Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

La superficie de los viñedos experimentó algunos cambios sutiles pero de gran alcance en 2020, con el gigante China cayendo al tercer lugar detrás de España y Francia a medida que el esquema de plantaciones de la Unión Europea se acelera y las plantaciones de China se ralentizan.

Según los últimos datos de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), España tenía el 13% de la superficie de viñedos del mundo en 2020. En el mismo año, China se deslizó del segundo al tercer lugar con un 11%, con Francia apenas avanzando, también alrededor del 11%. Italia ocupó el cuarto lugar con un 10%.

Los datos, del informe El estado mundial de la vitivinicultura de la OIV, reflejan la estabilización en curso de la superficie mundial de viñedos desde 2017. Las plantaciones se han estabilizado en gran medida en los últimos cuatro años, cayendo un -0,2% en 2020 para situarse en 7,3 millones de ha.

Esto se debe principalmente a la desaceleración del crecimiento de los viñedos de China y la implementación por parte de la UE de su esquema de plantaciones, explica la OIV en un informe, que había devuelto algo del dominio perdido a Europa.

Como resultado, “Francia, Italia y China son los únicos viñedos grandes que aumentaron de tamaño en 2020”, dijo Pau Roca, director general de la OIV, y agregó que esto ha tenido “un gran impacto en otras cifras”.

Según el organismo rector del vino, el año 2020 fue un año de resiliencia para una industria que no para de crecer en importancia en países como la Argentina, Chile y Uruguay.

La pandemia provocada por el Covid, la desaceleración de China y los problemas comerciales con Australia y, hasta cierto punto, el Brexit, han jugado un papel muy importante en la configuración de los hábitos de producción y consumo en todo el mundo.

Las 260 millones de hectáreas de vino producidas el año pasado fueron, por tanto, “buenas noticias”, dijo Roca. A pesar de que la producción solo aumentó un 1% con respecto a 2019, y estuvo ligeramente por debajo de la media de 20 años, este aumento fue positivo “a la luz del bajo consumo que vimos en 2020”, que cayó un -3% hasta los 234 millones de hl.

Esta caída de 7 millones de hectolitros entre 2019 y 2020 fue análoga a la observada durante la crisis financiera mundial de 2008-09, dijo la OIV.

El año 2020 también llegó después de dos años consecutivos en 2017 y 2018 que fueron “extremadamente volátiles” para la producción mundial de vino, concluyó Roca.


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 11 =