Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs

Danone se está asociando con Terviva -acaba de recaudar casi 80 millones de dólares- para desarrollar nuevos productos alimenticios que utilizan aceite y proteína extraídos de frijoles cosechados de plantaciones de pongamia, un árbol leguminoso, que fija nitrógeno y funciona muy bien en suelos pobres sin fertilizantes, tolerante a la sequía y a las inundaciones.

Los fabricantes de bienes de consumo están en la búsqueda de mejorar sus productos a través de mejorar la sostenibilidad de sus productos que tanto preocupa a sus consumidores. 

Claro, empresas como Danone tienen un conocimiento profundo incorporando productos básicos como el maíz, la soja y el trigo pero para incorporar nuevos ingredientes requieren de conocimientos y experiencias de empresas especializadas y más pequeñas que ya trabajan con productos muchas veces desconocidos como es el caso del árbol de pongamia (de nombre científico, millettia pinnata), original de las islas del pacífico de Oceanía y Asia.

Plantaciones de pongamia, un súper árbol que resiste todo, con múltiples aplicaciones, alimentos y también biodisel.

La asociación de la compañía estadounidense Terviva con la filial de Danone permitirá al gigante francés del yogur y el agua a acelerar el desarrollo de productos que utilizarán el aceite de pongamia como proteína vegetal. 

En la actualidad, los de Terviva producen un aceite de cocina dorado y mantecoso a partir de su proteína vegetal altamente soluble de semillas del árbol pongamia.

La compañía afirma que el aceite es más sostenible que otros cultivos de semillas oleaginosas de uso común en la actualidad, como la palma y la soja. Además, los súper árboles de pongamia requieren poco o ningún fertilizante o pesticidas.

El interés de los franceses se funda no solo en la sostenibilidad de sus consumidores sino además en los que podría conseguir a partir del desarrollo de mejores productos. Según un estudio de 2018 de la agencia Nielsen, casi la mitad de los consumidores estadounidenses dijeron que es muy posible que cambien por nuevos productos para así estar al día con los estándares ambientales. 

Al año siguiente, en 2019, antes de la pandemia, una encuesta realizada por Crestline Custom Promotional Products mostró que más del 68% de los consumidores estadounidenses están muy dispuestos a apoyar a las empresas que comparten sus valores sociales, políticos y medioambientales. “Es por eso que estamos entusiasmados de asociarnos con Terviva para desarrollar conjuntamente ingredientes importantes – proteína comestible y aceite – del árbol de Pongamia, al mismo tiempo que rehabilitamos el suelo en el que crece el árbol” dijo Merijn Dols, director global de innovación de Danone.

“Creemos que los alimentos saludables necesitan un planeta saludable con ecosistemas prósperos y estructuras sociales fuertes y resilientes”, dijo Merijn Dols, director global de innovación abierta y economía circular para alimentos de Danone.

Terviva trabaja con agricultores para plantar árboles de pongamia en tierras agrícolas ociosas que a menudo son difíciles de cultivar debido a la pobreza del suelo o al estrés hídrico. 

Un huerto de árboles de pongamia captura 57 toneladas métricas de carbono por hectárea durante el transcurso de 30 años, lo que coloca a la pongamia entre las fuentes más sostenibles de aceite comestible y proteína vegetal, aseguran en la compañía.

Empresas de alimentos como Nestlé, PepsiCo y Coca-Cola se  han movido agresivamente para hacer de la sostenibilidad una parte fundamental de su negocio. PepsiCo anunció el mes pasado que apunta a expandir sus programas de agricultura regenerativa a 3,5 millones de hectáreas para 2030, lo que equivale aproximadamente a toda la tierra que usa para cultivar papas, avena y otros productos básicos para sus productos.

Para Danone, esta última asociación lleva su compromiso de sostenibilidad un paso más allá. Después de que las operaciones de la compañía en América del Norte obtuvieran la certificación B Corp en 2018, ha continuado impulsando su responsabilidad social y ambiental. Ha invertido en agricultura regenerativa y trabajado para apoyar las cuencas hidrográficas. 

La asociación acelerará la propagación de este exótico aceite en las góndolas de todo el mundo. ¿Alguna duda?

Sin ir más lejos y a pesar de las fuertes críticas de sus accionistas a la gestión del ex CEO Emmanuel Faber, el Wall Street Journal dijo que Danone ocupa el segundo lugar entre las 55 empresas cárnicas, avícolas y lácteas que cotizan en bolsa en todo el mundo por su gestión de problemas ambientales, sociales y de gobernanza, incluidas divulgaciones y programas.

El uso de aceite y proteínas de pongamia podría desempeñar un papel importante para Danone cuando se trata de la combinación de ingredientes de su cartera de productos a base de plantas. Los consumidores están incorporando más alimentos de origen vegetal en sus dietas, y eso sin duda beneficiará a empresas como Danone. Pero otros grandes jugadores de los bienes de consumo ya están haciendo lo mismo, por lo que una forma de destacar a Danone es centrarse en el desarrollo de este nuevo ingrediente en los productos que ya forman parte de su infinita cartera de productos alimenticios.

Con lo recaudado en su ronda de negocios, los de Terviva tienen programado abrir una nueva instalación en 2022 en los EE.UU. para comenzar a producir nuevos alimentos a base de pongamia. Como parte de ese plan, según Food Navigator, la compañía planea tener cantidades comerciales de aceite de pongamia disponibles para mediados de 2022 con aislados de proteínas altamente solubles un año después.  

Sin duda, Danone ya tiene contemplado los planes de Terviva y ya está planificando el futuro considerando este ingrediente sostenible como una opción potencial para su cartera que incluye marcas de origen vegetal como los lácteos alternativos Silk y So Delicious.

Terviva, que ya lleva recaudado alrededor de 80 millones de dólares para comercializar su aceite culinario y proteína vegetal, también se ganó un socio que algún día podría convertirse en algo más que un cliente importante. Si el aceite de pongamia se pone de moda, otras empresas podrían seguir su ejemplo y Terviva podría ser testigo de una demanda aún mayor por su oferta sostenible.

Demás está aclarar que los de Terviva tienen muy claro el nuevo panorama para la compañía. La ronda de financiación incluye inversiones de Ron Edwards, cofundador de SoBe y Blue Buffalo Pet Food; Mark Tercek, ex director ejecutivo de The Nature Conservancy; y Bryan Meehan, presidente ejecutivo de Blue Bottle Coffee.

Sin dudas habrá muchos más, el árbol de pongamia es una mina de oro y su expansión hacia otras tierras es solo cuestión de tiempo.

Share:

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *