Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

El segmento sin alcohol creció en volumen un 4,5% en 2019-2020, mientras que bajo contenido de alcohol se redujo un 5,5% a través de 10 mercados clave, incluyendo Australia, Brasil, Canadá, Francia, Alemania, Japón, Sudáfrica, España, Reino Unido y los EE.UU.  Según el International Wines and Spirits Record (IWSR), en estos mercados, el no alcohol tenía una participación del 66% en volumen.

Las razones por las que los consumidores eligen beber bebidas no alcohólicas varían, según la consultora y analista de datos IWSR. Al parecer es muy simple, al menos eso parece, algunos quieren disfrutar el sabor, pero no sentirse ebrios. Pero el asunto es que los otros que conforman la mayoría, según el mismo estudio, pueden estar buscando una opción baja en azúcar o baja en calorías. 

En el caso de las empresas cerveceras, que han experimentado una caída en las ventas en los últimos años, han sido algunas de las primeras empresas en incursionar en el segmento. Y con el 66% de los millennials tratando de frenar su consumo de alcohol -incluso con una campaña para no beber en el mes de enero-, según Nielsen, el dato más importante del estudio es que hay potencial para un crecimiento continuo. 

Más allá de las nuevas ofertas del mercado de las RTD, de los nuevos productos de cervezas y spirits, en Latinoamérica el cambio es más lento. Por ahora se pueden ver nuevos lanzamientos light, algunos con 0,0 % de alcohol

Para no perder más terreno, la cerveza adelanta los cambios

Entre la espada y la pared: el número 1 de la cerveceras artesanales, Jim Koch, finalmente cedió y lanzó una cerveza sin alcohol.

A principios de 2021, Boston Beer planea lanzar en los Estados Unidos la Samuel Adams Just the Haze, que está formulado para saber como una IPA tradicional, sin el contenido alcohólico. Si bien el fundador de la empresa, Jim Koch, dijo una vez que “nunca prepararía una cerveza sin alcohol” -nunca digas nunca-, el reconocido cervecero pasó dos años investigando y experimentando para desarrollar el producto. 

En octubre de 2020, en plena pandemia, en pleno cierre de todo, Guinness introdujo una versión sin alcohol de su popular stout en el Reino Unido e Irlanda después de lanzar otras bebidas sin alcohol, incluidas una lager y una bebida a base de malta. La stout, llamada 0.0, por ahora fue retirada del mercado debido a una contaminación microbiológica, lo que podría retrasar su lanzamiento mundial. 

La primera cerveza sin alcohol de Budweiser, Budweiser Zero, llegó a las tiendas en julio pasado. Es parte del plan de la empresa matriz AB InBev de que el 20% de sus volúmenes globales de cerveza provengan de ofertas sin o con bajo contenido de alcohol para 2025.

Los Spirits no pierden tiempo y ofrecen calidad

Si bien las bebidas espirituosas sin alcohol -cada vez hay más marcas del poderoso “gin” con 0,0% de alcohol- pueden estar experimentando un aumento en la popularidad en otros países, en los EE.UU., las variedades con bajo contenido de alcohol aún ocupan una parte mayoritaria del mercado. Las bebidas espirituosas contienen tradicionalmente más del 30% de ABV. 

Es bueno dejarlo claro ahora, el estudio de IWSR deja claro que en los EE. UU., las bebidas sin alcohol se han descartado anteriormente debido al sabor y la falta de demanda. Pero pueden estar teniendo su turno en el centro de atención.

El informe de IWSR cita ofertas de bebidas espirituosas bajas en alcohol de marcas bien establecidas como Smirnoff de Diageo, que tiene una línea de vodka Zero Sugar Infusion con menos calorías y un 30% de ABV (el vodka Smirnoff original tiene un 40% de ABV ) y la ginebra Beefeater de Pernod Ricard, que lanzó Beefeater Botanics en Canadá con un 27,5% ABV. Su gin original -el único que puede ser denominado como tal- tiene un ABV del 44%.

Con el vino no pero también

Al igual que otros consumidores de otras bebidas -el whisky por ejemplo- con los consumidores del muy tradicional vino está pasando algo no muy distinto ya que los productos con bajo contenido de alcohol también están ganando terreno, a pesar de la renuencia inicial de los consumidores a probar estas ofertas en lugar de cerveza sin o con bajo contenido de alcohol, refrescos para adultos y cócteles sin alcohol. 

A pesar del crecimiento de las bebidas sin alcohol o bajas en alcohol, las empresas enfrentan algunos obstáculos para un mayor consumo al lanzar una nueva bebida. De acuerdo con IWSR, todavía existe la percepción de que las bebidas sin alcohol o con bajo contenido de alcohol son de menor calidad que sus contrapartes con mayor ABV. 

Las empresas que deciden irrumpir en este mercado a menudo han intentado otros ángulos de marketing para ganar terreno. La marca sin alcohol New London Light se  lanzó recientemente en los EE.UU., con un enfoque adicional en ser vegano y libre de otros alérgenos para atraer a un creciente grupo demográfico de consumidores de origen vegetal .

Las marcas de vino con bajo contenido de alcohol como Truett-Hurst’s Cense, Skinny Girl y FitVine se han posicionado  como opciones más sabrosas y saludables. 

Los datos de IWSR también muestran que un obstáculo para las bebidas bajas en alcohol en general puede ser la confusión de los consumidores sobre los niveles de ABV y saber cuánto pueden beber y aún estar dentro del límite legal de conducción. Al menos con ofertas sin alcohol, estas preocupaciones pueden aliviarse y los consumidores de los nuevos y los viejos lo saben y cada vez son menos tímidos en hacerlo saber al mercado.

El último dato que ya saben los productores de vino de Latinoamérica: el segmento etáreo donde el vino más ha crecido durante la pandemia es justamente ese mismo que le arrebató a la cerveza, el de los jovenes de entre 18 y 30 años. esos mismos que en todos los estudios piden a gritos bebidas sin alcohol o con menor graduación alcohólica.


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − 6 =