Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Según la agencia pública FranceAgriMer (Établissement National des Produits de l’agriculture et de la Mer), el efecto de la cuarentena en muchos países importadores de vino, la imposición de impuestos del 20% en los Estados Unidos y la incertidumbre relacionada con el Brexit resultaron una combinación muy difícil de contrarrestar para los productos franceses que sufrieron la baja más importante en este siglo.

Crisis sanitaria global, impuestos estadounidenses, especulaciones relacionadas con el Brexit: las ventas de vinos franceses en el exterior cayeron en valor un 18% de enero a agosto de 2020 en comparación con los mismos ocho meses de 2019, anunció este jueves a través de un informe la organización pública sectorial FranceAgriMer. Esta es la primera vez desde 2008-2009 que se ha producido una caída “tan marcada” en el mercado de exportación de vino, tradicionalmente el segundo mayor contribuyente a la balanza comercial francesa detrás de la aeronáutica.

Principales destinos del vino francés hasta 2018.

El descenso más significativo corresponde a las ventas de vinos espumantes, champagne y crémant, cuyas exportaciones cayeron un 22% en volumen y un 28% en valor durante el período, mientras que las de vinos tranquilos descendieron un 6% en volumen y 13% en valor, dijo el organismo semipúblico que gestiona los mercados agrícolas en Francia. En la “campaña” vitivinícola, que se extiende desde el 1 de agosto de un año hasta el 31 de julio del siguiente, o de una vendimia a otra, la caída de las exportaciones asciende al 10% en total, El estudio y los datos publicados corresponden a todos los vinos combinados, señaló la organización al día siguiente de publicado el informe especializado en el tema. Las estadísticas del mes de septiembre aún no están disponibles.

Las razones: el cierre de restaurantes casi de manera simultánea en muchos países del mundo, donde los vinos franceses ocupan una gran parte de las listas de vinos; la imposición de impuestos del 20% en los Estados Unidos desde octubre de 2019 a los vinos tranquilos de menos de 14 grados; e incertidumbres relacionadas con el Brexit, siendo Gran Bretaña uno de los primeros clientes de la Francia vitivinícola.

Desde que se anunció la cuarentena, en la industria vitivinícola se han decidido una serie de medidas de apoyo, comenzando por las medidas de destilación de crisis, financiadas con fondos europeos y franceses. FranceAgriMer también confirmó este viernes el establecimiento de ayudas para el almacenamiento de vino, por un presupuesto total de 40 millones de euros, de los que 35 millones proceden del presupuesto nacional y 5 millones de fondos europeos.

El Delegado del Vino en FranceAgriMer, Didier Josso.

La ayuda se distribuirá a razón de 4 centavos por hectolitro por día, y será accesible a partir de 100 hectolitros de vino almacenados, para que los comerciantes que sustentan los mayores volúmenes, también dejen aprovecharla los productores más modestos. La ayuda, que debe solicitarse a FranceAgriMer en un sitio específico accesible en las próximas semanas, se abonará al final del período de almacenamiento y “a más tardar el 15 de octubre de 2021”, dijo Didier Josso, delegado de los sectores del vino y la sidra de la organización.


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 1 =