Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

La famosa bodega Château Miraval del sur de Francia, que actualmente es propiedad del Stoli Group, aprovecha el escándalo judicial del divorcio Pitt vs. Jolie para presentar una nueva añada que seguramente dará menos que hablar que el divorcio de sus ex dueños. El actor recurre a la Justicia, quiere su bodega de vuelta.

La bodega que fue testigo de casamiento de una de las parejas más glamorosas de Hollywood es la prenda elegida por la pareja para demostrar todo lo mal que puede terminar una relación amorosa. Sin dar ningún tipo de aviso, Jolie vendió la parte de la pareja -la habían comprado 40% ella y 60% él- de la famosa bodega del sur de Francia. Allí se inició la escalada a la cumbre del vino rosado en el mundo.

El actor Brad Pitt (izquierda) y su socio, el enólogo Marc Perrin, han elaborado rosados ​​de clase mundial en Miraval durante los últimos 10 años. ¿Podrá Pitt recuperar su bodega de las manos de los rusos de Stoli Group? Imagen: Serge Chapuis

A partir de allí también comienza la escalada del divorcio de la actriz y el actor. Apenas unos meses después de anunciar que Château Miraval reabriría su legendario estudio de grabaciónBrad Pitt presentó una demanda contra su ex esposa, Angelina Jolie, por la venta de sus acciones en la finca vinícola del sur de Francia.

Todo comenzó hace 10 años, cuando la pareja compró una participación mayoritaria en la bodega en 2012 por aproximadamente 25 millones de euros y, a los dos años, decidieron culminar la unión eligiendo las viñas francesas para celebrar su casamiento formal allí en 2014.

El principio del final, si, a los dos años de la ceremonia decidieron que todo había terminado y comenzaron el proceso de divorcio en 2016. Pitt cuenta que en ese momento acordaron un “entendimiento mutuo” de que ninguno vendería sus acciones sin el consentimiento del otro. Todo muy civilizado.

Llegó la pandemia, un 2020 complejo para muchos en el 2021, sin el conocimiento de Pitt, afirman los abogados, Jolie vendió su participación a Tenute del Mondo, una división de la compañía de vodka Stoli Group, propiedad del empresario ruso Yuri Shefler, propietario del Grupo SPI, un consorcio internacional que vende alcohol en 160 países..

Muy simple. A principios de 2021, Jolie había dado a conocer su deseo de vender la propiedad, ya que según reporta Us Weeklyla actriz había encontrado un comprador externo para su parte de los viñedos franceses, sin embargo, ella no podía finalizar dicha venta porque Pitt no había consentido levantar la ATRO (Automatic temporary restraining order), una orden legal que impide que cualquiera de las partes haga cualquier decisión financiera que merme al otro durante el proceso de divorcio.

En junio de 2021, la protagonista de Maléfica, presentó una petición para deshacer la ATRO, porque “ya no podía mantener ninguna posición de propiedad en un negocio a base de alcohol dadas sus objeciones personales”, de acuerdo con la publicación estadounidense. No obstante, el juez no se le concedió dicha petición.

La finca de Château de Miraval se encuentra en el pueblo de Correns, en La Provenza francesa. La propiedad ofrece dos vinos blancos y un vino rosado de las costas de denominación Provence y Coteaux Varois.

En 2019, cuando la pareja se separó definitivamente (ya que habían solicitado el divorcio desde 2016), sacaron a la venta el castillo de 35 habitaciones, y las 500 hectáreas del terreno en donde se encuentran los viñedos, exuberantes fuentes, estanques y una capilla. 

Su precio era de 55 millones de euros, y en esa fecha pareció no agradarle a los compradores. Hasta este momento, los abogados de Jolie no se han pronunciado a esta nueva demanda.

Ante este panorama, Pitt se propuso un objetivo mucho más complejo que ganar un Oscar como Mejor Actor, anular la venta de la bodega, que Pitt se atribuye el mérito de haberla convertido en una “historia de éxito internacional multimillonaria y uno de los productores de vino rosado más respetados del mundo”, según la demanda, presentada en la ciudad estadounidense de Los Ángeles, California.

La bellísima propiedad incluye una casa y extensos viñedos, también razones de peso que evaluó Jolie para su vengativo accionar “priva a Pitt de su derecho a disfrutar de su casa privada y a supervisar el negocio que desarrolló desde cero”. 

El divorcio de la célebre pareja, como no podía ser de otra manera, ha sido especialmente hostil y la batalla por la custodia legal de sus hijos continúa. La demanda de Pitt afirma que la venta de Jolie tenía la intención de causar un “daño gratuito” a Pitt y, por supuesto, “socavar su inversión”.

Independientemente del ruido de fondo, el primer envío de Château Miraval rosé 2021 ya salió de la bodega francesa con destino a las excéntricas góndolas de todo el mundo que pagarán entre 350 y 400 dólares la botella.

Según un reconocido importador, esta nueva cosecha de Miraval nada tiene que ver con el amargo momento de la pareja Pitt-Jolie, la nueva añada del famoso rosé sostiene sus aromas clásicos que lo hicieron famoso en todo el mundo y además, sostiene sus “sabores exclusivos de grosellas frescas y rosas con ralladura de limón y mineralidad” provenientes de frutas de la finca y otros sitios de primer nivel en Côtes de Provence.


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × uno =