Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Casi todas las regiones vitivinícolas de Francia, que se encuentran entre los mayores productores del mundo, se vieron afectadas por las heladas a principios de abril.

Después de que las heladas severas de la primavera causaron estragos en las vides y las fuertes lluvias de verano provocaron problemas con el mildiú ( enfermedades criptogámicas que atacan a las plantas), el Ministerio de Agricultura de Francia ha dicho que el rendimiento de este año será “históricamente bajo”. Se cree que los niveles de producción bajarán a uno de los más bajos de la historia.

“Por ahora, parece que el rendimiento será comparable al de 1977, un año en el que la cosecha de la vid se vio reducida por las heladas destructivas y los aguaceros de verano”, dijo el Ministerio de Agricultura, según France 24 .

Las velas anticongelantes arden en medio de las vides de Chablis, en Yonne, el 7 de abril de 2021. El severo episodio de heladas primaverales fue muy perjudicial para la producción. Después, en verano, las lluvias. Nadie en Europa se olvidará de este año.

Se estima que la producción para 2021 estará entre 32,6 y 35,6 millones de hectolitros, según cifras preliminares del Ministerio de Agricultura y Alimentación al 1 de agosto. Eso es entre un 24% y 30% menos que el año pasado, según el comunicado.

Casi todas las regiones vinícolas de Francia, que se encuentran entre los mayores productores del mundo, se vieron afectadas por las heladas a principios de abril. En Champagne, el frío destruyó un 30% de los cogollos. En otros lugares, incluida la Provenza y el valle del Ródano, la floración se produjo en condiciones frescas o húmedas que contribuyeron a la caída.

Un productor de Champagne comentó al medio inglés The Drinks Business que la región había tenido “suerte” con las heladas en comparación con otras áreas de Francia , aunque desde entonces esta región ha sido afectada por el mildiú debido al clima cálido y húmedo del verano.

Las enfermedades provocadas por la lluvia desde principios de verano también han afectado a una variedad de uva. En Alsacia, las fuertes lluvias están causando moho, dañando a Pinots en particular. En Beaujolais, hogar de variedades de uva tardía, el mildiu y la pudrición negra han sido un factor.

Para la producción que se salvó de esta sucesión de eventos desafortunadas, al menos para las regiones fuera de la periferia del Mediterráneo, las uvas son de buen calibre, señaló el Ministerio.

Hasta la fecha, el Estado no ha pagado ninguna ayuda especial, excepto a los jóvenes viticultores. El mejor seguro, recuerda Christian Gauthier, es el stock que acumulamos en los buenos años para vender en los malos . Pero después de malas cosechas en 2016, 2017 y 2019, no debería ocurrir otro accidente climático en 2022 .

Otros eventos climáticos podrían afectar la cosecha de este año, por lo que es probable que se revisen las cifras preliminares, señaló el Ministerio. Además, desde el gobierno se señaló que solo el 30% de las tierras agrícolas francesas están aseguradas.


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cuatro =