Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Los países productores de vino dejarán de denominarse “Viejo Mundo” o “Nuevo Mundo” en los textos formativos de la Court of Master Sommeliers, según anunció este organismo en su boletín del mes de diciembre.

Hace tiempo que el tema es candente en los círculos vinícolas, y ahora una organización clave ha decidido eliminar los términos “Viejo Mundo” y “Nuevo Mundo” de sus publicaciones.

La rama estadounidense de la Corte de Maestros Sumilleres anunció en su boletín de diciembre que dejaría de utilizar estos términos, una decisión motivada por su “compromiso de mantener la exactitud histórica, eliminar los prejuicios culturales y reconocer el creciente reto que supone distinguir entre vinos del “Viejo Mundo” y del “Nuevo Mundo””.

Refiriéndose a la “evolución de los estilos” en un “panorama dinámico del vino”, la organización reveló que ya no utilizará la terminología Viejo Mundo/Nuevo Mundo en sus materiales publicados ni en las evaluaciones de los exámenes.

La Wine & Spirit Education Trust (WSET) también ha suprimido estos términos a partir del verano de 2022.

Por lo que db sabe, el Institute for Masters of Wine (IMW) no se ha pronunciado oficialmente.

¿Qué hay en un nombre?

El Viejo Mundo se ha utilizado tradicionalmente para describir a los países vinícolas europeos, mientras que el Nuevo Mundo se ha empleado para referirse a naciones del Hemisferio Sur como Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Chile y Estados Unidos. Sin embargo, esto contradice las antiguas raíces vitivinícolas de muchos de estos últimos.

¿Podemos decir de buena fe que China es un país vinícola del Nuevo Mundo sólo porque las exportaciones de vino chino a los países occidentales son relativamente nuevas, cuando China lleva miles de años elaborando vino para su mercado interno?

En la misma línea, algunos viñedos argentinos albergan selecciones masales no injertadas que llegaron a Argentina a finales de la década de 1850, por lo que resulta difícil calificar de “nuevas” estas cepas patrimoniales.

Otros profesionales entienden que los vinos del Nuevo Mundo son simplemente vinos producidos en países en los que las vides fueron transportadas desde Europa (el viejo mundo de esas vides) a un nuevo destino (el nuevo mundo o el hogar de las vides exportadas).

Sin embargo, a medida que los países abrazan y defienden cada vez más sus uvas autóctonas frente al cambio climático, en lugar de depender de variedades internacionales, incluso esta postura empieza a parecer rancia.
Para muchos viticultores, el uso continuado de estos términos resulta problemático.

Algunos opinan que el Viejo Mundo denota calidad para los consumidores y que el Nuevo Mundo puede sugerir imitación en lugar de creación.

Adrianna Catena -que representa los intereses del productor argentino Catena Zapata en el Reino Unido- declaró al sector de las bebidas que el pensamiento binario en torno al Viejo y el Nuevo Mundo “simplifica en exceso e impide ver lo bueno”.

¿A quién pertenece el lenguaje?

El año pasado, Catena Zapata organizó un debate sobre si los países no franceses deberían poder utilizar el término “Grand Cru”, que planteó cuestiones sobre la propiedad del lenguaje.

Dado que Grand Cru se refiere esencialmente a “los grandes viñedos” o al “vino de un lugar especial”, dijo el copresentador Dirceu Vianna Junior MW, entonces “¿por qué no utilizarlo para denotar la superioridad de un vino en cualquier parte del mundo?”.

Los invitados al acto señalaron que el término francés “terroir” se ha internacionalizado y casi todos los países productores de vino lo utilizan en cierta medida, así que ¿por qué no Grand Cru?

“¿Con qué frecuencia se oye el equivalente español o inglés de terroir?”. preguntó Laura Catena.


Compartir

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cinco =