Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Utilidades por 68.062 millones de pesos chilenos (83,71 millones de dólares) entre enero y septiembre fortalecen la posición de la bodega chilena en el mundo y obtiene un 23,02% más de ganancias con respecto al mismo periodo de 2020. Números de otros tiempos.

Al igual que otras superbodegas de Europa y Estados Unidos, los chilenos de Concha y Toro no entienden de problemas logísticos ni de suministros que han dejado secuelas en la industria del vino de todo el mundo. La compañía que dirige con mano firme Eduardo Guilisasti -uno de los ejecutivos más influyentes del mondo vino- solo sabe de sumar y sumar tras conocerse los datos financieros producto de las ventas de vinos, cervezas y licores que vende en Chile, Argentina, China, Estados Unidos, el Reino Unido y otros países donde comercializa sus productos con los que obtuvo ganancias en los primeros nueve meses del 2021.

Gerente General de Viña Concha y Toro, Eduardo Guilisasti, destacado por ser un actor relevante en la creación de valor en el sector vitivinícola y en aportar activamente a la recuperación de la región luego de dos años de pandemia.

La bodega del Valle de Maipo reportó utilidades por 68.062 millones de pesos chilenos (83,71 millones de dólares) entre enero y septiembre, lo que corresponde a un aumento de 23,02% con respecto al mismo periodo del año pasado. En el tercer trimestre en tanto, las ganancias crecieron un 15,4% hasta 30.316 millones de pesos chilenos (37,28 millones de dólares), debido a un mejor mix de productos, alzas en el mercado doméstico e ingresos del área inmobiliaria.

Los ingresos de la compañía en el tercer trimestre tuvieron una baja de 2,9%, debido a menores ventas en los mercados de exportación y EE.UU., en medio de un escenario con problemas logísticos que se consignaron anteriormente en Negocios Líquidos y que afectaron a cientos de compañías de América Latina.

De acuerdo al informe de la empresa, la compleja situación política y social de Chile no afectó a los resultados en el mercado doméstico y mostró incrementos de ventas en valor de 25,1%, reflejando un mayor precio promedio del vino y fuertes ventas en la categoría cervezas y licores, mientras que en la Argentina -inmersa en una crónica crisis económica y financiera- las ventas registraron un incremento de 36,8%.

“En el trimestre, la compañía se ha enfocado en mitigar el impacto de esta crisis logística, apalancada en las fortalezas de su modelo de distribución integrado. No obstante, el impacto sobre los envíos de productos se tradujo en una baja de 2,9% en la venta consolidada en el 3Q21. A nivel acumulado hasta septiembre, la venta consolidada mostró un crecimiento de 4,3% en comparación al año anterior”, dijo el gerente general, Eduardo Guilisasti Gana.

Aunque no es una sorpresa, el sector premium mostró resultados inesperado no por lo positivo sino por su alto nivel. El precio promedio más alto en todos los mercados refleja el enfoque continuo en la premiumización del mix que en este trimestre fue impulsado por las marcas Invest. Los lanzamientos de nuevos productos para reforzar líneas clásicas dieron su resultado positivo con un crecimiento en valor de Diablo (+100%), Marques de Casa Concha (+30,7%), Trivento Golden (+126%) y Don Melchor (+55,9%).

El mix de ventas mostró un avance inmejorable en las categorías Principal e Invest, representando ambas el 48% de las ventas en valor, lo que se compara con el 45% en el tercer trimestre del 2020.

Por otro lado, el negocio del no-vino de Chile también registró un fuerte crecimiento de ventas impulsado por la categoría cervezas y licores, que aumentó un 68,9%.

Según el análisis razonado de la compañía, los ingresos aumentaron un 4,3% en los nueve primeros meses y llegaron a 578.338 millones de pesos chilenos (711,35 millones de dólares), con menor volumen de vino, mejora del precio/mix y mayores ventas de vino y cerveza y licores en Chile.

Por otro lado, en los mercados de exportación, las ventas crecieron un 1,8% entre enero y septiembre, y llegaron a 376.172 millones de pesos chilenos (462,6 millones de dólares), con una disminución de 2,5% en volumen, y un mayor precio promedio en la mayor parte de las monedas de venta.


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 4 =