros”, resume el reporte.

La histórica crisis económica en la Argentina es tan fuerte que hasta los que tienen un trabajo o un emprendimiento agrícola como un tambo tienen que cuidarse de no convertirse estadísticamente en pobres.


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cinco =