Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Mientras la Argentina es el único exportador que crece, los suministros mundiales de leche se reducen al ritmo del rodeo lechero de EE. UU. que es menor de lo estimado para septiembre. Los primeros indicios sugieren que la producción de leche está una vez más por debajo de los niveles de hace un año en Europa.

Mientras que a principios de año los pronósticos decían que la oferta mundial de leche para 2021 seguiría creciendo, aunque a un ritmo menor que el del año pasado, las expectativas del mercado preveía una recuperación económica y el regreso de la demanda de servicios de alimentos a medida que se implementan las vacunas respaldan este crecimiento. 

En esos días también se anunció que los riesgos para el crecimiento eran la reducción de los márgenes agrícolas en América del Sur y una posible reducción de la demanda de importaciones de China que mantenía un consumo sostenido pero que también había datos de acumulación de stock.

Hoy, a llegando al final del año, la Argentina es el único exportador importante de productos lácteos que informó de un crecimiento significativo en la producción de leche el mes pasado. Las recolecciones de leche argentina superaron al año anterior en un 4,6% en septiembre. Según la especialista en alimentos latinoamericana Monica Ganley, directora de la consultora especializada en alimentos Quarterra, señala que el aumento de los precios de la leche ha seguido el ritmo de los crecientes costos de los concentrados, lo que ha ayudado a preservar los márgenes en los tambos. En definitiva, según los analistas, es probable que la producción de leche argentina se mantenga fuerte.

La mayor parte del continente europeo aún no ha informado la producción de septiembre pero, por ejemplo, la producción de leche neerlandesa cayó un 4,1% interanual, el descenso de los Países Bajos es el más pronunciado desde enero de 2019. Dairy Market News del USDA informa que la producción de leche en Europa occidental está “a los niveles del año pasado o por debajo de ellos y los suministros de leche son escasos”.

En Oceanía, la recolección se realizan bajo el agua. La producción de leche australiana en septiembre cayó un 2,9% por debajo de los niveles del año anterior, al volumen más bajo de septiembre en décadas. En el primer mes de la temporada, las recolecciones de sólidos lácteos de Nueva Zelanda cayeron un 4% por debajo de los volúmenes del año anterior. El clima húmedo ha frenado la producción de leche tanto en Australia como en Nueva Zelanda, pero se espera que los volúmenes se recuperen a finales de este año cuando el sol atraviese las nubes.

La producción mundial de leche claramente ha cambiado a un ritmo más lento. El crecimiento entre los cinco principales exportadores de lácteos fue mínimo en julio y agosto. Suponiendo que la producción de leche europea se mantuviera estable con los niveles del año anterior en septiembre, las cinco principales recolecciones de leche se invirtieron el mes pasado.

Si es así, ese sería el primer déficit agregado desde junio de 2019. Los altos costos de los concentrados probablemente disuadirán un rápido repunte de la producción de leche. Mientras tanto, la demanda mundial de lácteos sigue en franco crecimiento.

Aunque ya no es sorpresa, en lo que va del año, China ha importado volúmenes récord de productos lácteos pero hay datos que indican que la leche en polvo se ha acumulado en China, lo que genera preocupaciones de que las importaciones se detengan abruptamente. Y las importaciones de productos lácteos chinos se desaceleraron en septiembre, al menos en relación con los asombrosos niveles del resto de 2021. Pero para la mayoría de las categorías, las importaciones chinas aún fueron notablemente más altas que en septiembre de 2020 tal cual como sucede cada año en la misma época.

China ha importado tanta leche en polvo este año que casi ha agotado los inventarios de Oceanía. El mes pasado, Nueva Zelanda y Australia representaron solo el 20% de las importaciones de leche en polvo descremada (LPD) de China, su segunda participación mensual más baja en las últimas dos décadas. Eso dio lugar a que Estados Unidos se convirtiera en el principal proveedor de LPD de China por primera vez en ocho años.

La lenta producción de leche y el aumento de los precios en Oceanía y Europa han creado grandes oportunidades para las exportaciones de leche en polvo de Estados Unidos y América Latina. 

Fuente: OCLA


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 1 =