Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Mientras que el mundo del vino de la Argentina todavía no termina de digerir los últimos dichos del francés más famoso en el negocio del vino, los españoles de Bodega Belasco de Baquedano -de Agrelo, Luján de Cuyo, Mendoza- anuncian que el reconocido enólogo Michel Rolland se suma como “consultor”.

Por aquí y por allá, el más famoso flying winemaker del mundo es francés, no podía ser de otro modo, y así como hace negocios allá, los hace acá, con argentinos, estadounidenses, australianos, con españoles o franceses, la nacionalidad a el no le importa, el francés es tan bueno haciendo vino -lo hizo en 22 países- como facturando euros y más euros.

Lo curioso del anuncio de un nuevo jugador en el sector vitivinícola argentino es que una importante bodega española anuncio con bombos y platillos la contratación del más famoso de los lobbystas del vino francés en el mundo. Si, puede sonar un tanto incómodo pero los dichos de Rolland este mismo mes de julio al diario mendocino Los Andes todavía siguen repiqueteando en los oídos de los que hacen vino en la Argentina.

El más prestigioso enólogo francés y uno de los grandes referentes a nivel internacional de los últimos 25 años. Asesora a más de 100 bodegas en 17 países, brinda servicios a otras 500 compañías del mundo desde su laboratorio en Pomerol y es el motor del exclusivo proyecto mendocino Clos de los Siete, un club de millonarios convertidos en bodegueros.

“Argentina no tiene la menor chance de hacerse famosa más allá del Malbec” dijo muy frescamente Michel Rolland, no solo uno de los enólogos más famosos del mundo sino además el más importante embajador del vino francés en todo el mundo.

El francés no se quedó solo con esa máxima, enseguida subió la apuesta y aseguró que la Argentina “puede hacer Cabernet Sauvignon, Merlot, Cabernet Franc, Bonarda o lo que quiera, pero la fama de Argentina es sin dudas por el Malbec, porque no existe en otro país, salvo una producción muy chica en Francia. El Cabernet Sauvignon lo hace bien, pero atrás de Francia, Estados Unidos y Chile, nunca va a ser primero. Lo mismo que en el Merlot, va a estar atrás de Francia e Italia” finalizó.

Claro, Rolland es el mismo que, sin tomar agua, luego habla de su proyecto personal argentino Clos de los Siete diciendo que “está andando muy bien, hacemos más o menos un millón de botellas. Es una marca que se desarrolló bastante rápido. En 15 años hemos hecho una marca que en Estados Unidos o Europa es conocida, eso es algo realmente interesante. Las propiedades que la integran funcionan muy bien, los vinos se venden bien en el mercado americano o el europeo, no tanto en el asiático porque es más complicado. Por ejemplo, Chile no tiene tasas para la exportación en China, Corea o Japón, mientras que nosotros tenemos tasas en todos los mercados.”

El contrato con Bodega Belasco de Baquedano

“Son vinos que son más fáciles de tomar, muy aparentados a la fruta, y que se han llenado de elegancia para poder competir con la calidad y la fama de los vinos famosos de España, Francia o Italia” dice el heredero de la bodega Mikel Belasco

Claro, mientras aprovecha para pasar el mensaje de las pésimas condiciones económicas y políticas que se hace vino en la Argentina, el mismo Rolland que fue consultor de más de 250 bodegas de clase mundial en 14 países de todo el mundo, incluidos Francia, España, Italia, Argentina, Sudáfrica y Estados Unidos, aprovecha su experiencia -tiene 74 años- firma contrato para unirse al equipo de dos enólogos: Lizzy Bordin de Mendoza, Argentina y Roser Girbau de Cataluña, España. 

“Michel es una fuerza en el mundo de la vinificación que aporta una experiencia incomparable, pero también reconoce el verdadero potencial del Malbec de Agrelo para ser uno de los mejores vinos del mundo. Estoy emocionado de ver de lo que es capaz este talentoso grupo de personas” dijo emocionado el español Mikel Belasco sin mencionar cuánto cobrará el francés por sus servicios ni por cuánto tiempo es el contrato.

Belasco de Baquedano es una bodega de propiedad española liderada por Mikel Belasco Jauregui -segunda generación de viñateros- siguiendo los pasos de su padre Ignacio Belasco Baquedano. Belasco de Baquedano, mejor conocido por su marca de vino LLAMA de distribución internacional, posee unas 65 hectáreas de viñedos de malbec de más de 110 años. 

La bodega fue construida en 2003. Esta enorme instalación de varios niveles se encuentra por encima y por debajo del suelo, es impulsada por gravedad, tiene una capacidad de un millón de litros y cuenta con tanques de concreto y acero inoxidable con temperatura controlada (tamaños de 4.500 a 26.000 litros), cámaras frigoríficas de uva, dos selecciones de mesa (una antes de la despalilladora y otra posterior), un depósito de despalillado y tres salas de crianza subterráneas individuales en barrica para mantener la humedad y temperatura estables durante todo el año.

Mendoza se está convirtiendo cada vez más en un destino de enoturismo popular. Ubicado en una de las áreas más populares con vecinos como los Catena, Susana Balbo, Patricia Ortiz -presidente de Bodegas de Argentina- y Paul Hobbs, Belasco de Baquedano aprovecha al máximo su ubicación ofreciendo recorridos por sus instalaciones vinícolas de última generación que incluyen la única “Sala de Aromas” de Sudamérica. presenta 46 fragancias que desbloquean los matices del vino, y un restaurante de cinco estrellas ubicado en el último piso con impresionantes vistas de los viñedos y la espectacular cordillera de Los Andes.


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − nueve =