Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Con una estrategia de marketing salvaje, el CEO de Liquid Death, Mike Cessario –ex director creativo de Netflix,, desafía lo políticamente correcto, y con una campaña publicitaria punk lanza un “agua en lata” que le propone una guerra a muerte a la industria de las aguas en envase plástico.

Si querés vender agua, si querés tener éxito con una nueva marca de agua, si querés que la gente se mate por comprar tu agua, primero, no la pongas en una lata y segundo, no la llames “Muerte Líquida” o “Liquid Death”.

Claro, si sós un amante de la ecología y la vida al aire libre, no tomes bebidas alcohólicas, ni bebidas carbonatadas ni esas cosas poco saludables como las bebidas energéticas. El ideal es tomar agua, de esas que vienen en esos envases originales, con marcas de nombres de montañas, francesas o lugares o sensaciones celestiales y paradisíacas, claro, todas ellas vienen en envase de plástico, eso hermosos envases que llenan las playas de basura que quien sabe cuántos siglos terminarán en desaparecer, posiblemente después de nuestra extinción como raza.

Nunca nadie se animó a tanto para vender simplemente agua. Un discurso mucho más que disruptivo, una batalla contra el plástico.

Bueno, esa es más o menos la idea original de Liquid Death, la marca de agua estadounidense inventada por el creativo Mike Cessario hace más o menos tres años, cuando salió a pedir dinero para vender un agua en lata y consiguió primero un millón de dólares y al poco tiempo 2,5 millones para seguir creciendo.

El hecho es que en apenas 3 años de vida, de lanzamiento de la marca, su demanda creció más del 350% a tal punto que a principios de este 2022 la compañía valía 525 millones de dólares y hoy, en octubre de este año ya está valorada en más de 700 millones de dólares.

Claro, una locura a la que solo por esta vez no le vamos a echar la culpa a la pandemia. Estamos hablando de una locura, de un agua mineral envasada en Austria -proviene de las montañas austríacas- y que en los Estados Unidos hoy es furor de ventas y consumo.

El ex Jefe Creativo de Netflix no esquiva ninguna bala, se podría decir que no le tiene miedo a nada, ni a la muerte ni a los zombies ni a nada, no hay tabú que lo detenga o le haga cambiar de idea, “no me sorprendería si las principales marcas de agua siguen viendo Liquid Death como algo que va y viene”, dice Cessario y agrega, “pero seguiremos escalando y escalando hasta el punto en que eventualmente se den cuenta de que somos una fuerza real a tener en cuenta”.

El nombre que le puso a su marca de agua mineral no es lo único disruptivo que se puede mencionar de Liquid Death. Toda su estrategia comercial es simple y llanamente el último giro transgresor de una marca que adoptó una actitud verdaderamente punk a la hidratación y la ecología.

Cessario es un verdadero líder, convenció a otros líderes a seguirlo en su loca cruzada eco punk. Los eslóganes irreverentes anteriores han incluido “Muerte al plástico” y “No tengas miedo, es solo agua” mientras presentaba una campaña de peluches de animales marinos dañados por el plástico que se tira a los océanos

El artista de hip-hop y proveedor de cannabis Wiz Khalifa (un inversor en Liquid Death) lo promocionó como “el mejor bong de agua en la tierra”. La leyenda del skate Tony Hawk (también inversor) literalmente se abrió las venas para que la marca pudiera pintar 100 tablas de edición limitada con su sangre. 

“Con este impulso, la compañía está comenzando a sentar las bases para el camino de la OPI en caso de que tenga sentido para el negocio y se expanda a Europa”, escribió el inversionista Peter Pham en una publicación de Medium.

Por ahora Liquid Death se vende en latas de 470 ml en tiendas como Target, 7-Eleven y Whole Foods, online y en conciertos punks y de heavy metal debido a un acuerdo que tiene con Live Nation. Recientemente se expandió a seltzer con sabores únicos como “Mango Chainsaw” y “Severed Line”.

“Al igual que Tesla movió a los conductores hacia vehículos eléctricos menos nocivos para el planeta a través de un producto y una marca atractiva y elegante que se convirtieron en parte de la cultura”, escribió Pham. 

“Liquid Death está moviendo a las personas hacia opciones de bebida más saludables y sostenibles, no sermoneándolos, sino entreteniéndolos y haciéndolos parte de algo más grande en la cultura” dijo el analista a CNN.

“La mayoría de los influencers de Twitter han definido esta marca de bebidas no alcohólicas como una de las de más rápido crecimiento y aprecian su estrategia ecológica que puede alterar el mercado de bebidas no alcohólicas”, escribió Smitarani Tripathy, analista de redes sociales de GlobalData en una nota.

Un auténtico fenómeno en las redes que quedará en la historia de las campañas de publicidad.

Ahora la pregunta que se hacen en Nestlé Waters, Coca-Cola, PepsiCo y Danone entre otras grandes compañías de bebidas es hasta donde llegará esta moda o esta agua que más temerle a la desaparición sigue con la idea fija de ver a toda su competencia convertida en zombies mientras pasan los meses que se demorará en saltar a Europa, Asia y el mundo entero luego de convertirse en una compañía de 1.000 millones de dólares.

No es chiste si de Mike Cessario se trata, un genio con todas las luces que e una bebida que parece un chiste ya es todo un récord en la industria.


Compartir

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × uno =