Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Ann Mukherjee, una auténtica persona fuerte, una que supo sobreponerse a un estigma en su vida, el alcohol. Donde algunos ven una enorme dificultad, ella ve una ventaja. Hoy es la #1 regional de una de las principales empresas de la industria de las bebidas. La revista Fast Company cuenta una gran historia de una protagonista actual y del futuro del mundo corporativo.

Ann Mukherjee no se propuso ser directora ejecutiva. Pero cuando recibió una llamada de la compañía francesa de licores Pernod Ricard, ella sintió algo más que una excelente oportunidad profesional, le contó a la periodista Pavithra Mohan y afirmó que “el alcohol ha jugado un papel muy difícil en mi vida”, dice. “Se sintió como el destino. Algo en el universo me decía: no te quejes de eso. Hacé algo al respecto.”

Mukherjee, que en enero completó su primer año como directora ejecutiva de Pernod Ricard North America, reconoce y está abierta a discutir por qué ella era una opción poco probable para el puesto de Nº 1 de una empresa cuyo negocio es la venta de alcohol. 

A la edad de cuatro años, Mukherjee fue agredida por un hombre que estaba borracho. Años más tarde, cuando era una adolescente, su madre fue asesinada por un conductor borracho. Y, ya en su vida adulta, Mukherjee estuvo en una relación abusiva en la que, según cuenta, el alcohol jugó un papel muy importante.

Sin duda, no debe haber muchos líderes de empresas que se atreverían a divulgar los detalles de un trauma tan íntimo, tan personal a alguien que lo está por emplear. Como mujer indio-estadounidense en una industria donde los directores ejecutivos suelen inclinarse más por personas blancas y por hombres, uno se imaginaría que Mukherjee, ante tamaña desventaja, debería cuidarse y evitar que alguien sepa su historia personal. 

Pero no. Ella ve y entiende las experiencias de su vida como el núcleo de su identidad como líder. “En la entrevista fui muy franca, esa es mi historia”, dice ella. “No sabía qué podía significar para lo que me tocaría hacer más adelante. Pero le dije a la empresa: Tengo estos antecedentes y es importante para mí hacerle frente”.

De hecho, sus propias experiencias fueron parte de una de sus primeras iniciativas como CEO: una campaña publicitaria sobre el consentimiento para Absolut Vodka, una de las marcas insignia de Pernod Ricard. No fue solo la historia de la nueva CEO, también fue una extensión natural de los antecedentes de la marca Absolut, una reconocida “marca de provocación”, dice Mukherjee, refiriéndose a su apoyo a los derechos de los homosexuales que se remonta a la década de 1980.

“Si realmente desea beber de manera responsable, es más que beber y conducir”, agrega. “Se trata de cada punto de contacto que tienes con el alcohol. Puede usarlo para divertirse, disfrutar y convivir. También puedes usarlo como arma”. La campaña, en asociación con la Red Nacional de Violación, Abuso e Incesto (RAINN), enfatizó que la responsabilidad de obtener el consentimiento no recaía en las víctimas de agresión sexual, sino en los perpetradores. Se lanzó el pasado febrero de 2020, el mismo día de San Valentín.

“Yo estaba como, ‘No solo vamos a hacer esta campaña el Día de San Valentín, voy a decir personalmente por qué es importante hacerlo porque lo he vivido’”, dice Mukherjee. 

“Hay muchos directores ejecutivos que no quieren mezclar personal y negocios. Creo que no se pueden separar los dos, y quién eres como líder es la forma en que manejas un negocio” dice sin dudar de sus palabras. Si esto parece una declaración audaz tan pronto después de tomar el timón de una compañía de bebidas alcohólicas, bueno, esa era exactamente su intención. 

“Tus primeros 90 días son importantes”, dice Mukherjee. “Esta fue mi forma de marcar la pauta”.

Quizás fue aún más importante debido a lo que vino después: en marzo, apenas unos meses después del mandato de Mukherjee como director ejecutivo, la pandemia se extendió por todo el mundo. Pernod Ricard fue una de las primeras empresas en comenzar a producir desinfectante para manos, que la empresa donó a FEMA en los Estados Unidos. Pero incluso cuando la economía se hundió y millones de estadounidenses perdieron sus empleos, las circunstancias de la pandemia han ayudado a los resultados de Pernod Ricard y de otras empresas de la industria de bebidas.

Con los bares cerrados y la gente que se quedaba en casa, las ventas minoristas de alcohol se dispararon: los estadounidenses bebían un 14% más que en tiempos previos a la pandemia, según un estudio de JAMA . Al mismo tiempo, ha aumentado la preocupación sobre si las personas beben de manera responsable, dado que el abuso del alcohol puede estar relacionado con problemas de salud mental y la incidencia de violencia doméstica, los cuales se han agravado en medio de la pandemia. (Muchas víctimas de abuso y violencia doméstica fueron aisladas de su sistema de apoyo habitual y particularmente vulnerables bajo el encierro; apenas unas semanas después de la pandemia, la Línea Directa Nacional de Violencia Doméstica vio un aumento en las llamadas).

Cuando la periodista Pavithra Mohan preguntó cómo una empresa como Pernod Ricard ha atravesado este período paradójico, Mukherjee insistió en que la empresa estuvo siempre “centrada como un maniático del consumo responsable”. 

Ella argumenta que gran parte del consumo de alcohol de los bares anterior a la pandemia se ha trasladado al hogar, y que beber, con moderación, también puede ser una fuente de consuelo, particularmente durante un tiempo de aislamiento social. 

“La salud mental es tan importante como la salud física”, dice la superejecutiva de origen indio. “La gente necesita un alivio. Sentirse cómodo proviene de no estar solo y sentir que uno no está solo en el universo”. Pernod Ricard ha tratado de abogar por “usar un cóctel para conectar”, dice, no por el consumo excesivo.

Incluso durante la agitación de una pandemia, Mukherjee ha intentado seguir adelante con el tipo de iniciativas que podría haber llevado a cabo en circunstancias normales. Durante el verano, Pernod Ricard se unió a más de 1.000 anunciantes para boicotear Facebook durante un mes, una respuesta a la inacción de la compañía sobre el discurso de odio y la desinformación. Pero Mukherjee quería hacer más. 

Por eso, Pernod Ricard presentó una nueva iniciativa para ayudar a combatir el discurso de odio, respaldada por Salesforce, llamada #EngageResponsbly, que está programada para lanzarse a principios de este año y proporcionará a los anunciantes, incluidas las pequeñas y medianas empresas, una herramienta que les permite rastrear y reportar contenido.

“Los ingresos que [estas plataformas de redes sociales] obtienen de nosotros, los grandes fabricantes, son una pequeña parte de sus ingresos”, dice Mukherjee. “Sus ingresos provienen de esta larga cola de 10 millones de pequeñas empresas. Si hablas con esos anunciantes de la larga cola, dicen que sí, quiero hacer esto, pero soy pequeño. ¿Puedes darme una herramienta para hacerlo? “

Y, sin embargo, la pandemia ha cambiado por completo el enfoque de Mukherjee en muchos aspectos de su trabajo, en particular cuando se trata de contratar y volver a capacitar a los empleados. “Estoy reclutando personas que tal vez no pudieron trabajar a tiempo completo porque eran madres”, dice. “Pero ahora puedo aprovecharlos de formas que nunca pensé”. Con los restaurantes y bares cerrados, el equipo de Mukherjee también quería descubrir cómo retribuir a su comunidad. “Hay un montón de camareros que están sin trabajo”, dice. “Mi equipo dijo: ‘¿Qué tal si comenzamos a educarlos sobre cócteles y hospitalidad?'”

Más que nada, Mukherjee está pensando en cómo puede llevar las lecciones de 2020 a un futuro pospandémico y espera que otros líderes hagan lo mismo. “Para todos los demás directores ejecutivos: ¿Cómo van a ser diferentes ahora?” ella dice. “Creo que no se puede ser el mismo líder antes de una pandemia que después de una pandemia. Y creo que es hora de devolver a la humanidad a la fuerza laboral y al mundo empresarial “.


Compartir

administrator

1 Comment

  • storno brzinol, junio 10, 2021 @ 3:29 am Reply

    Yeah bookmaking this wasn’t a speculative conclusion outstanding post! .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − dos =